Oración de las huellas en la arena

Versículo de la Biblia para rezar

El poema Huellas en la arena es un poema especial que ha tenido un impacto emocional y espiritual en los creyentes a lo largo de los años, ya que habla sobre el camino del cristiano con Dios. Sin embargo, no se trata de un versículo bíblico, sino de un poema escrito por cuatro autores: Burrell Webb, Mary Stevenson, Margaret Fishback Powers y Carolyn Joyce Carty.

El tono de este poema es sombrío y se refiere a cualquier persona con luchas personales que se cuestione la presencia de Dios en su vida. El tono de este poema moderno es empático y tranquilizador, haciéndonos sentir amados y agradecidos al saber que nunca estamos solos, especialmente durante los momentos más difíciles, y que Dios siempre está a nuestro lado, protegiéndonos y amparándonos a lo largo de esta vida.

Tendremos problemas en este mundo – Aunque tengamos fe absoluta en Dios, todos experimentaremos dificultades y tristezas en esta vida. Tendremos nuestros altibajos, y a veces nos deprimiremos, nos sentiremos descontentos y desconectados. Incluso las personas más ricas de la Tierra tienen sus propios problemas, que su riqueza no puede resolver. Todo el mundo pasa por momentos difíciles en su vida.

Texto imprimible del poema Huellas en la arena

“Huellas”, también conocido como “Huellas en la arena”, es un popular poema alegórico religioso. Describe a una persona que ve dos pares de huellas en la arena, una de las cuales pertenecía a Dios y otra a sí misma. En algunos momentos, los dos pares de huellas se reducen a una; se explica que es ahí donde Dios llevó al protagonista.

  Oraciones de la sangre de cristo para expulsar los problemas

Este texto popular se basa en creencias monoteístas y describe una experiencia en la que una persona pasea por una playa con Dios. Dejan dos grupos de huellas en la arena. Las huellas representan etapas de la vida del orador. Las dos huellas se reducen a una, especialmente en los momentos más bajos y desesperanzados de la vida de la persona. Al cuestionar a Dios, creyendo que el Señor debía haber abandonado su amor en esos momentos, Dios da la explicación: “En tus tiempos de prueba y sufrimiento, cuando sólo ves un juego de huellas, fue entonces cuando te llevé”.

La autoría del poema es discutida, y varias personas afirman haberlo escrito. En 2008, Rachel Aviv, en un artículo de la Poetry Foundation[1], analiza las reivindicaciones de Burrell Webb, Mary Stevenson, Margaret Fishback Powers y Carolyn Joyce Carty. Ese mismo año, The Washington Post, en relación con un litigio entre las reivindicaciones de Stevenson, Powers y Carty, afirmó que “al menos una docena de personas” se habían atribuido el poema[2].

Quién escribió huellas en la arena

Una noche tuve un sueño. Caminaba por la playa con mi Señor. Por el cielo oscuro pasaban escenas de mi vida. En cada escena, notaba dos juegos de huellas en la arena, una mía y otra de mi Señor.

Cuando la última escena de mi vida pasó ante mí, volví a mirar las huellas en la arena. Sólo había un juego de huellas. Me di cuenta de que esto ocurría en los momentos más bajos y tristes de mi vida. Esto siempre me molestó y le pregunté al Señor sobre mi dilema.

  Oraciones de santa brígida para las almas del purgatorio

“Señor, me dijiste que cuando decidiera seguirte, caminarías y hablarías conmigo todo el camino. Pero soy consciente de que en los momentos más problemáticos de mi vida sólo hay un juego de huellas. No entiendo por qué, cuando más te necesito, me abandonas”.

La oración Huellas en la arena es especial para muchos cristianos porque habla directamente de nuestra relación única con Dios. Nuestra fe en Dios no nos excusa de experimentar dificultades y tristeza.

Cuando los tiempos son buenos, nos apresuramos a dar gracias a Dios por su bondad. Por ejemplo, cuando encontramos a nuestra alma gemela, sentimos como si Dios hubiera puesto a dos personas en el mismo lugar con un propósito muy especial, como si tuviera que ser así.

Huellas oración pdf

Huellas en la arena es en realidad un poema y no un versículo bíblico. Aunque hay muchos versículos bíblicos que podrían haber inspirado al autor a escribir este poema, no hay un solo versículo que se relacione con este poema… ¡hay muchos!

Saber que pase lo que pase, no importa dónde ni cuándo, Jesús nunca nos dejará ni nos abandonará (Hebreos 13:5). En los buenos momentos camina a nuestro lado y en los malos nos lleva. Nunca estamos solos en este mundo. Puede que estemos en él, pero no somos de él. (Juan 15:19)

Cuando atravesamos algunos de nuestros momentos más difíciles, cuando estamos cansados y sentimos que queremos rendirnos, nuestro Padre nos da descanso. En este descanso podemos rejuvenecer nuestras fuerzas con sus palabras y levantarnos renovados y listos para luchar de nuevo.

  Oración a la virgen de loreto en casos difíciles

Me imagino a los millones de israelitas en el desierto, caminando horas y horas con sus pequeños y cansándose. Como madre he tenido a mis hijos cansados de caminar y los he recogido en mis brazos donde recostaron su cabeza en mi hombro y se fueron a dormir. ¿Alguno de ustedes mamás y papás que están leyendo esto en este momento se identifican? Esto es lo que el padre hace por nosotros cuando estamos cansados. Todo lo que tenemos que hacer es subirnos a su regazo y recostar nuestra cabeza en su pecho. El descanso llegará.