Oración de resurrección corta

Oración de resurrección católica

Que la gloria y la promesa de este tiempo jubiloso del año traigan paz y felicidad a ti y a los que más quieres. Y que Cristo, nuestro Salvador resucitado, esté siempre a tu lado para bendecirte abundantemente y ser tu guía amoroso.

Dios creador y Señor de la vida, que sacas de las tinieblas de la muerte a todos los que te aman, nos alegramos, en este Domingo de Pascua, de la resurrección de entre los muertos de nuestro Señor Jesucristo. Visita nuestro hogar y esta mesa con tu luminosa bendición de paz y vida. Nos detenemos en medio de esta oración para recordar a todos los santos difuntos de nuestra familia que viven ahora en Ti y que esperan la resurrección final y gloriosa de los muertos.

Que ellos y nosotros, por nuestra fe en Ti, Dios nuestro, saboreemos la victoria de la vida sobre la muerte. Que Cristo resucitado, nuestro Señor y Salvador, sea nuestro huésped al celebrar su resurrección con esta cena del Domingo de Resurrección. Bendice a aquellos cuyo trabajo para preparar esta cena ha sido verdaderamente un trabajo de oración, y bendícenos a todos los que la compartiremos con amor y alegría pascuales.

Puntos de oración de Pascua con las Escrituras

Las oraciones no tienen por qué ser largas o elocuentes. Pueden ser tan sencillas como “¡Ayúdame Dios!”. Una oración rápida de diez segundos a Dios es valiosa y atesorada por Él. Hoy, cuando estés preocupado por alguien o ansioso por algo, ¿por qué no sustituyes estos pensamientos por una sencilla oración? Esta página contiene una serie de oraciones breves en inglés básico. Hay una sencilla oración de agradecimiento, una oración para rezar antes de comer, una breve oración para una reunión y una sencilla oración para que la recen los niños. Cuando procede, las oraciones van seguidas de enlaces a otras oraciones y recursos relacionados en este sitio.

  La oración es un arma poderosa versículo

Oraciones de resurrección

Se llama “Semana Santa” porque, para los cristianos, el recorrido desde el Domingo de Ramos hasta la Pascua conmemora los acontecimientos que cambiaron el mundo y que también cambiaron la vida de todo aquel que se identifica con Jesucristo en su sufrimiento sacrificial, muerte, sepultura y resurrección. Para muchos, la semana se caracteriza por mucha reflexión, adoración y oración. Por eso, he aquí ocho oraciones que pueden rezarse en cualquier momento, pero que pueden ser útiles para llevar a tu corazón el profundo significado y la bendición de este próximo fin de semana:

1) Señor Jesús, así como tú fuiste crucificado entre dos ladrones, uno que se burlaba y otro que se arrepentía, que cualquier sacrificio y sufrimiento que yo pueda ofrecer sea un testimonio tanto para los escépticos como para los buscadores (ver Lucas 23:33).

2) Puesto que mi viejo yo fue crucificado con Jesús, para que el cuerpo dominado por el pecado fuera eliminado, concédeme que ya no sea esclavo del pecado, porque todo el que ha muerto ha sido liberado del pecado (Romanos 6:6-7, NVI).

1) Señor Dios, gracias por haberme sepultado con Jesús en la muerte por el bautismo, para que, como Él resucitó de entre los muertos por la gloria del Padre, también yo viva una vida nueva. Porque si he estado unido a Él en una muerte semejante a la suya, ciertamente también estaré unido a Él en una resurrección semejante a la suya (Romanos 6: 4-5).

  Descubre la oración poderosa para pedir una casa y atraer la abundancia a tu vida

Funeral de oración de resurrección

Haciendo referencia a la primera carta de Pablo a los Corintios, el Catecismo de la Iglesia Católica enseña que “‘Si Cristo no ha resucitado, vana es nuestra predicación y vana es vuestra fe’. La Resurrección constituye ante todo la confirmación de todas las obras y enseñanzas de Cristo”.

Tanto si planea una gran cena de Pascua, como si prepara un brunch de Pascua o disfruta de una comida sencilla en la paz de un hogar tranquilo, la hora de la comida es una forma estupenda de permanecer en oración en este día tan sagrado.

Puedes celebrar la Pascua con cestas de golosinas y corazones llenos de amor a Dios. Y no requiere oraciones elaboradas. Reza una de estas sencillas oraciones con tus hijos para mantener a Jesús en el centro del día:

Es justo, con todas las fuerzas de nuestro corazón y de nuestra mente, alabarte Padre y a Tu Hijo Unigénito, Nuestro Señor Jesucristo. Querido Padre, por Tu maravillosa condescendencia de Amor-Bondad hacia nosotros, Tus siervos, entregaste a Tu Hijo. Querido Jesús, Tú pagaste la deuda de Adán por nosotros al Padre Eterno con Tu Sangre derramada en Amorosa Bondad. Tú limpiaste la oscuridad del pecado por Tu magnífica y radiante Resurrección. Rompiste los lazos de la muerte y resucitaste de la tumba como Conquistador. Reconciliaste el cielo y la tierra. Nuestra vida no tenía esperanza de Felicidad Eterna antes de que Tú nos redimieras. Tu Resurrección ha lavado nuestros pecados, ha restaurado nuestra inocencia y nos ha traído la alegría. Cuán inestimable es la ternura de Tu Amor! Oración pascual de San Gregorio

  Oración para quitar el herpes