Oración del ángel solo para desesperar

Salmos para invocar a los ángeles

Sólo tenemos que acercarnos a él con calma, paciencia y mucho respeto. Si nuestra petición es buena y si es por el bien de la persona en cuestión, él simplemente te escuchará y cumplirá tu petición.

Yo (di tu nombre) apelo a los poderes del Ángel de la Guarda de mi amor/mi esposo/amigo llamado (di el nombre de la persona) para que escuche esta petición mía.Ante todo, quiero ofrecer la luz de esta vela a este Angelito, para que todos sus caminos sean iluminados por las buenas gracias de Dios.

También puedes rezar en otros momentos, como justo después de despertarte o antes de irte a dormir. Lo importante es que la oración se haga con mucha fe en tu corazón y creyendo siempre que obtendrás toda la ayuda que necesitas.

Si quieres, puedes rezar junto con la persona en cuestión, pero debe hacerlo libremente y sin ser forzado. Además, queremos terminar diciendo que puedes rezar tantas veces como quieras.

En algunos testimonios que tenemos hay personas que reciben la gracia inmediatamente, pero no podemos garantizar eso. Sólo podemos garantizarte que obtendrás todos los resultados que necesitas, pero sólo si rezas con fe.

Oraciones de los ángeles para pedir milagros

La adicción de nuestro hijo estaba convirtiendo rápidamente en una no-opción nuestra tan común negación paterna. Nuestro corazón se afligía al ver cómo nuestro hijo, sensible, con talento y buen humor, se volvía distante, esquivo y peculiar. Ya no conocíamos a ese niño que se quedaba dormido en nuestra mesa.

Nos sentíamos impotentes y paralizados como si viéramos a nuestro hijo ahogarse en arenas movedizas. Éramos como otros padres en esta situación que no pueden soportar ver a sus hijos sufrir. La negación se transforma en habilitación cuando nos desesperamos por curarlos. Permitimos el mismo comportamiento con el que intentamos acabar e impedimos que aprendan de las consecuencias. Adictos a arreglarlos, pronto dejamos de conocernos a nosotros mismos.

  Atrae la buena fortuna laboral con poderosas oraciones a San Pancracio

Un día, mientras peinaba su habitación en busca de alguna pista sobre lo que consumía, descubrí un agujero en la pared del armario. Introduje la mano para ver qué podía haber dentro y me corté el dedo con una cuchilla de afeitar. Mi dedo sangrante no era rival para mi corazón sangrante.

La desesperación aumentó una noche con una llamada del departamento del sheriff. Le habían seguido a él y a un conocido traficante de drogas que había utilizado a mi hijo para que le llevara a recoger droga a otra ciudad (en mi coche). Les tendieron una emboscada al salir de la autopista. Sacudidos y destrozados, pagamos su fianza. Pero eso, junto con dejarle usar el coche en primer lugar, no fue más que más permisividad.

Oración para pedir la protección de los ángeles

Oh Santo Ángel, que estás junto a mi alma miserable y mi vida apasionada: no me abandones, pecador, ni te alejes de mí por mi falta de dominio propio. No permitas que el demonio maligno se apodere de mí con la violencia de este cuerpo mortal. Fortalece mi débil y endeble mano, e instrúyeme en el camino de la salvación. Oh santo Ángel de Dios, guardián y protector de mi desdichada alma y cuerpo: perdona todas las penas que te he causado, cada día de mi vida. Si he pecado en esta noche pasada, protégeme durante este día. Guárdame de toda tentación adversa, para que no enoje a Dios con ningún pecado. Ruega al Señor por mí, para que me establezca en su temor y me haga a mí, su siervo, digno de su bondad. Amén.

  Oración para obtener un trabajo

Hace poco, mi mujer me preguntó: “¿Conoces la oración al Ángel de la Guarda?”. Admití que conocía la oración, pero ella me dijo: “No. Quiero decir si ya te la has aprendido”. Admití que no lo había hecho (ella memoriza las cosas con mucha más facilidad que yo, esa es mi primera excusa). Pero volvió mi atención a esta sencilla oración, y al recuerdo de mi ángel de la guarda. En la Ortodoxia, mediante la oración, se asigna específicamente un ángel a tu vida como parte del rito del Bautismo. Siempre me ha gustado este hecho, y saber que mi ángel vela por mí.

Cómo ordenar a los ángeles que trabajen para ti

1. Al final de esta celebración eucarística, os invito a rezar conmigo el Ángelus. Esta oración toma su nombre del mensaje del Ángel a María: “Alégrate… el Señor está contigo”. Pronto, en la liturgia de Navidad, escucharéis aquellas otras palabras de alegría que anunciaban el nacimiento de Jesús: “Escuchad, os anuncio una gran alegría, una alegría compartida por todo el pueblo”.

Ya lo he dicho en otra ocasión “En un sentido verdadero, la alegría es la nota clave del mensaje cristiano”. Como dije entonces, mi deseo es que el mensaje cristiano traiga alegría a todos los que abren su corazón a él: “alegría a los niños, alegría a los padres, alegría a las familias y a los amigos, alegría a los trabajadores y a los estudiosos, alegría a los enfermos y a los ancianos, alegría a toda la humanidad”. Ahora añado: “alegría – alegría profunda y duradera – al pueblo de Australia”.

2. Creemos en un Dios que nos creó para que pudiéramos disfrutar de la felicidad humana, en cierta medida en la tierra y en su plenitud en el cielo. Se supone que debemos tener nuestras alegrías humanas: la alegría de vivir, la alegría del amor y la amistad, la alegría del trabajo bien hecho. Los cristianos tenemos un motivo más de alegría: como Jesús, nos sabemos amados por Dios, nuestro Padre. Este amor transforma nuestra vida y nos llena de alegría. Nos hace ver que Jesús no vino a imponernos cargas. Vino a enseñarnos lo que significa ser plenamente feliz y plenamente humano. Por eso, descubrimos la alegría cuando descubrimos la verdad: la verdad sobre Dios nuestro Padre, la verdad sobre Jesús nuestro Salvador, la verdad sobre el Espíritu Santo que vive en nuestros corazones.

  Oraciones para rezar en la noche: Encuentra la paz y la serenidad antes de dormir