Oración del justo juez si tiene ojos no me vean

La oración de un pecador es abominación a dios kjv

Trataré hoy de vivir una vida sencilla, sincera y serena, repeliendo con prontitud todo pensamiento de descontento, ansiedad, desaliento, impureza y egoísmo; cultivando la alegría, la magnanimidad, la caridad y el hábito del santo silencio; ejercitando la economía en el gasto, la generosidad en el dar, el cuidado en la conversación, la diligencia en el servicio señalado, la fidelidad a toda confianza y una fe infantil en Dios.

Concédenos, Señor, paciencia para seguir tu camino. Que nuestra confianza no descanse en nuestro propio entendimiento, sino en tu mano que nos guía; que nuestros deseos no sean para nuestra propia comodidad, sino para la alegría de tu reino; porque tu cruz es nuestra esperanza y nuestra alegría ahora y hasta el día de la eternidad. Amén.

Dios santo, tu conocimiento de mí supera lo que yo capto o veo en cualquier momento; me conoces mejor de lo que yo me conozco a mí mismo. Ahora, ayúdame a confiar en tu misericordia, a verme a la luz de tu santidad, y concédeme la gracia de tener verdadera contrición, hacer una confesión honesta, y encontrar en ti el perdón y la remisión perfecta. Amén.

Los ojos del señor están sobre los justos significado

Como hacen los buenos predicadores, el Dr. McGee a menudo hace que un punto se nos quede grabado en la mente o nos llegue al corazón a través de una cita o un poema. Aquí encontrará cientos de dichos que invitan a la reflexión. Si está buscando una cita específica, use el buscador para encontrarla o navegue por la Guía de Estudio del libro de la Biblia que estaba estudiando.

  Atrae el amor con la poderosa oración a San Cipriano para que se enamore de ti

Un día, al anochecer, durante la trágica y sangrienta batalla de Batán, un muchacho de 19 años de Indiana garabateó en forma poética el peso de su corazón. A la mañana siguiente, temprano, fue asesinado. El detalle del entierro encontró su poema:

Nosotros, como iglesia, no hemos sabido comunicar eficazmente el mensaje cristiano a la generación actual, y esta generación lo necesita tan desesperadamente. Digo esto porque he encontrado que el hombre educado de hoy es el hombre ansioso. Tiene una comprensión enfermiza de sus propias inseguridades, insuficiencias, defensas y agresiones. Ha descubierto sobriamente que no todos los hombres son intrínsecamente buenos, justos y honestos, ni que lo correcto siempre prevalece. Está perturbado porque las antiguas normas de conducta y control ya no le parecen adecuadas. Empieza a ver que todos nuestros escasos esfuerzos correctivos no han logrado detener la inexorable deriva de la sociedad.

No juzgues por las apariencias versículo de la biblia

Una verdadera revolución de valores pronto nos hará cuestionar la equidad y la justicia de muchas de nuestras políticas pasadas y presentes. Estamos llamados a hacer de buen samaritano en el camino de la vida, pero eso será sólo un acto inicial. Un día debemos llegar a ver que todo el camino de Jericó debe ser transformado para que hombres y mujeres no sean constantemente golpeados y robados mientras hacen su viaje por la carretera de la vida. La verdadera compasión es algo más que arrojar una moneda a un mendigo; no es azarosa y superficial. La compasión ve que un edificio que produce mendigos necesita una reestructuración. Una verdadera revolución de valores pronto mirará con inquietud el contraste flagrante de la pobreza y la riqueza. Oremos: Dios siempre presente, tú nos has llamado a estar en relación unos con otros y nos has prometido habitar allí donde se reúnen dos o tres. En nuestra comunidad, somos muchas personas diferentes; venimos de muchos lugares diferentes, tenemos muchas culturas diferentes. Abre nuestros corazones para que seamos audaces a la hora de encontrar las riquezas de la inclusión y los tesoros de la diversidad entre nosotros. Oramos en la fe. – Reverendo Martin Luther King Jr.

  Oración para quemar palo santo en casa

Dios no escuchará: tus oraciones versículo

Pero el Señor dijo a Samuel: “No te fijes en su aspecto ni en la altura de su estatura, porque lo he rechazado. Porque el Señor no ve como ve el hombre: el hombre mira la apariencia exterior, pero el Señor mira el corazón.”

Hermanos míos, no mostréis ninguna parcialidad al mantener la fe en nuestro Señor Jesucristo, el Señor de la gloria. Porque si entra en vuestra asamblea un hombre que lleva un anillo de oro y ropas finas, y entra también un pobre vestido con ropas raídas, y si prestáis atención al que lleva ropas finas y le decís: “Tú siéntate aquí en un buen lugar”, mientras que al pobre le decís: “Tú quédate allí”, o: “Siéntate a mis pies”, ¿no habéis hecho entonces distinciones entre vosotros y os habéis convertido en jueces con malos pensamientos? Escuchad, mis amados hermanos, ¿no ha elegido Dios a los que son pobres en el mundo para que sean ricos en la fe y herederos del reino, que ha prometido a los que le aman?

  Oración del tabaco para limpieza volteo y protección

“No juzguéis, para que no seáis juzgados. Porque con el juicio que emitáis seréis juzgados, y con la medida que uséis se os medirá. ¿Por qué ves la paja que está en el ojo de tu hermano, pero no reparas en la viga que está en tu propio ojo? ¿O cómo puedes decir a tu hermano: “Déjame sacarte la paja del ojo”, cuando tienes la viga en el tuyo? Hipócrita, saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano.