Oración del bálsamo tranquilo

Oración de orientación

Linda Johnson vino a la oración mensual de Taizé en la Casa Madre de las Hermanas de la Misericordia, en Erie, Pensilvania, para cantar en el coro, o schola, a petición de la Hermana Rita Panciera, coordinadora de Taizé. Pero, con el tiempo, arraigó algo más profundo.

“Para mí se trataba de la música, que es mi forma favorita de rezar. Pero más tarde, empecé a esperar el silencio profundo, al final de la semana de trabajo. Taizé se convirtió en un bálsamo para mi alma cansada”, dice Johnson, enfermera asociada de la Misericordia.

Desde 1997, la oración de Taizé -una experiencia ecuménica y contemplativa que combina música, silencio y Escritura entre velas encendidas e incienso- ha sido ese bálsamo para muchos de los que se han reunido en la capilla de Nuestra Señora de la Merced los terceros viernes de cada mes, de septiembre a abril.

Rita mejoró su experiencia de Taizé en el año 2000, el fin de semana después de hacer un retiro de un mes en el Mercy Center de Burlingame. Durante ese fin de semana, un monje de la Comunidad de Taizé habló y dirigió la oración.

Una vez en Erie, la respuesta a la Oración de Taizé creció. Las Hermanas de la Misericordia acompañaron los cantos de Taizé con el órgano y cantaron en la schola. Los laicos se unieron y, a veces, participaban unas 30 personas.

Oraciones

El lenguaje, especialmente el de las canciones, es portador de memoria, emoción y visión. La canción no sólo expresa pensamientos, sino que nos implica a “nosotros”, a todos nosotros, y no sólo a nuestra alma. Y, por supuesto, no se trata sólo de cantar o hablar, ni siquiera de mirar. También se trata de escuchar, de una manera hermosa y extraña, ya que al escuchar nos vemos inmersos en la canción. Podemos encontrarnos llenos de alegría y paz, o podemos experimentar nuestro dolor y anhelo, nuestro pesar y esperanza de formas que nunca podríamos expresar por nosotros mismos.

  Atrapa el éxito con nuestra poderosa oración para atraer clientes rápido

En la canción, también podemos encontrar a toda una comunidad, su historia, su sabiduría, su fe. En la liturgia de la Iglesia, no sólo nos encontramos en oración, sino que nos vemos envueltos en toda la comunidad de fe que viene a nosotros a través de todos los siglos, que viene a descansar con nosotros en el presente, invitándonos a retomar el gran canto y llevarlo hacia el futuro.

En el tiempo de Cuaresma, con palabras y cantos, con gestos y oraciones, la comunidad de fe nos envuelve, no sólo en el grito de misericordia y perdón, sino también en la oración de esperanza: esperanza de que podemos cambiar, esperanza de que, de alguna manera, podemos tender la mano unos a otros y a Dios más allá de nuestras fronteras y limitaciones.

Oración por la fuerza

Durante las dos últimas semanas, cada vez que me sentaba a escribir me encontraba con una invitación al silencio. A dejar los pensamientos ocupados, el motor de mamá, la lista interminable en mi cabeza. A dejarlo todo por un tiempo de silencio en la presencia del Señor.

  Oración de san judas tadeo para los casos difíciles

Normalmente parece que el silencio es el enemigo. Un enemigo vacío, sin rostro, que amenaza con engullirnos en nuestras propias vulnerabilidades que yacen justo debajo de la superficie. Es tan fácil mantener el silencio a raya con nuestros muchos dispositivos que tienen un suministro interminable de música, noticias, medios de comunicación social, y similares. Somos capaces de pasar años en una corriente interminable de ruido visual y auditivo, dejando toda nuestra vulnerabilidad sin examinar y escondida como correo no deseado.

El silencio no es vacío cuando está en presencia de Jesús, ni amenazador. El silencio puede ser incómodo, pero el borde amenazador es suavizado por Su gracia. La presencia de Jesús llena el silencio que le permitimos como llena la sala del trono del cielo. Nuestro campo de visión se amplía hasta que podemos verle en cada parte de nuestras vidas, en cada recuerdo y en cada sueño.

Cómo rezar por alguien

Paul Miller dice: “La oración es el motor nuclear de la iglesia, el detonante central del poder continuo del Espíritu Santo, la línea de combustible, el corazón de la iglesia. La oración es la forma en que avanza y se sostiene todo el ministerio evangélico que prevalece. Cuando bajamos el ritmo para asegurarnos de que nos apoyamos en Jesús y confiamos en él, Dios hace más. La oración tiene que seguir comiéndose nuestro tiempo”. BALM incorpora la oración semanal en nuestra cultura misionera. El personal se reúne varias veces a la semana para orar, y también oramos por nuestros donantes semanalmente. Háganos saber si tiene peticiones específicas. ¡Nuestro Padre nos escucha! BALM organizó una hora de oración por nuestra nación el miércoles 13 de enero. Para descargar la guía de oración de versículos de las escrituras, haga clic aquí. Que sigamos dándonos cuenta de la importancia de la oración y hagamos de ella un elemento clave de nuestras vidas.

  Oración para activar la cruz de caravaca
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad