Oración padre eterno yo te ofrezco el cuerpo la sangre

Padre eterno, te ofrezco el canto del cuerpo y la sangre

Rezada con cuentas de rosario ordinarias, la Coronilla a la Divina Misericordia es una oración de intercesión que prolonga el ofrecimiento de la Eucaristía, por lo que es especialmente apropiada para utilizarla después de haber comulgado en la Santa Misa. Puede rezarse en cualquier momento. También es apropiado rezar la Coronilla durante la Hora de la Gran Misericordia, a las tres de la tarde (recordando la hora de la muerte de Cristo en la cruz).

Expiraste, Jesús, pero la fuente de la vida brotó para las almas, y el océano de la misericordia se abrió para el mundo entero. Oh Fuente de Vida, Divina Misericordia insondable, envuelve al mundo entero y vacíate sobre nosotros.

Dios eterno, en quien la misericordia es infinita y el tesoro de la compasión – inagotable, míranos bondadosamente y aumenta Tu misericordia en nosotros, para que en los momentos difíciles no desesperemos ni nos desanimemos, sino que con gran confianza nos sometamos a Tu santa voluntad, que es el Amor y la Misericordia misma.

Padre eterno oración santa gertrudis

“Las gracias de Mi misericordia se obtienen por medio de un solo recipiente, que es – la confianza.    Cuanto más confíe un alma, tanto más recibirá.    Las almas que confían ilimitadamente son un gran consuelo para Mí, porque derramo en ellas todos los tesoros de Mis gracias.

Nuestra misión de la Divina Misericordia es difundir el mensaje y la devoción a la Divina Misericordia revelada a Santa Faustina Kowalska por Nuestro Señor Jesucristo.    Buscamos cumplir esta misión invocándolo con confianza, recibiendo Su misericordia y dejándola fluir a través de nosotros hacia los demás, convirtiéndonos en vasos de la misericordia de Jesús.

  Oración dios te salve maria letra

El Grupo del Ministerio de la Divina Misericordia (de habla inglesa) se reúne el segundo y cuarto jueves de cada mes de 6:30 p.m. a 7:55 p.m. en el Centro de Vida Parroquial para un estudio profundo y discusión del Diario de Santa Faustina.

Los que no pueden asistir a las reuniones están invitados a convertirse en compañeros de oración.    Para obtener más información, póngase en contacto con nuestra oficina parroquial y su información de contacto será enviada a la Coordinadora del Ministerio de la Divina Misericordia, Barbara Kingsley.

Oración de la Divina Misericordia

En 1935, Santa Faustina, en respuesta a una visión de un ángel enviado por Dios que estaba a punto de castigar a cierta ciudad, comenzó a suplicar a Dios misericordia con palabras que había escuchado interiormente:  Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de tu amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, en expiación de nuestros pecados y de los del mundo entero; por su dolorosa Pasión, ten piedad de nosotros y del mundo entero (Diario T. 38, p. 476).  He aquí algunos extractos del diario que muestran las grandes gracias que Jesús concedió al rezo de esta Coronilla de la Divina Misericordia:He aquí cómo rezar la Coronilla de la Divina Misericordia (usando las cuentas del rosario normal):Por cada decena del rosario reza lo siguiente:En las cuentas grandes reza: Después de cinco decenas, rece tres veces la siguiente oración: Oración final: Dios eterno, en quien la misericordia es infinita y el tesoro de la compasión inagotable, míranos con bondad y aumenta Tu misericordia en nosotros, para que en los momentos difíciles no desesperemos ni nos desanimemos, sino que con gran confianza nos sometamos a Tu santa voluntad, que es el amor y la misericordia mismos. Amén.Oración por la conversión de los pecadores – Reza cada oración tres veces seguidas:

  Oración para la paletilla caída

Padre eterno oración por las almas

El término coronilla designa una sarta de cuentas o las cuentas que componen las 5 decenas de un rosario. De este modo, las coronillas han servido durante mucho tiempo para ayudar a los cristianos a contar las oraciones y practicar las devociones. La Coronilla de la Divina Misericordia es una devoción popular promovida por Santa María Faustina Kowolska, una monja polaca que vivió entre 1905 y 1938.

Las palabras de la Coronilla de la Divina Misericordia le fueron dadas a Santa Faustina en una visión ocurrida en septiembre de 1935. En su diario, Faustina relata una visión en la que vio a un ángel de Dios que venía a administrar el juicio divino sobre la tierra, seguido de una visión de la Santísima Trinidad.    Conmovida por la visión de Dios, Faustina se encontró “…suplicando a Dios por el mundo con palabras escuchadas interiormente. Mientras rezaba así, vi la impotencia del Ángel: no podía cumplir el justo castigo que le correspondía por nuestros pecados. Nunca antes había orado con tanta fuerza interior como entonces. Las palabras con las que suplicaba a Dios eran éstas: Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de tu amadísimo Hijo Nuestro Señor Jesucristo por nuestros pecados y los del mundo entero; por su dolorosa Pasión, ten piedad de nosotros”. (La Divina Misericordia en mi alma, Diario de Santa María Faustina Kowolska, #474-475)

  Oración para familia de un fallecido
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad