Oración para bendecir a los pastores

Oración de apertura

Amado Señor Jesús, estamos tan bendecidos de tener el pastor que Tú has traído a nuestra congregación. Gracias por él y su familia. Oro para que mientras él fielmente nos entrega Tu Palabra semana tras semana, sea animado a saber que está cumpliendo Tu comisión de ir por todo el mundo y enseñar el evangelio, de una manera muy especial. Fortalece su caminar contigo Señor, yo oro, mientras el estudia la Biblia y se prepara para entregar la verdad de las Escrituras a todos nosotros que nos reunimos semana a semana, para ser alimentados de Tu Palabra. Y oro para que Tú le envíes pequeños estímulos de su congregación o de otros creyentes, con quienes él entra en contacto, así como la apertura de las Escrituras más y más a su propio entendimiento mientras todos buscamos madurar en la fe.  Gracias Señor por nuestro querido pastor.Amén.

Amado Señor, te damos gracias por nuestro querido pastor y por la manera en que ha dirigido y guiado con tanta sabiduría y gracia el pequeño rebaño que has puesto a su cuidado. Guárdalo Señor, bajo la sombra de Tu ala, y protégelo de las muchas flechas del enemigo que ha tratado de hacer tropezar a tantos de los líderes de la Iglesia de hoy. Que su corazón se mantenga enfocado en la Palabra de Verdad, y que ame al Señor con todo su cuerpo, alma y espíritu mientras busca animar, edificar y enseñar a todos aquellos que están bajo su guía. Que sea un hombre según el corazón de Dios, que continúe siendo nutrido y alimentado por Ti para ser tu pastor, para guiarnos a Cristo. Que sea usado por Ti para ser un ejemplo de verdadero discípulo y amante del Señor, no sólo en su ministerio público sino también en la intimidad de su propio hogar. Bendícelo Señor, guárdalo y protégelo. Que continúe siendo un ejemplo de un hombre piadoso que por ejemplo, está creciendo en gracia y en el conocimiento del Señor Jesús. Gracias por nuestro pastor, Amen.

Agradecimiento pastor versículo de la biblia

Nuestros pastores llevan un peso increíble que muchos de nosotros nunca entenderemos realmente.    Necesitan nuestras oraciones, nuestro compromiso y nuestro apoyo. Así que no olvide orar por nuestros Pastores y sus familias durante su tiempo de oración.

  La poderosa oración a Jesús Sacramentado de Juan Pablo II: encuentra consuelo y fortaleza espiritual

Padre Celestial, te agradecemos por los hombres y mujeres que has nombrado como nuestros Pastores. Gracias por bendecir a nuestros Pastores con su liderazgo y sabiduría. Gracias por guiar, dirigir y proteger a sus familias. Señor, Tú eres nuestro Buen Pastor, nuestro Sumo Sacerdote.    Tú eres un gran Dios y un gran Rey por encima de todos los dioses. Tú tienes en Tus manos las profundidades de la tierra y las montañas más poderosas. El mar te pertenece, pues Tú lo hiciste. Tus manos formaron también la tierra seca. Hoy nos postramos y te adoramos. Nos arrodillamos ante Ti y te reconocemos como nuestro Creador. Tú eres nuestro Dios y nosotros somos el pueblo que Tú cuidas y has tomado bajo Tu cuidado.

Padre Todopoderoso, Tu Palabra dice que aquellos que te temen y se deleitan en obedecer Tus mandamientos estarán alegres.    Tú prometiste que sus hijos tendrán éxito en todas partes. Declaramos que los descendientes de nuestros Pastores son poderosos en la tierra y bendecidos porque son la generación de gente piadosa.    Confesamos que nuestros Pastores serán ricos y sus buenas obras durarán para siempre. Decretamos que su paz es grande y su compostura imperturbable. Declaramos que las familias de nuestros Pastores experimentarán el Reino de Dios aquí en la tierra; la gente verá sus buenas obras y te glorificará, Padre nuestro que estás en los cielos.    Nuestros Pastores obedecen Tus mandatos, por lo tanto, sus familias serán bendecidas en la ciudad y en los campos. Serán bendecidos cuando entren y cuando salgan. Señor, esperamos que Tú hagas que sus enemigos que se levantan contra ellos de una manera sean derrotados y huyan de siete maneras. Señor, es nuestra expectativa que Tú ordenes Tu bendición sobre sus almacenes y en todo lo que ellos pongan sus manos para hacer y Tú los bendecirás en la tierra.    Confesamos que nuestros Pastores y sus familias son la cabeza y no la cola; ellos están arriba solamente y no abajo. Declaramos que Tú, Padre, perfeccionarás, establecerás, fortalecerás y asentarás a nuestros Pastores y sus familias.

  Descubre el poder de la meditación: Oración para abrir el tercer ojo y potenciar tu intuición

Oración por la curación

Los líderes de las iglesias y otras organizaciones trabajan muy duro. Yo lo sé, he estado casada con un predicador durante muchos años. Además de las actividades habituales, como dirigir los servicios religiosos y las reuniones de oración, muchas veces se pide a los líderes de la iglesia que hagan otras cosas. Por ejemplo, visitar a la gente que está en el hospital, asistir a eventos comunitarios, aconsejar a la gente e incluso atender a las familias que han perdido a un ser querido. Es cierto que los líderes y pastores han sido llamados a hacer estas cosas, pero las oraciones fieles de la iglesia son una bendición para estos hombres de Dios. Aquí hay 7 oraciones para pastores o líderes que tal vez quieras añadir a tu lista de oración.

Querido Señor, tu palabra dice muchas cosas acerca de la fidelidad, ahora oro por nuestro pastor para que continúe siendo fiel a Ti y a Tu iglesia. Ayúdale a buscar siempre Tu dirección en su vida y en la vida de Tu iglesia. Rezo para que sea fiel en todo lo que hace, fiel a sus compromisos, fiel a su esposa y familia, fiel a su personal, pero sobre todo rezo para que siempre sea fiel a Ti en lo que Tú quieres que haga para cumplir Tu plan para su vida. Señor ayúdale a ser fiel para proclamar tu nombre en toda la tierra. Te alabo por este tiempo que tengo para ofrecer mi oración por fidelidad Señor y te pido que me la concedas en el nombre de Jesús, Amén.

Oraciones poderosas

Que el pensamiento se hunda profundamente en el corazón de cada iglesia, que su ministro será tal ministro como sus oraciones lo hagan. . . . ¡Cuán peligrosa es la condición de aquel ministro… cuyo corazón no es alentado, cuyas manos no son fortalecidas, y que no es sostenido por las oraciones de su pueblo! . . .

  Descubre la letra completa de la oración del Credo: una guía completa

Es muy costoso que a los ministros se les permita subir al púlpito sin ser precedidos, acompañados y seguidos por las fervientes oraciones de las iglesias. No es de extrañar que el púlpito sea tan impotente, y que los ministros se desanimen tan a menudo cuando hay tan pocos que levanten sus manos. . . . Cuando las iglesias dejen de orar por los ministros, los ministros ya no serán una bendición para las iglesias.

Los pastores no pueden ganar la batalla solos; necesitan intercesores comprometidos que los levanten en oración ferviente y específica. Imagínese cómo el poder de Dios podría ser liberado en nuestras iglesias si oráramos fielmente por nuestros pastores.

Los pastores son humanos: se enfrentan a los mismos desafíos que su gente, ¡con algunos adicionales! Se cansan en el ministerio, se ven tentados a pecar y pueden tener dificultades para equilibrar sus muchas funciones y responsabilidades. Necesitan el aliento y el apoyo de aquellos a quienes dirigen.