Oración para proteger a mi familia de todo mal

Oraciones por la protección y la seguridad de la familia

“No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea la común a la humanidad. Y Dios es fiel; no os dejará ser tentados más de lo que podéis soportar. Pero cuando seáis tentados, Él también os dará una salida para que podáis soportarlo.” – 1 Corintios 10:13La Buena Noticia: Dios te guiará en los momentos más oscuros, y fomentará tu fe para que superes las luchas que parecen imposibles de superar.

“Pero fiel es el Señor, que os fortalecerá y os protegerá del maligno”. – 2 Tesalonicenses 3:3La Buena Nueva: Incluso en los momentos en que te sientas indigno, el Señor velará por ti y te protegerá del mal.

“Pero que se alegren todos los que se refugian en ti; que canten siempre de alegría. Extiende sobre ellos tu protección, para que se alegren en ti los que aman tu nombre”. – Salmo 5:11La Buena Noticia: Dios se enorgullece de ti cuando lo buscas en tiempos de angustia, porque quienes lo buscan realmente lo aman y comprenden su poder.

“Sé fuerte y valiente. No tengas miedo ni te aterrorices a causa de ellos, porque el Señor, tu Dios, va contigo; nunca te dejará ni te desamparará.” – Deuteronomio 31:6La Buena Noticia: Aunque es normal sentir miedo ante lo desconocido, sé fuerte y avanza con valentía, porque Dios camina a tu lado y nunca te abandonará.

Oraciones católicas protección

Al ver su miedo, me levanté y hablé a los nobles, a los funcionarios y al resto del pueblo: “No les tengáis miedo; acordaos del Señor, que es grande y temible, y luchad por vuestros hermanos, vuestros hijos, vuestras hijas, vuestras mujeres y vuestras casas”.

  Oración del dominio la más poderosa que existe

Para el director del coro; ambientado en Al-tashheth. Un Mikhtam de David, cuando Saúl envió hombres y vigilaron la casa para matarlo.Líbrame de mis enemigos, oh Dios mío;Ponme en alto seguro lejos de los que se levantan contra mí.

Ahora bien, he aquí que tengo dos hijas que no han tenido relaciones con hombre alguno; por favor, permíteme que te las traiga, y haz con ellas lo que quieras; sólo que no hagas nada a estos hombres, ya que se han puesto bajo el cobijo de mi techo.”

En aquel día el Señor defenderá a los habitantes de Jerusalén, y el que sea débil entre ellos en aquel día será como David, y la casa de David será como Dios, como el ángel del Señor delante de ellos.

Puesto que el Señor, tu Dios, camina en medio de tu campamento para librarte y derrotar a tus enemigos delante de ti, por eso tu campamento debe ser santo; y no debe ver nada indecente entre vosotros o se apartará de vosotros.

Versículos bíblicos sobre la protección

No sentirse seguro en su propia casa o estar en medio de conflictos o caos va a dificultar el sueño. Algunas personas se preocupan por su seguridad debido a acontecimientos que han sucedido en su pasado. A veces nuestro sueño se ve perturbado por una situación difícil, que no podemos controlar, que nos estará esperando por la mañana.

Las Escrituras están llenas de versículos que pueden reconfortarnos antes de irnos a dormir. Por ejemplo, la declaración del Salmo 4:8 de que “me acostaré y dormiré, porque sólo Tú, Señor, me haces habitar seguro” o la promesa de que “cuando te acuestes, no tendrás miedo” (Prov. 3:24) . Son declaraciones reconfortantes de hombres de Dios que creían en la protección de su Señor.

  Oración cristiana por sanidad física y espiritual

Los Salmos tienen mucho que decir sobre la protección y el sueño. El Salmo 91:2 dice que Dios es “mi refugio y mi alcázar, mi Dios, en quien confío”. Vaya. Un refugio y una fortaleza. No hay mayor protección que esa. El Salmo 46:1-2 dice algo parecido, llamando a Dios “refugio y fortaleza nuestra, ayuda siempre presente en las tribulaciones”.

Oración de protección

Esta es la realidad.    El miedo número 1 con el que luchan las mamás hoy en día – “que algo le pase a mis hijos”.      La verdad es que, no importa donde vivamos, no podemos escapar de este triste hecho – el crimen, las malas influencias, el peligro – están por todas partes a nuestro alrededor en este mundo.    Y aunque no necesitamos caminar en un espíritu de miedo, o permitir que su control nos mantenga atrapados, debemos caminar conscientes de todo lo que nos rodea.    Pero aquí hay otra verdad.    La mayoría de las cosas que nos preocupan nunca suceden.

He luchado contra este miedo, en mi mente, en mi espíritu, por nuestros hijos.    Quizá tú también.    A veces, simplemente por el deseo de protegerlos de un mundo que no siempre es amable, o de personas que no tienen sus mejores intereses en mente, o incluso sólo para mantenerlos a salvo de algo que podría hacerles daño involuntariamente, lucho con el deseo de estar siempre presente.    Como si de alguna manera pudiera intentar protegerles de cualquier peligro al que pudieran enfrentarse.    Pero la realidad es que no podemos.    Tengo que recordarme a mí misma que nuestros hijos pertenecen primero a Dios, y que podemos confiárselos a Él, cada día. Aquí hay 2 cosas que podemos creer que son verdad:

  Oración del sínodo de la sinodalidad