Oración final de la coronilla de la misericordia

La oración final de la coronilla de la misericordia debe ser leída una vez al día durante tres días consecutivos.

Oh, Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, en Ti confío. Oh, Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, en Ti confío. Oh, Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, en Ti confío.

Oh, Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, en Ti confío. Oh, Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, en Ti confío. Oh, Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, en Ti confío.

Oh, Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, en Ti confío. Oh, Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, en Ti confío. Oh, Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, en Ti confío.

La oración final de la coronilla de la misericordia invoca la misericordia divina y nos ayuda a ser instrumentos de amor en el mundo.

  Oración a la virgen de montserrat patrona de las embarazadas

La oración final de la coronilla de la misericordia es una poderosa invocación a la misericordia divina. Esta oración se recita al finalizar la coronilla y nos ayuda a abrir nuestros corazones a la gracia y el perdón de Dios. En esta oración, nos dirigimos a Jesús como el Salvador del mundo y le pedimos que tenga misericordia de nosotros y del mundo entero. A través de esta oración, buscamos experimentar la abundante misericordia de Dios y ser instrumentos de su amor en el mundo.

  Descubre el poder de la oración a San Antonio de Padua para encontrar lo perdido: guía paso a paso


Oh Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, en Ti confío.


Oh Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, en Ti confío.


Oh Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, en Ti confío.

La oración final de la coronilla de la misericordia puede ser recitada una vez al finalizar la coronilla. Es recomendable leerla con devoción y meditar en el significado de las palabras. Esta oración puede ser complementada con la práctica de la confesión y la recepción de la Eucaristía, para experimentar plenamente la misericordia de Dios en nuestras vidas.