Oración de ofrecimiento al señor

Versículo de la Biblia sobre la oración de ofrenda

Cuando pensamos en “adoración”, a menudo nos viene a la mente la música y las canciones que cantamos juntos los domingos por la mañana. Sin embargo, la adoración es mucho más que música: dos de los elementos más importantes de la adoración son nuestras oraciones y nuestras ofrendas.

Cuando damos a Dios, expresamos nuestra confianza en Él y en su provisión. Cuando oramos sobre nuestras ofrendas a Dios, le estamos pidiendo que bendiga lo que damos y lo utilice para sus propósitos. ¿Cómo debemos orar por nuestros diezmos y ofrendas? He aquí un ejemplo.

Tú eres el dador de todo bien, y tu Palabra deja claro que todo don bueno y perfecto procede de ti. Te pedimos que aceptes estos dones y los utilices para tu gloria. Que estos dones den cobijo a los sin techo, consuelo a los enfermos, descanso a los cansados y esperanza a los desesperados. De la misma manera que multiplicaste la ofrenda de los peces y los panes que se dieron gratuitamente para los demás, te pedimos que multipliques estas ofrendas nuestras y consigas con ellas más de lo que podemos pedir o imaginar.

Breve oración de ofrenda

En el Antiguo Testamento en particular, una variedad de ofrendas sacrificiales y ofrendas de incienso se entendían como oración (y/o el acompañamiento adecuado de la oración) – oraciones de arrepentimiento/confesión, oraciones de perdón/limpieza y oraciones de acción de gracias. Este concepto de sacrificio y ofrenda como forma de oración, y/o como acompañamiento necesario de la oración, está directamente relacionado con el reconocimiento de nuestra total dependencia de la misericordia y la bondad de Dios. Al leer la Escritura encontramos:

  Oraciones para poner en lapidas

El pueblo lloraba mientras ofrecía sacrificios al Señor (Jueces 2:4-5). Se sentaron llorando ante el Señor, ayunaron, presentaron holocaustos y ofrendas de comunión, y consultaron al Señor (Jueces 20:26-28).

David sacrificó holocaustos y ofrendas de comunión. Entonces el Señor respondió a la oración (2 Samuel 24:24,25). David sacrificó holocaustos y ofrendas de comunión. Invocó al Señor y el Señor le respondió (1Crónicas 21:16ss).

Dios le dijo a Jeremías No reces por el bienestar de este pueblo. Aunque ayunen, no escucharé su clamor; aunque ofrezcan holocaustos y ofrendas de grano, no los aceptaré… (Jeremías 14:11ss).

Oración a Dios

Malaquías 3:8-12 dice 8 ¿Robará a Dios un simple mortal? y sin embargo vosotros me robáis a mí. Pero vosotros preguntáis, ¿cómo os robamos, en diezmos y ofrendas, 9 Estáis bajo maldición toda vuestra nación, porque me estáis robando. 10. Traed todo el diezmo al alfolí, para que haya alimento en mi casa. Pruébame en esto, dice el Señor Todopoderoso, y verás si no abro de par en par las compuertas del cielo y derramo tanta bendición que no habrá espacio suficiente para almacenarla.11 Evitaré que las plagas devoren tus cosechas, y las vides de tus campos no dejarán caer su fruto antes de que esté maduro, dice el Señor Todopoderoso. 12 Entonces todas las naciones te llamarán bienaventurada, porque tu tierra será deliciosa, dice el Señor Todopoderoso.

Las escrituras anteriores validan nuestro tópico para hoy declaración oraciones antes de pagar diezmos y ofrendas. Pero antes de entrar en el tipo de oraciones que se supone que usted debe orar antes de pagar su diezmo y ofrenda vamos a llegar a entender lo que significa, el diezmo y la ofrenda es una forma de dar voluntariamente a Dios de las bendiciones de Dios en nuestra vida. El conocimiento del diezmo y la ofrenda como cristiano y saber porque debes pagarlos es lo que garantiza tu acceso a la provisión que el pago del diezmo y la ofrenda conlleva. También hay que entender que el hecho de dar a Dios no significa que Dios este necesitado y de hecho Dios nunca puede estar necesitado, porque es de la bendición que El nos dio que le estamos dando una porción a El Salmos 50: 9-12

  Oración para vender mucho y atraer clientes

Ejemplo de oración de ofrenda

Más información Nos acercamos al sufrimiento del mundo cuando nos unimos a Jesús. Una parte central de cómo logramos esto en la Red Mundial de Oración del Papa es a través de una oración diaria de auto-ofrenda, llamada Ofrenda Matutina u Ofrenda Diaria. A través de esta oración pedimos al Padre que nos haga disponibles para la misión de su Hijo, ofreciéndole lo que somos y poseemos.

Esta ofrenda puede hacerse con nuestras propias palabras o siguiendo una oración escrita. Pedimos al Espíritu Santo que abra nuestros corazones a las necesidades y desafíos que afrontan la humanidad y la misión de la Iglesia, y rezamos por ellos siguiendo las intenciones del Papa para el mes.

Padre, aquí estoy. Sé que siempre estás conmigo. Pongo mi corazón en el Corazón de tu Hijo Jesús, que se nos entrega cada día en la Eucaristía. Que tu Espíritu Santo me fortalezca para vivir el Evangelio en todo lo que hago y digo. Por mi parte, te entrego hoy -todas mis oraciones, obras, alegrías y sufrimientos- todo lo que soy y poseo. Con María, madre de la Iglesia, te pido por la misión de la Iglesia, por todos los Apóstoles de la oración y por las intenciones del Papa en este mes. Amén

  Oraciones para dar gracias a Dios: Agradece los favores recibidos con estas poderosas plegarias