Oración del tabaco para limpieza y suerte

La oración del tabaco para limpieza y suerte debe ser leída una vez al día durante tres días consecutivos. Si se desea, se puede repetir el proceso durante un máximo de diez días.

Amado Dios, hoy me acerco a ti con humildad y gratitud. Te pido que bendigas este tabaco y lo conviertas en un instrumento sagrado de limpieza y suerte. Que su humo purifique mi mente, mi cuerpo y mi espíritu, eliminando toda negatividad y atrayendo la buena fortuna a mi vida.

En tu infinita sabiduría, Señor, sé que el tabaco ha sido utilizado ancestralmente como una herramienta de conexión con lo divino. Así como el humo se eleva hacia el cielo, te pido que mis plegarias y deseos sean llevados hasta ti. Que esta oración sea escuchada y que tus bendiciones se derramen sobre mí y sobre todos aquellos que necesiten de tu amor y protección.

Con fe y devoción, me entrego a tu voluntad, oh Dios. Que cada bocanada de humo sea un recordatorio de tu presencia en mi vida y de tu poder para transformar cualquier situación. Que la limpieza y la suerte fluyan hacia mí, abriendo caminos de prosperidad y bienestar. Amén.

La oración del tabaco purifica y atrae suerte. Recítala con fe y constancia para abrirte a las bendiciones divinas y atraer la prosperidad.

  Oraciones para visitas al santisimo sacramento

La oración del tabaco es una práctica espiritual utilizada para la limpieza y la atracción de buena suerte. En muchas tradiciones religiosas, el tabaco se considera una planta sagrada y se utiliza como una herramienta para conectar con lo divino. Esta oración busca purificar el cuerpo, la mente y el espíritu, y abrir el camino hacia la prosperidad y la fortuna.


En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, enciendo este tabaco sagrado. Que su humo purifique mi ser y aleje toda negatividad. Que su aroma dulce atraiga la buena suerte y la prosperidad a mi vida. Que cada bocanada de humo sea una plegaria que eleve mis intenciones al cielo.


Con cada exhalación, libero todas las energías negativas que me rodean. Que el humo del tabaco disipe cualquier obstáculo en mi camino y abra las puertas hacia nuevas oportunidades. Que mi mente se llene de claridad y sabiduría, y mi corazón se abra a la abundancia y la felicidad.


Rezo esta oración del tabaco con fe y gratitud, confiando en que mis peticiones serán escuchadas. Recito esta oración al menos tres veces al día, preferiblemente al amanecer, al mediodía y al anochecer. Puedo acompañar esta práctica con meditación y visualización de mis deseos manifestándose en mi vida.

La oración del tabaco es una poderosa herramienta espiritual para la limpieza y la suerte. Al recitarla con devoción y constancia, podemos abrirnos a las bendiciones divinas y atraer la prosperidad a nuestras vidas.

  Oraciones para pedir trabajo y prosperidad

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad