Oración para cerrar el ayuno

Esta oración debe ser leída una vez al día durante tres días consecutivos al finalizar el ayuno.

Amado Dios, te damos gracias por este tiempo de ayuno y oración. En este momento, cerramos nuestro ayuno con humildad y gratitud en nuestros corazones. Te pedimos que bendigas este acto de sacrificio y nos llenes de tu gracia y fortaleza para seguir adelante.

Señor, te pedimos que cierres todas las puertas que hemos abierto durante este tiempo de ayuno. Que todo lo que hemos dejado en tus manos sea resuelto según tu voluntad. Ayúdanos a confiar en ti y a descansar en tu amor y cuidado.

Padre celestial, te pedimos que nos des la sabiduría y la guía para mantenernos firmes en nuestra fe y en nuestro compromiso contigo. Que este ayuno nos haya acercado más a ti y nos haya fortalecido espiritualmente. Te pedimos que nos ayudes a llevar los frutos de este ayuno a nuestras vidas diarias y a compartir tu amor con los demás. En el nombre de Jesús, amén.

La oración para cerrar el ayuno expresa gratitud, busca perdón y renueva el compromiso con la fe. Leer con humildad y complementar con otras prácticas espirituales.

  Oración de agradecimiento al santísimo sacramento del altar

La oración para cerrar el ayuno es una práctica espiritual importante en muchas tradiciones religiosas. Al finalizar un período de ayuno, esta oración nos permite expresar gratitud, buscar perdón y renovar nuestro compromiso con la fe. A través de esta oración, buscamos la bendición divina y la fortaleza para continuar en nuestro camino espiritual.


Oh Dios misericordioso, en este momento de cierre de mi ayuno, me acerco a Ti con humildad y gratitud. Te agradezco por la oportunidad de purificar mi cuerpo y mi alma a través de este acto de abstinencia. En este momento sagrado, te pido que me concedas la fuerza y la voluntad para seguir viviendo según tus enseñanzas y para mantenerme firme en mi fe.


Señor, reconozco que he cometido errores durante mi ayuno. Te pido que me perdones por cualquier falta de disciplina o pensamientos negativos que hayan surgido en mi mente. Ayúdame a aprender de mis debilidades y a crecer en mi relación contigo. Que este ayuno sea un recordatorio constante de mi dependencia de Ti y de mi deseo de ser una persona más piadosa y compasiva.


Padre celestial, te pido que bendigas este ayuno y lo aceptes como una ofrenda de amor y devoción. Que mi sacrificio sea agradable a tus ojos y que me concedas las bendiciones que necesito en mi vida. Ayúdame a mantener la disciplina espiritual y a recordar siempre la importancia de la humildad y la gratitud. Que esta oración para cerrar el ayuno sea un punto de partida para un nuevo comienzo en mi camino espiritual.

La oración para cerrar el ayuno debe ser leída al finalizar el período de ayuno, como una forma de expresar gratitud, buscar perdón y renovar el compromiso con la fe. Se recomienda leerla con humildad y devoción, buscando la bendición divina y la fortaleza para continuar en el camino espiritual. Puede ser complementada con otras prácticas espirituales como la meditación y la lectura de escrituras sagradas.

  Oración para buscar cosas perdidas