Oración para abrir el cuerpo de una persona

Oraciones cristianas

Una cadena de oración es una lista de personas que se ponen de acuerdo para rezar por un ser querido en un momento difícil. La oración es una de las prácticas humanas más antiguas y, a día de hoy, miles de millones de personas creen en su poder.

La oración trasciende religiones, confesiones, sectas y sistemas de creencias de todo tipo. Se utiliza de muchas maneras: para buscar consuelo, hacer una petición, pedir orientación, curar y restaurar, expresar tristeza, celebrar la alegría, dar gracias. En este blog, aprenda a iniciar una cadena de oración para la sanación. Esperamos que estos consejos le inspiren a conectarse consigo mismo y con los demás durante una época difícil.

Estas personas deben ser fiables y estar dispuestas a unirse a la oración en cualquier momento. Estas personas también pueden ampliar la cadena, aún más, con personas afines que conozcan. Piense en incluir a su comunidad religiosa, familia, amigos, vecinos y colegas.

Las peticiones de oración no siempre van acompañadas de una explicación. Un paciente o cuidador puede preferir la privacidad. Una petición puede ser sólo una explicación, como “Por favor, reza por una mujer que va a ingresar en un centro de cuidados a largo plazo el lunes”. O “Añade a Kathy a la lista de oración”.

Rezar por un enfermo

En la mayoría de los funerales que siguen la tradición del budismo chino, las prácticas habituales incluyen cantar el nombre de Amitabha o recitar escrituras budistas como el Sutra de los Grandes Votos del Bodhisattva Ksitigarbha, el Sutra de Amitabha, Sutra del Diamante o una combinación de escrituras budistas clásicas, como el Mantra de la Gran Compasión, el Sutra del Corazón, el Mantra del Renacimiento en la Tierra Pura de Amitabha y Sapta Atitabuddha Karasaniya Dharani (o Qi Fo Mie Zui Zhen Yan 七佛滅罪真言). [2][3]

  Oración para que te llamen de un trabajo urgente

Que el Señor conceda misericordia a la casa de Onesíforo, pues muchas veces me refrescó y no se avergonzó de mi cadena, sino que, cuando estuvo en Roma, me buscó diligentemente y me encontró (que el Señor le conceda hallar la misericordia del Señor en aquel día); y en cuántas cosas sirvió en Éfeso, tú lo sabes muy bien.

Al igual que los versículos de 2 Macabeos, estos versículos reflejan el profundo deseo de que Dios trate con misericordia al difunto “en aquel día” (tal vez el Día del Juicio Final, véase también Escatología). No se dice que Onesíforo, por quien rezaba San Pablo o el autor de la epístola, estuviera muerto, aunque algunos eruditos lo deducen, basándose en que sólo se refiere a él en pasado, y reza por bendiciones presentes para su familia, pero sólo para él “en aquel día”. Y hacia el final de la misma carta, en 2 Timoteo 4:19, encontramos un saludo a “Prisca y Aquila, y a la casa de Onesíforo”, distinguiendo la situación de Onesíforo de la de Prisca y Aquila, que aún vivían.

Oración de protección para ser fuerte

Somos uno en cuerpo, mente y espíritu, y la oración no se limita a nuestras mentes y corazones. También la expresan nuestros cuerpos. Cuando rezamos con el cuerpo, rezamos con toda nuestra persona. Utilizar todo nuestro ser en la oración nos ayuda a orar con mayor atención. El estado, la posición y las acciones de nuestro cuerpo desempeñan un papel importante en nuestra vida espiritual.

  Oración para aprobar un examen ya hecho

Aunque no pensemos en ello, utilizamos varias posturas corporales diferentes en nuestros servicios de culto para ayudarnos a conectar con Dios. Nos ponemos de pie para cantar y rezar algunas oraciones; nos arrodillamos para confesar y rezar oraciones personales; nos sentamos para escuchar las Escrituras y los sermones; algunos hacen la genuflexión ante el altar; algunos se persignan en determinados momentos del culto; y algunos levantan las manos en señal de alabanza. Todas estas acciones son ejemplos del uso de nuestro cuerpo en la oración.

Al pensar en nuestra oración personal, a menudo ignoramos la importancia de nuestro cuerpo. Los maestros de meditación insisten en la importancia de la posición del cuerpo en la oración, sobre todo para estar quietos ante Dios. Pero estar quieto no siempre es lo mejor. En una práctica de meditación que he utilizado, después de sentar a la gente en círculo, los participantes adoptan secuencialmente las siguientes posiciones de las manos para guiarse en sus oraciones.

Oraciones para tiempos difíciles

Regla 835. Si la sangre de una herida, llaga o forúnculo está en el cuerpo o la ropa de alguien que está realizando oraciones, puede realizar oraciones con esa sangre mientras la herida, llaga o forúnculo no haya sanado. Lo mismo se aplica al pus que sale con la sangre, o a cualquier medicina que se aplique a la herida y que se vuelva impura.

Regla 836. Si la sangre de un corte o herida que cicatriza rápidamente y es fácil de lavar se encuentra en el cuerpo o la ropa de alguien que está realizando las oraciones, y es del tamaño de un dirham o más, sus oraciones son inválidas.

  Oración a san pancracio para conservar el trabajo

Regla 837. Si una parte del cuerpo o de la ropa que está lejos de una herida se vuelve impura por la humedad de la herida, no está permitido rezar con ella. Sin embargo, si una parte del cuerpo o de la ropa alrededor de la herida se vuelve impura por la humedad de la herida, no hay problema en realizar oraciones con ella.

Regla 838. Si el cuerpo o la ropa de una persona tiene sangre de almorranas o de una herida que está dentro de la boca o la nariz, etc., puede realizar oraciones con ella; y no hay diferencia si los vasos hemorroidales inflamados son internos o externos.