Oración para que me vea hermosa y sensual

Oración por una piel bella

A continuación presentamos cuatro oraciones modernas para ayudar a encontrar pareja y para el matrimonio. La primera oración reflexiona sobre cómo Dios nos conoce íntimamente a cada uno de nosotros y comprende el profundo anhelo de nuestros corazones. Concluye con una petición para que Dios nos guíe y nos dé paciencia en la búsqueda de un novio o novia a quien amar. La segunda oración es una breve petición para que Dios nos guíe en la búsqueda de la persona adecuada a la que amar y con la que casarnos. También hay una impresión de la famosa “Oración de la Serenidad” para pedir sabiduría y valor, y una oración pidiendo claridad y dirección a Dios.

Una oración por una mujer hermosa

Según Isaías, Dios quiere que Judá no sólo practique la justicia, sino que adopte el principio de hacer siempre lo correcto. Dios quiere que no sólo cuidemos de los huérfanos y las viudas, sino que hagamos lo correcto y lo bueno por ellos y por todos los marginados de la sociedad. La palabra hebrea para bien es yaw-tab’ y significa estar alegre, gozoso, agradable, hacer bien, hacer algo hermoso.

Ser cristiano significa ser discípulo. Todos los cristianos se sientan bajo la Palabra de Dios, aprendiendo juntos qué es hacer el bien, y quiénes son los que necesitan esta solidaridad. A medida que la sociedad se vuelve más indiferente a las necesidades de los demás, nosotros, como hijos de Dios, debemos aprender a defender la causa de nuestros hermanos y hermanas oprimidos diciendo la verdad al poder y, si es necesario, defender su caso para que puedan vivir en paz con justicia. Al hacer esto, ¡haremos siempre lo correcto!

  Oración por la paz san francisco de asís letra

Un abogado preguntó a Jesús: “¿Y quién es mi prójimo?”. La respuesta de Jesús nos pide que veamos más allá de las divisiones de religión, tribu y nacionalidad para reconocer a nuestro prójimo necesitado. Del mismo modo, los cristianos debemos ver más allá de estas divisiones y de las divisiones dentro de la familia cristiana para reconocer y amar a nuestros hermanos y hermanas en Cristo.

Oración por un rostro bello

El 8 de marzo de 1997, Christopher George Latore Wallace -o, como se le conocía más popularmente, The Notorious B.I.G. o Biggie Smalls- no tenía ni idea de que cuando se despertara en su suite del hotel Westwood ese sábado por la mañana sería el último amanecer de su vida. Más bien, estaba realmente entusiasmado con el futuro.

No siempre había sido así. Cuando Wallace trabajaba en las calles de Brooklyn, Nueva York, cinco años antes, conseguir un contrato discográfico le había parecido el paraíso comparado con el infierno diario de traficar con crack. Las bandas rivales, los viajes a Carolina del Norte para reabastecerse, los atascos policiales, los tiroteos con adversarios… envejecieron a Wallace y, con él, a una generación de jóvenes negros. Y aunque la fama en el hip-hop tenía sus ventajas -el dinero, la notoriedad, las mujeres que amaban a Big Poppa y no veían la hora de mostrárselo-, en cierto modo seguía siendo un infierno, sólo que en un envoltorio diferente.

  Oración en latín del te deum

Pero aquella fatídica mañana de marzo, la vida de Wallace parecía encontrarse en una encrucijada. El asesinato de su amigo y rival Tupac Shakur seis meses antes seguía siendo una herida abierta en la psique del rap. También en la de Wallace. Wallace odiaba cómo se había disuelto su amistad. Odiaba los rumores de que podría haber estado involucrado en la muerte de Pac. La misma semana que Shakur fue asesinado, Wallace había tenido un accidente de coche casi fatal. Tuvo que ser sacado del vehículo con las mandíbulas de la vida, pasó los tres meses siguientes en rehabilitación y tuvo que caminar con un bastón.

Ángel oración para la cara hermosa

Si Dios es como Papá Noel, y la oración es una forma de pedir cosas, entonces vas a experimentar una montaña rusa de emociones a medida que tus expectativas se cumplen y se incumplen. La oración no es una máquina tragaperras, es un viaje de fe, expectativas y acción.

He escuchado innumerables sermones sobre la oración. He leído docenas de libros sobre la oración. He estudiado la oración y he discutido el concepto de oración durante horas.  Pero rara vez he rezado. Si quieres aprender a rezar, es muy sencillo: Reza. Encuentra una forma que funcione para ti, y luego hazlo.  Como dice Max Lucado “No te preocupes tanto por envolver el regalo que nunca lo des”.

  Oración a santa gema por la salud

Una conversación en la que sólo habla una persona se llama monólogo.  Visité una comunidad de oración en lo alto de una colina a tres horas al este de París, llamada Taizé, donde rezábamos 3 veces al día, y cada tiempo de oración empezaba con 8 minutos de silencio. “Mantened el silencio interior en todas las cosas para habitar con Cristo”, solía decir el hermano Roger, el fundador.  La oración es una conversación: hay que guardar silencio para escuchar la vocecita de Dios.