Oración para limpiar los pulmones

Escrituras curativas para los pulmones

Oración para la enfermedad pulmonar tags: oración para sanar mis pulmones, oración para la curación respiratoria, escrituras de curación para los pulmones, oración para la enfermedad pulmonar, oración para sanar la neumonía, oración católica para sanar los pulmones, oración para la tos mala, oración del santo patrón de los pulmones, oración para sanar mis pulmones, oración de curación milagrosa.

Oh Señor, por favor, ten piedad de mí y que te pido para sanar mis pulmones ahora. Por favor, elimina la Enfermedad Obstructiva Crónica de las Vías Respiratorias o cualquier enfermedad pulmonar de mis pulmones y dale a mis pulmones y a mi cuerpo una restauración total. Haz que vuelva a estar sano. Me rindo ahora y pido esta oración y creo que me has respondido en Tu Poderoso Nombre Jesús, Amén. Gracias Abba Padre.

Y acontecerá que todo aquel que invocare el nombre del Señor será librado; porque en el monte de Sion y en Jerusalén habrá liberación, como ha dicho el Señor, y en el remanente que el Señor llamare.

Oración pulmonar

“El ayuno… abre el camino para la efusión del Espíritu y la restauración de la casa de Dios. El ayuno en esta era del Esposo ausente es en espera de Su regreso. Pronto se oirá el grito de medianoche: “¡He aquí el esposo! Salid a su encuentro’. Entonces será demasiado tarde para ayunar y orar. El momento es ahora”.

  Oración kadish en español

Ha habido un resurgimiento del ayuno en las últimas décadas, ya que Dios llama a Su pueblo a ayunar regularmente como parte de un estilo de vida cristiano normal. Debemos prepararnos adecuadamente para que el ayuno pueda honrar a Dios y cumplir su propósito. Lo que sigue es una visión general de los precedentes bíblicos y las directrices para ayunar sabiamente, con el fin de ayudarle y animarle.

La práctica del ayuno regular como comportamiento cristiano normal fue enseñada por Jesús (Mt. 6:16-17, 9:15), ejercitada por la iglesia primitiva (Hch. 13:2), y ha sido la disciplina regular de los creyentes a lo largo de la historia de la iglesia. La práctica del ayuno en las Escrituras suele incluir, pero no se limita a, la abstinencia de alimentos (Dan. 10:3) y puede tener una duración variable, normalmente no más de unos pocos días seguidos.

Escrituras curativas para la neumonía

Padre Celestial, Te doy gracias por amarme. Te agradezco por enviar a Tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, al mundo para salvarme y liberarme. Confío en Tu poder y gracia que me sostienen y restauran. Padre amoroso, tócame ahora con Tus manos sanadoras, porque creo que Tu voluntad es que yo esté bien de mente, cuerpo, alma y espíritu. Cúbreme con la Preciosísima Sangre de Tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, desde lo alto de mi cabeza hasta la planta de mis pies. Desarraiga cualquier célula anormal y enferma. Abre cualquier arteria o vena bloqueada y reconstruye y rellena cualquier área dañada. Elimina toda inflamación y limpia cualquier infección por el poder de la Preciosa Sangre de Jesús.Deja que el fuego de Tu amor sanador pase a través de todo mi cuerpo para sanar y hacer nueva cualquier área enferma para que mi cuerpo funcione de la manera en que Tú lo creaste para funcionar.  Toca también mi mente y mis emociones, hasta lo más profundo de mi corazón. Y Padre, lléname con Tu Espíritu Santo y dame poder para hacer Tus obras para que mi vida traiga gloria y honor a Tu Santo Nombre. Te lo pido en el nombre del Señor Jesucristo.    Amén.

  Oración de invisibilidad de juan pablo segundo

Oración para la curación de la epoc

Tú nos diste la vida, y también nos das el don de la alegría infinita. Dame la fuerza para avanzar por el camino que me has trazado. Guíame hacia una mejor salud, y dame la sabiduría para identificar a aquellos que has puesto a mi alrededor para ayudarme a mejorar.

Dios misericordioso, te invoco ahora de una manera especial. Con tu poder fui creado. Cada vez que respiro, cada mañana que me despierto y cada momento de cada hora, vivo bajo tu poder. Te pido ahora que me toques con ese mismo poder. Porque si me creaste de la nada, sin duda puedes recrearme. Lléname con el poder sanador de tu espíritu. Echa fuera todo lo que no debería estar en mí. Arregla lo que esté roto. Desarraiga las células improductivas. Abre las arterias o venas obstruidas y reconstruye las zonas dañadas. Elimina toda inflamación y limpia cualquier infección. Deja que el calor de tu amor sanador pase a través de mi cuerpo para hacer nuevas las áreas enfermas para que mi cuerpo funcione de la forma en que lo creaste.

  Oración poderosa para echar fuera demonios y romper ataduras: una guía paso a paso