Oración de limpieza con tabaco

Por qué se utiliza el tabaco como ofrenda

La limpieza es una parte muy importante de la cultura nativa, y la forma más tradicional de hacerlo es mediante una ofrenda. Al igual que el baño, que limpia el cuerpo físico, y el ayuno, que ayuda a limpiar el sistema interno, el sahumerio limpia el espíritu. Hay muchas enseñanzas antiguas sobre el significado de la ceremonia del sahumerio, por qué es importante hacerlo y cuándo se debe realizar este acto sagrado de limpieza de la mente, el cuerpo y el espíritu.

La Madre Tierra nos ha proporcionado medicinas sagradas como el tabaco, el cedro, la salvia y la hierba dulce. El tabaco sagrado es utilizado a menudo por los nativos americanos como ofrenda en la oración, mientras que el cedro, la salvia y la hierba dulce se utilizan habitualmente para hacer un frotis y purificarse. Sin embargo, personas de muchas etnias han adoptado el sahumerio en sus propias vidas. El ritual de limpieza conocido como “smudging” consiste en que el humo se eleva y transporta las plegarias al Creador y aleja las energías y emociones negativas. El humo que se crea al quemar las plantas sagradas suele utilizarse para purificar zonas, personas que necesitan curación, curanderos y objetos utilizados en ceremonias. Se cree que el sahumerio de hierbas tradicionales equilibra las energías y cura la mente, el cuerpo y el espíritu.

¿Cómo se reza con tabaco?

El tabaco suele sostenerse en la mano izquierda mientras se reza y luego se ofrece al Creador, a los espíritus, a la tierra o a otros colocándolo cerca de un árbol, echándolo al agua o al fuego.

¿Qué es el uso ritual del tabaco?

El tabaco ceremonial también se utiliza para el sahumerio, en el que se queman las hojas de tabaco secas (a menudo en combinación con las otras tres plantas) y se dice que el humo abre el alma para permitir que los espíritus traigan sus poderes curativos y eliminen la energía negativa. Se puede hacer solo o en grupo.

  Oración para dar gracias a dios al final del día

¿Qué espíritus se asocian al tabaco?

Se dice que a los manidog (espíritus) les gustaba mucho el tabaco y que la única forma que tenían de conseguirlo era a través de los indios, bien mediante el humo de una pipa o mediante ofrendas de tabaco seco.

Ofrenda de tabaco a los espíritus

El tabaco tradicional ha sido utilizado por las naciones indias americanas durante siglos como una medicina con importancia cultural y espiritual. Muchas Tribus mantienen enseñanzas e historias sobre el origen del tabaco.1 Estas enseñanzas se refieren al tabaco en su forma más pura, hoy conocida como la planta del tabaco Nicotiana rustica, y pueden incluir mezclas de otras plantas autóctonas.2

La preparación y el uso tradicional del tabaco varía entre Tribus y regiones, y los nativos de Alaska no suelen utilizar tabaco tradicional. Estas variaciones se deben a las muchas enseñanzas diferentes entre las Tribus de Norteamérica. En algunas culturas, las funciones de cultivar, cosechar y preparar el tabaco tradicional están en manos de grupos específicos de personas que utilizan formas tradicionales de preparar el tabaco para un uso específico. Una enseñanza común implica la importancia de tener buenas actitudes y pensamientos mientras se trabaja con el tabaco tradicional.

El tabaco tradicional es una medicina, que puede utilizarse de forma prescrita para promover el bienestar físico, espiritual, emocional y comunitario. Puede utilizarse como ofrenda al Creador o a otra persona, lugar o ser. Un regalo de tabaco tradicional es un signo de respeto y puede ofrecerse cuando se pide ayuda, guía o protección. El tabaco tradicional se utiliza a veces directamente para la curación en la medicina tradicional. Puede quemarse en el fuego o fumarse en pipa, aunque el humo no suele inhalarse.

Usos mágicos del tabaco

Se dice que a los manidog (espíritus) les gustaba mucho el tabaco y que la única forma que tenían de conseguirlo era a través de los indios, bien mediante el humo de una pipa o mediante ofrendas de tabaco seco. Según la tradición, los indios recibieron el tabaco como regalo de Wenebojo, que se lo había arrebatado a un gigante de las montañas y luego había dado la semilla a sus hermanos.

  Oración oculta de la biblia que hace milagros

En casi todas las facetas de su vida, los nativos de los Grandes Lagos tenían motivos para solicitar a los espíritus actos de bondad o dar las gracias por favores pasados. Se colocaba tabaco seco en la base de un árbol o arbusto del que se recogían medicinas y se arrojaba una pizca al agua antes de cada jornada de recolección de arroz silvestre para asegurar un tiempo tranquilo y una cosecha abundante. Antes de partir en canoa, se aseguraba el regreso ofreciendo tabaco en el agua. Durante los viajes o las cacerías, los indios hacían una pausa para fumar y dejaban una pizca de tabaco como ofrenda cuando se encontraban con determinadas características del paisaje, como cascadas, árboles deformes, rocas de formas extrañas y lagos o islas que se decía que albergaban espíritus. Cuando se acercaban las tormentas, las familias se protegían colocando una pequeña cantidad de tabaco en una roca o tocón cercano. El tabaco se colocaba en las tumbas como ofrenda al espíritu difunto. Las peticiones a los ancianos para que relataran tradiciones orales u otros conocimientos especiales iban acompañadas de un regalo de tabaco.

Ritual del tabaco de los nativos americanos

Se dice que a los manidog (espíritus) les gustaba mucho el tabaco y que la única forma que tenían de conseguirlo era a través de los indios, ya fuera con el humo de una pipa o con ofrendas de tabaco seco. Según la tradición, los indios recibieron el tabaco como regalo de Wenebojo, que se lo había arrebatado a un gigante de las montañas y luego había dado la semilla a sus hermanos.

En casi todas las facetas de su vida, los nativos de los Grandes Lagos tenían motivos para solicitar a los espíritus actos de bondad o dar las gracias por favores pasados. Se colocaba tabaco seco en la base de un árbol o arbusto del que se recogían medicinas y se arrojaba una pizca al agua antes de cada jornada de recolección de arroz silvestre para asegurar un tiempo tranquilo y una cosecha abundante. Antes de partir en canoa, se aseguraba el regreso ofreciendo tabaco en el agua. Durante los viajes o las cacerías, los indios hacían una pausa para fumar y dejaban una pizca de tabaco como ofrenda cuando se encontraban con determinadas características del paisaje, como cascadas, árboles deformes, rocas de formas extrañas y lagos o islas que se decía que albergaban espíritus. Cuando se acercaban las tormentas, las familias se protegían colocando una pequeña cantidad de tabaco en una roca o tocón cercano. El tabaco se colocaba en las tumbas como ofrenda al espíritu difunto. Las peticiones a los ancianos para que relataran tradiciones orales u otros conocimientos especiales iban acompañadas de un regalo de tabaco.

  Oración de la virgen de knock de irlanda