Oración de los 15 minutos completa

15 minutos con jesús oración

Hace seis años, cuando nació nuestra quinta bendición, me costaba encontrar ALGO de tiempo para mí. El tiempo que pasaba en oración era corto. Generalmente era mientras hacía algo o las oraciones espontáneas de “Dios, por favor ayúdame”. Sabía que esto era sólo por una temporada. Pero aún así busqué y busqué una manera poderosa de orar con mis limitadas primicias de la mañana. Encontré una Biblia maravillosa llamada “The One Year Bible New Testament for Busy Moms” que divide el Nuevo Testamento en lecturas de 5 minutos para que puedas leer el Nuevo Testamento en un año. Combínala con mi “Ponche de Oración de 15 minutos” y ¡haz de las primicias de tu día una experiencia PODEROSA con nuestro Salvador!

1 minuto: Silencio y sumisión. Apacigua tu corazón y tu mente mientras te preparas para entrar en la presencia de Dios. “Someteos, pues, a Dios. Resistid al diablo y huirá de vosotros. Acercaos a Dios y Él se acercará a vosotros. (Santiago 4:7-8). Señor, me someto ante Ti. Te reconozco como mi Rey y autoridad sobre mi vida. Me entrego a mí mismo y a mi día a Ti. Por favor, acércate a mí”.

Oración de la mañana

La Universidad John Hopkins cree que el desayuno es la comida más importante del día. La rutina de tomar una comida nutritiva a primera hora te dará la energía que necesitas para afrontar el día. Establecer otras rutinas por la mañana antes de que los niños se levanten y yo me vaya al colegio es igual de importante. Llevo un año siguiendo estas tres rutinas. Mi cambio de mentalidad, energía y perspectiva para todo el día ha cambiado significativamente. Lo mejor es que sólo me lleva 15 minutos.

  Oración poderosa para alejar el mal de tu casa: protege tu hogar con estos versos sagrados

Conocí esta rutina matutina de 15 minutos en una entrevista con el Dr. Josh Axe, autor de numerosos libros sobre salud y bienestar. El Dr. Axe comparó esta rutina con un triatlón. En un triatlón, hay que prepararse para nadar, montar en bicicleta y correr lo más rápido posible hasta la línea de meta. Cada una de estas pruebas requiere entrenamiento y el uso de diferentes grupos musculares. Para ser bueno en un triatlón (o incluso terminarlo, en mi caso), hay que entrenar de forma constante y ser disciplinado en las tres áreas, o una de ellas se resentirá.

15 minutos de oración católica

En el Nuevo Testamento, los capítulos 14-17 del Evangelio de Juan se conocen como el Discurso de despedida de Jesús a once de sus discípulos inmediatamente después de la Última Cena en Jerusalén, la noche antes de su crucifixión[1].

En primer lugar, Jesús comunica a los discípulos que se va al Padre y que enviará al Espíritu Santo para guiarlos[2]. Jesús concede la paz a los discípulos y les ordena que se amen los unos a los otros. La expresión de la unidad de amor entre Jesús y su Padre, en el Espíritu, tal como se aplica a sus discípulos en el amor de Cristo, es un tema clave del discurso, manifestado por varias reiteraciones del Mandamiento Nuevo: “amaos los unos a los otros como yo os he amado”[3].

  Oración a san rafael arcángel en casos dificiles

La siguiente parte del discurso contiene la alegoría de la Vid Verdadera, que sitúa a Jesús como la vid (la fuente de vida para el mundo) y a los discípulos como los sarmientos, basándose en el modelo de discipulado de los Evangelios[4][5] La Vid vuelve a subrayar el amor entre los discípulos, pero Jesús advierte a los discípulos de las persecuciones que se avecinan: “Si el mundo os odia, acordaos de que a mí me odiaron antes que a vosotros”[1]. “Os he dicho estas cosas para que en mí tengáis paz. En este mundo tendréis problemas. Pero ¡ánimo! Yo he vencido al mundo”. Juan 16:33

Oración de los 15 minutos completa 2021

A menudo puede resultar difícil encontrar tiempo para rezar cada día. El trabajo, la familia y otras obligaciones ocupan la mayor parte de nuestra atención y, cuando acaba el día, descubrimos que nos hemos olvidado de rezar. Una solución es no intentar primero planes grandiosos para rezar, sino ser constante con un breve horario de oración cada día.

“¿Sabías que hay 1.440 minutos en un día? Es verdad. Hice la cuenta. ¿Sabías también que el uno por ciento de todo ese tiempo son catorce minutos y veinticuatro segundos? ¿Qué pasaría si tomaras la decisión consciente, cada día, de ejercitar tu alma entregándole aproximadamente quince minutos de tu tiempo a Dios? Sólo un pequeño porcentaje de tu vida. ¿Cambiaría tu vida? La mía sí”.

  Oración para curar el empacho de palabra

Algunos de nosotros podemos sentirnos intimidados ante la tarea de rezar cada día, pero en realidad no debería ser un problema. No tenemos que empezar dedicándonos a una hora entera de oración. En lugar de eso, podemos empezar dedicándole a Dios el uno por ciento de nuestro día.

La clave es reservar tiempo cada día. Como dice el refrán, “despacio y con constancia se gana la carrera”. La oración constante y consistente tiene un efecto mucho mayor en nuestra vida de oración que las ráfagas intensas que se esfuman con el tiempo.