Oración para no perder mi casa

Oración para mantener el apartamento

Reunidas en esta página hay varias oraciones y bendiciones para aquellos que están actualmente en el proceso de mudarse de casa, con una breve oración para comprar una nueva casa, una oración edificante para ser propietario de una casa para aquellos que están alquilando, y la famosa “Oración de Jabes” para el éxito y las bendiciones. Que conozcas la guía y dirección de Dios mientras oras y te presentas ante Él ahora.

Gracias por tu amor, por tu guía y por tu protección. Te pedimos que bendigas cada aspecto de nuestras esperanzas de comprar un nuevo hogar. Señor por favor guíanos mientras buscamos la casa adecuada, cubre las negociaciones y decisiones financieras que tomemos y mantén nuestros corazones llenos de esperanza y visión.

Oración para salvar mi casa de la ejecución hipotecaria

Dios amoroso, te ruego que me consueles en mi sufrimiento, prestes habilidad a las manos de mis sanadores y bendigas los medios utilizados para mi curación. Dame tal confianza en el poder de tu gracia, que incluso cuando tenga miedo, pueda poner toda mi confianza en ti; por nuestro Salvador Jesucristo. Amén.

Señor Jesucristo, con tu paciencia en el sufrimiento santificaste el dolor terrenal y nos diste ejemplo de obediencia a la voluntad de tu Padre. Acércate a mí en mis momentos de debilidad y dolor; sostenme con tu gracia, para que no decaigan mi fuerza y mi valor; cúrame según tu voluntad; y ayúdame a creer siempre que lo que me suceda aquí es de poca importancia si me retienes en la vida eterna, Señor mío y Dios mío. Amén.

Señor, mírame con ojos de misericordia. Que Tu mano sanadora descanse sobre mí, que Tus poderes vivificantes fluyan en cada célula de mi cuerpo y en las profundidades de mi alma, limpiándome, purificándome, devolviéndome la integridad y la fuerza para servir en Tu Reino. Amén.

  Oración para que te paguen un dinero que te deben

Jesús misericordioso, tú eres mi guía, la alegría de mi corazón, el autor de mi esperanza y el objeto de mi amor. Vengo en busca de refrigerio y paz. Muéstrame tu misericordia, alivia mis temores y ansiedades, y concédeme una mente tranquila y un corazón expectante, para que por la seguridad de tu presencia pueda aprender a permanecer en ti, que eres mi Señor y mi Dios. Amén.

Oración por la pérdida de bienes

Tengo un amigo que puede perder su casa. La mayoría de nosotros conocemos a alguien que sufre esta crisis. Las estadísticas son desalentadoras. Dos millones de personas se encuentran en situación de impago o en riesgo inmediato de ejecución hipotecaria. Los números son una cosa; las caras y los nombres y las historias humanas reales son otra. Me aflijo por mi amigo. No puedo ayudarle económicamente, pero puedo hacerlo y rezaré por él. Únete a mí hoy en una oración por todos los que están bajo la sombra de la actual crisis hipotecaria.

“Padre Dios, tú eres nuestro proveedor. Tú nos prometes protección y provisión, por eso acudimos hoy a ti para pedirte ayuda inmediata y práctica para todos aquellos que corren el riesgo de perder sus casas. Algunos de estos problemas financieros no fueron causados por ningún individuo; otros quizás fueron el resultado de decisiones imprudentes. En cualquier caso, en este momento, Señor, necesitamos y te pedimos tu intervención y tu ayuda. Te pedimos un alivio práctico y una solución concreta al problema. Reúne a las personas adecuadas para resolver esta crisis de la vivienda de una manera creativa y oportuna. Proporciónanos una forma de pagar esta deuda, o de eliminarla, reajustarla o reestructurarla. Sea lo que sea lo mejor y lo correcto, ¡hazlo, Señor! Padre, danos esperanza y fe y alivia el miedo y la desesperación. Tú prometes en la Biblia “hacer camino donde no lo hay”. ¡Este es el momento para ese tipo de milagro! Abre un nuevo camino a través de esta jungla imposible. Salva y bendice este hogar. Tu nombre es “Proveedor”. Te encanta probarte a ti mismo de esta manera. Reconocemos humildemente que sin tu ayuda, estamos indefensos. Pero contigo rezamos: “Yo no puedo; tú puedes; por favor, hazlo; ¡gracias!”. En el nombre de Jesús te lo pedimos”.

  Oración para iniciar un ayuno evangelico

Oración por alguien que perdió su casa en un incendio

Padre Celestial, Tú eres el Dios de la paz y el amor, y oramos para que Tu paz perfecta llene nuestros corazones y nuestro hogar y que Tu amor misericordioso rodee a nuestra familia para que podamos estar unidos en amor, y uno contigo. Te rogamos que nos unas y que Tu alegría nos una en dulce comunión unos con otros y contigo. Danos Tu esperanza en nuestros corazones y bendice a todos los que visitan este hogar. Gracias por proveernos de todo lo que necesitamos según Tus riquezas en gloria, y guárdanos de aferrarnos demasiado a las cosas materiales de este mundo, sabiendo que Tú has preparado un hogar celestial para todos los que están en la familia de Dios. Que Tu bendición descanse sobre nosotros y sobre nuestro hogar, no sólo hoy, sino también en los días venideros, hasta que Tú vengas a llevarnos contigo, para siempre. En el nombre de Jesús oramos, Amén.

Te agradecemos Señor, por habernos traído a este hogar que Tú has provisto para nosotros de tantas maneras. Gracias por todo el apoyo amoroso que hemos recibido de tantas personas que nos han ayudado y apoyado de muchas maneras diferentes, para mudarnos a nuestra casa y establecernos en este lugar. Nos reunimos hoy para darte las gracias de todo corazón por tu misericordia y para pedir tu bendición y tu paz sobre nosotros, nuestra casa y nuestros vecinos. Que Tu presencia permanezca aquí con nosotros y que sea un lugar de bienvenida para todos los que entren en él. Y Señor, te pedimos que tu nombre sea glorificado aquí. Permanece en cada habitación, te lo pedimos, y que el sol de tu cálido amor penetre en los corazones de todos los que entran por la puerta. Que éste sea siempre un lugar abierto y acogedor para los demás. Guárdanos de las estrategias del maligno, y que tu Santo Espíritu de gracia se cierna sobre nuestro hogar y derrame sobre nosotros tus múltiples bendiciones. En el nombre de Jesús oramos, Amén.

  Oración a San Antonio: Cómo recuperar al ser amado con pasos infalibles