Oración de la mañana al levantarse católica

Rutina católica de oración matutina

Abías entró en batalla con un ejército de guerreros valientes, cuatrocientos mil hombres escogidos; y Jeroboam trazó su línea de batalla contra él con ochocientos mil guerreros escogidos.

‘Y ahora pensáis que podéis resistir al reino del Señor en manos de los hijos de David, porque sois una gran multitud y tenéis con vosotros los becerros de oro que Jeroboam hizo como dioses para vosotros.

¿No habéis expulsado a los sacerdotes del Señor, a los descendientes de Aarón y a los levitas, y os habéis hecho sacerdotes como los pueblos de otras tierras? El que viene a consagrarse con un novillo o siete carneros se convierte en sacerdote de lo que no son dioses.

Ellos ofrecen al Señor todas las mañanas y todas las tardes holocaustos e incienso aromático, colocan las hileras de pan sobre la mesa de oro puro y cuidan el candelabro de oro para que sus lámparas ardan todas las tardes; porque nosotros guardamos el encargo del Señor, nuestro Dios, pero vosotros lo habéis abandonado.

Mirad, Dios está con nosotros a la cabeza, y sus sacerdotes tienen sus trompetas de combate para tocar la llamada a la batalla contra vosotros. Oh israelitas, no luchéis contra el Señor, el Dios de vuestros antepasados, porque no podréis triunfar’.

Oraciones y meditaciones católicas diarias

Oh Rey Celestial, Consolador, Espíritu de Verdad, que estás presente en todas partes y lo llenas todo, Tesoro de bienes y Dador de vida: Ven y habita en nosotros, y límpianos de toda impureza, y salva nuestras almas, Oh Bueno.

  Oraciones cortas para aprender a leer

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén. – Oh Santísima Trinidad, ten piedad de nosotros. Oh Señor, borra nuestros pecados. Oh Maestro, perdona nuestras iniquidades. Oh Santo, visita y cura nuestras enfermedades por amor de tu nombre.

Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores; y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del maligno.

Oh Dios, límpiame, pecador, porque nunca he hecho nada bueno ante tus ojos; mas líbrame del maligno, y hágase en mí tu voluntad, para que pueda abrir mi indigna boca sin condenación, y alabar tu santo nombre: del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.

Oraciones católicas de protección matutina

Bendita sea la santa e indivisa Trinidad, ahora y siempre. ¡Santo, santo, santo, Señor Dios de los ejércitos! La tierra está llena de Tu Gloria. Gloria al Padre; Gloria al Hijo; Gloria al Espíritu Santo.

Oh gran Dios, Soberano Señor del Cielo y de la Tierra, me postro ante Ti. Con todos los ángeles y santos, Te adoro. Te reconozco como mi Creador y Señor Soberano, mi primer principio y mi último fin. Te rindo el homenaje de mi ser y de mi vida. Me someto a Tu santa voluntad y me entrego a Tu divino servicio hoy y siempre. Deseo y me propongo ganar hoy todas las indulgencias que me sea posible ganar.

  Oración a San Miguel Arcángel: Una Poderosa Herramienta para Conservar Tu Trabajo

Oh Señor Jesucristo, mientras estuviste en la tierra alababas al Padre por medio de tu Sacratísimo Corazón. Hoy continúas alabándole en el Sacramento de la Eucaristía en todas partes, hasta el fin del mundo.

En unión con Tu divino ofrecimiento, Te ofrezco durante todo este día todas mis intenciones y pensamientos, todos mis afectos y deseos, todas mis palabras y acciones. Y me comprometo a no retener de Ti, Señor, ni la más mínima parte.

Oración matutina católica 2022

Share176Pin13Tweet189 SharesPablo exhortó a los primeros cristianos a “orar constantemente” (1 Tesalonicenses 5:17). A lo largo de los siglos, la Iglesia desarrolló un modo de rezar a intervalos regulares durante el día. Esta práctica tradicional se conoce como Liturgia de las Horas u Oficio Divino. La Liturgia de las Horas es como una prolongación de la celebración de la Misa en la vida cotidiana, un modo de que los cristianos santifiquen el día.

La oración de la mañana, también llamada Laudes, es una de las principales “horas” de la Liturgia de las Horas. Aunque puede resultar poco práctico rezar formalmente el Oficio completo todos los días, muchas familias “cierran” su jornada con las oraciones de la mañana y de la tarde.

1. Ofrenda matutina. Rece la oración tradicional de la Ofrenda Matutina (véase más abajo). Esta oración fue escrita en 1844 por el P. François-Xavier Gautrelet, S.J., uno de los fundadores del Apostolado de la Oración, como un modo de que los cristianos hicieran una ofrenda diaria de sí mismos al Señor.

  Imagen del arcángel uriel con oración

3. Cántico de Zacarías. El Cántico de Zacarías es una de las oraciones matutinas tradicionales de la Liturgia de las Horas, posiblemente porque el canto de Zacarías (que se encuentra en Lucas 1,68-79) se refiere a Cristo como la aurora. Véase más abajo el texto.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad