Oración de la humildad de san jose

¿Quién es el santo patrón de la humildad?

Perturbadnos, Señor, cuando Con la abundancia de las cosas que poseemos Hemos perdido la sed De las aguas de la vida; Enamorados de la vida, Hemos dejado de soñar con la eternidad Y en nuestros esfuerzos por construir una tierra nueva, Hemos permitido que se oscurezca nuestra visión Del cielo nuevo.

Señor Jesús, cuando caminabas por la tierra, Tu humildad oscurecía tu Reinado. Tu mansedumbre confundió a los arrogantes, impidiéndoles comprender tu propósito, Tu nobleza atendiendo a los desamparados. Enséñame a imitar tu eminencia, A someter mi naturaleza humana a la humildad. Concédeme una inclinación natural A no verme nunca superior a nadie. Destierra toda chispa de prepotencia que pueda elevarme por encima de ti. Haz que mi corazón imite siempre tu humildad.

Dios, con demasiada frecuencia me dejo influir por lo que los demás piensan de mí. Siempre pretendo ser más rico o más inteligente o más simpático de lo que realmente soy. Por favor, evita que intente llamar la atención. No permitas que me regodee en los elogios por un lado ni que me desanime por las críticas por otro. Tampoco permitas que pierda el tiempo tejiendo situaciones imaginarias en las que el más heroico, encantador e ingenioso de los presentes sea yo mismo. Enséñame a ser humilde de corazón, como tú.

¿Cuál es la oración de San José?

Amén. Oh amadísimo San José, me consagro a tu honor y me entrego a ti, para que seas siempre mi padre, mi protector y mi guía en el camino de la salvación. Obtén para mí una gran pureza de corazón y un ferviente amor a la vida interior.

  Poema para bebes recien nacidos

¿En qué consiste la humildad de San José?

La humildad de San José

Es la virtud que nos permite reconocer nuestra verdadera relación con Dios, en primer lugar, y con las demás personas, y actuar en consecuencia. Según este criterio, San José fue un hombre muy humilde. Reconocía su lugar con respecto a María y a Jesús.

Santos que lucharon contra el orgullo

La lección para nosotros es que la auténtica humildad nos impide pretender ser mejores o más de lo que realmente somos. Al mismo tiempo, tampoco debemos subestimarnos. Una persona humilde no se considera más de lo que es, pero tampoco menos de lo que es.

La humildad es la virtud moral que impide a una persona ir más allá de sí misma. Es la virtud que frena el deseo desordenado de grandeza personal y conduce a las personas a un amor ordenado de sí mismas basado en una verdadera apreciación de su posición con respecto a Dios y al prójimo. La humildad religiosa reconoce la total dependencia de Dios. La humildad moral reconoce la igualdad de la persona con los demás seres humanos. Pero la humildad no sólo se opone al orgullo. También se opone a la auto-abyección inmoderada, que no reconoce los dones de Dios ni los utiliza según la voluntad de Dios. leer más ….sobre la castidad, la obediencia, la prudencia y el amor de San José.

San José

Oh Dios mío, siento de todo corazón haberte ofendido. Detesto todos mis pecados porque temo la pérdida del Cielo y las penas del Infierno, pero sobre todo porque te ofenden a ti, Dios mío, que eres todo bondad y mereces todo mi amor. Resuelvo firmemente, con la ayuda de tu gracia, confesar mis pecados, hacer penitencia y enmendar mi vida. Amén.

  Señor mío jesucristo oración para niños

San José, yo, tu indigno hijo, te saludo. Tú eres el fiel protector e intercesor de todos los que te aman y veneran. Tú sabes que tengo especial confianza en ti y que, después de Jesús y María, pongo en ti toda mi esperanza de salvación, pues eres especialmente poderoso ante Dios y nunca abandonarás a tus fieles servidores.

Por eso te invoco humildemente y me encomiendo, con todos mis seres queridos y todo lo que me pertenece, a tu intercesión. Te ruego, por tu amor a Jesús y a María, que no me abandones en vida y me asistas en la hora de mi muerte. Glorioso San José, esposo de la Virgen Inmaculada, obtén para mí una mente pura, humilde, caritativa y una perfecta resignación a la Voluntad divina. Sé mi guía, mi padre y mi modelo en la vida, para que merezca morir como tú en los brazos de Jesús y de María.

Oración de la humildad de san jose online

La lección para nosotros es que la auténtica humildad nos impide pretender ser mejores o más de lo que realmente somos. Al mismo tiempo, tampoco debemos subestimarnos. Una persona humilde no se considera más de lo que es, pero tampoco menos de lo que es.

La humildad es la virtud moral que impide a una persona ir más allá de sí misma. Es la virtud que frena el deseo desordenado de grandeza personal y conduce a las personas a un amor ordenado de sí mismas basado en una verdadera apreciación de su posición con respecto a Dios y al prójimo. La humildad religiosa reconoce la total dependencia de Dios. La humildad moral reconoce la igualdad de la persona con los demás seres humanos. Pero la humildad no sólo se opone al orgullo. También se opone a la auto-abyección inmoderada, que no reconoce los dones de Dios ni los utiliza según la voluntad de Dios. leer más ….sobre la castidad, la obediencia, la prudencia y el amor de San José.

  Oración de agradecimiento a la sagrada familia