Oración para encomendar el alma de un moribundo

Oración católica por un familiar moribundo

Amén.Textos breves¿Qué nos separará del amor de Cristo? (Rom 8,35)Vivamos o muramos, somos del Señor. (Rom 14,8)Siempre estaremos con el Señor. (1 Tes 4:17)A ti, Señor, elevo mi alma. (Sal 25:1)Aunque ande en valle de sombra de muerte, ningún mal temeré, porque tú estás conmigo. (Sal 23:4)En tus manos encomiendo mi espíritu. (Sal 31,6a)Jesús, acuérdate de mí cuando vengas a tu reino. (Lc 23,42)Señor Jesús, recibe mi espíritu. (Hch 7,59)Santa María, ruega por mí.

Jesús, María y José, asistidme en mi última agonía.Oraciones inmediatamente después de la muerteLas siguientes oraciones pueden recitarse inmediatamente después de la muerte y repetirse en las horas siguientes:¡Santos de Dios, acudid en su ayuda!

Breve oración católica por los difuntos

Las siguientes oraciones pueden recitarse inmediatamente después de la muerte de la persona y pueden repetirse en las horas siguientes.Santos de Dios, venid en su ayuda!Venid a su encuentro, ángeles del Señor!R. Recibid su alma y presentadla a Dios, el Altísimo.Que Cristo, que os ha llamado, os lleve consigo;que los ángeles os conduzcan al lado de Abraham.  R.Dale, Señor, el descanso eterno y que tu luz brille para siempre.  R.Oremos.Dios todopoderoso y misericordioso,te encomendamos a N.,tu siervo.En tu misericordia y amor,borra los pecados que ha cometido por debilidad humana.En este mundo ha muerto:que viva contigo para siempre.Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.R. Amén.También se pueden utilizar estos versículos:V. V. Que descanse en paz.R. Amén.V. Que su alma y las almas de todos los fieles difuntos, por la misericordia de Dios, descansen en paz.R. Amén.

  Oración a la virgen de los ángeles por la salud

Oracion catolica por los difuntos eterno descanso pdf

En la mayoría de los funerales que siguen la tradición del budismo chino, las prácticas comunes incluyen cantar el nombre de Amitabha, o recitar escrituras budistas como el Sutra de Los Grandes Votos del Bodhisattva Ksitigarbha, el Sutra de Amitabha, Sutra del Diamante o una combinación de escrituras budistas clásicas, como el Mantra de la Gran Compasión, el Sutra del Corazón, el Mantra del Renacimiento en la Tierra Pura de Amitabha y Sapta Atitabuddha Karasaniya Dharani (o Qi Fo Mie Zui Zhen Yan 七佛滅罪真言). [2][3]

Que el Señor conceda misericordia a la casa de Onesíforo, pues muchas veces me refrescó y no se avergonzó de mi cadena, sino que, cuando estuvo en Roma, me buscó diligentemente y me encontró (que el Señor le conceda hallar la misericordia del Señor en aquel día); y en cuántas cosas sirvió en Éfeso, tú lo sabes muy bien.

Al igual que los versículos de 2 Macabeos, estos versículos reflejan el profundo deseo de que Dios trate con misericordia al difunto “en aquel día” (tal vez el Día del Juicio Final, véase también Escatología). No se dice que Onesíforo, por quien rezaba San Pablo o el autor de la epístola, estuviera muerto, aunque algunos eruditos lo deducen, basándose en que sólo se refiere a él en pasado, y reza por bendiciones presentes para su familia, pero sólo para él “en aquel día”. Y hacia el final de la misma carta, en 2 Timoteo 4:19, encontramos un saludo a “Prisca y Aquila, y a la casa de Onesíforo”, distinguiendo la situación de Onesíforo de la de Prisca y Aquila, que aún vivían.

  Agua exorcizada oración

Oración por los difuntos pdf

Señor mío y Salvador, en tus brazos estoy seguro; guárdame y no tengo nada que temer; entrégame y no tengo nada que esperar. Te ruego que no me hagas rico, te ruego que no me hagas muy pobre; pero todo te lo dejo a ti, porque tú lo sabes y yo no. Si me traes dolor o tristeza, dame gracia para soportarlo bien. Si me das salud y fuerza y éxito en este mundo, mantenme siempre en guardia para que estos grandes dones no me alejen de ti. Haz que me esfuerce siempre por manifestar tu gloria, por vivir para ti y por ti, por dar buen ejemplo a todos los que me rodean; haz que muera en el momento y de la manera que sea más para tu gloria y mejor para mi salvación.

Que Él nos sostenga durante todo el día, hasta que las sombras se alarguen, y llegue la tarde, y el ajetreado mundo se calle, y la fiebre de la vida haya pasado, y nuestro trabajo esté hecho. Que allí, en su misericordia, nos dé una morada segura, y un santo descanso, y paz al fin.

Felipe, mi santo abogado, que soportaste la persecución y la calumnia, el dolor y la enfermedad, con tan admirable paciencia, gáname la gracia de la verdadera fortaleza en todas las pruebas de esta vida. ¡Ay, cómo necesito paciencia! Me encojo ante cualquier pequeño inconveniente; me pongo enfermo ante cualquier ligera aflicción; me enciendo ante cualquier insignificante contradicción; me inquieto y me enfado ante cualquier pequeño sufrimiento corporal. Consígueme la gracia de aceptar con buena voluntad todas las cruces que día a día recibo de mi Padre celestial. Permíteme imitarte, como tú imitaste a mi Señor y Salvador, para que así, como tú has alcanzado el cielo por tu tranquila resistencia al dolor corporal y mental, yo también pueda alcanzar el mérito de la paciencia, y la recompensa de la vida eterna.

  Oración gloria al padre en español