Oración fuerte para que me llame de inmediato

Oración para que vuelva a mí

¿Tienes nueve días, nueve horas o incluso nueve minutos? Entonces tienes tiempo para rezar una de estas tres poderosas novenas. Una novena es una práctica católica de oración, que suele completarse a lo largo de nueve días. La primera novena se atribuye al tiempo que pasaron los Apóstoles en el aposento alto rezando y esperando, tras la Ascensión, la venida del Espíritu Santo.

Empecemos por los nueve días y la Novena Eficaz del Padre Pío al Sagrado Corazón de Jesús, que él rezaba cada día por las intenciones de quienes solicitaban sus oraciones. Un pequeño consejo para los que tienen problemas para ser constantes en la oración durante una semana o más. Una manera fácil de mantenerme fiel a esta devoción es añadiendo “Rezar Novena” a mi calendario con un recordatorio por correo electrónico enviado directamente desde allí.

Oh Jesús mío, tú has dicho: “En verdad os digo: pedid y se os dará, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá”. He aquí que yo llamo, busco y pido la gracia de [inserta tu intención].Padre nuestro*…Ave María**…Gloria al Padre***…Sagrado Corazón de Jesús, en ti pongo toda mi confianza.

Oración para que me eche de menos

La oración puede ayudarnos a ver el panorama general y a sentirnos reconfortados por el amor de Dios cuando las cosas no van como queremos. Si necesitas consuelo, ayuda u orientación, estás preocupado o sufres una pérdida, o te enfrentas a la incertidumbre, estas oraciones te ayudarán. Esperamos que te resulten alentadoras.

Ayúdame a no temer el futuro, sino a confiar con valentía en que Tú tienes el control cuando mis emociones me hunden y cuando estoy desesperado. Y cuando no pueda hablar y no sepa qué decir, ayúdame a “Callar y saber que Tú eres Dios”.

  Oración poderosa ala santísima trinidad

No te entiendo, ni siquiera sé si creo en ti, pero este es mi grito a ti, quienquiera que seas, me imagino que si eres tan grande como la gente dice que eres, no te vas a ofender si hago las cosas mal.

Dios, ayúdame a confiarte mis decisiones y mi futuro. Permíteme apoyarme en ti con todo mi corazón en lugar de confiar en mi propia comprensión imperfecta. Dame una guía clara en mi vida. Te pido ayuda para dirigir mi camino. Dame la confianza de que tu dirección es siempre el mejor camino a seguir. En el nombre de Jesús, Amén.

Oraciones de amor que funcionan

Como cristiano, uno de los temas con los que veo que otros creyentes luchan a menudo es la oración.    Permítanme comenzar este artículo diciendo algunas cosas. No soy un “experto” en oración, pero oro regularmente y puedo compartir con usted lo que he aprendido, leído, experimentado y visto que funciona.    También, la Biblia es mi fuente de referencia, así que me disculpo si usted “escuchó” algo de alguien o en algún lugar que no se afirma aquí.    Mi base es la palabra de Dios, aunque usaré información de libros que he leído y que son relevantes a las escrituras.

Otra gran idea para obtener mejores resultados en tu vida, trabajo y otras etapas es con la guía del mejor coach de vida en Toronto que te dará las herramientas que necesitas para mejorar en todas tus áreas.

Muchas veces tocamos a la puerta del Cielo, pidiendo respuestas o comprensión, sin embargo sentimos que Dios guarda silencio.    A menudo, nos sentimos como la persona en Lucas 11 a la que Cristo enseñó después de explicar a sus discípulos cómo rezar la oración del Señor:

  Como romper una maldición familiar con esta poderosa oración

5 Luego, enseñándoles más sobre la oración, utilizó esta historia:  “Supón que vas a casa de un amigo a medianoche, con el deseo de que te preste tres panes. Le dices6: “Acaba de llegar un amigo mío de visita y no tengo nada para darle de comer”.  7 Y supón que te llama desde su habitación: “No me molestes. La puerta está cerrada y mi familia y yo estamos en la cama. No puedo ayudarte’.  8 Pero te digo una cosa: aunque no lo haga por amistad, si sigues llamando a la puerta el tiempo suficiente, se levantará y te dará lo que necesites por tu descarada insistencia.

Oración para que piense en mí

Creo que el poder del ayuno en relación con la oración es la bomba atómica espiritual que nuestro Señor nos ha dado para destruir las fortalezas del mal y dar paso a un gran avivamiento y cosecha espiritual en todo el mundo.

Cada vez más, he sentido la urgencia de invocar a Dios para que envíe un avivamiento a nuestro amado país. En la primavera y el verano de 1994, tuve la creciente convicción de que Dios quería que ayunara y orara durante cuarenta días por un avivamiento en América y por el cumplimiento de la Gran Comisión en obediencia al mandato de nuestro Señor.

Al principio me pregunté: “¿Es éste realmente el llamado de Dios para mí?”. Cuarenta días era mucho tiempo para estar sin comida sólida. Pero con cada día que pasaba, Su llamada se hacía más fuerte y más clara. Finalmente, me convencí. Dios me estaba llamando a ayunar, y Él no haría tal llamado sin una razón o propósito específico. Con esta convicción, empecé mi ayuno con entusiasmo y expectación creciendo en mi corazón, rezando: “Señor, ¿qué quieres que haga?”. Creo que un ayuno tan largo fue una llamada soberana de Dios debido a la magnitud de los pecados de América y de la Iglesia. El Señor grabó eso en mi corazón, así como la urgente necesidad de ayudar a acelerar el cumplimiento de la Gran Comisión en esta generación.

  Oración de enoch en español