Oración para quitar el mal de ojo a uno mismo

ESTE DUA TE PROTEGERÁ DEL ENEMIGO, CELOSO

Muchos musulmanes hacen todo lo posible por creer que el mal de ojo no existe. Tal vez porque a un nivel lógico, creer tal cosa puede traducirse en creer que existe algo más poderoso que Allah (swt).

Pero como se ha narrado que dijo el Santo Profeta Muhammad (saw) en un hadiz: “La influencia del mal de ojo es un hecho; si algo precediera al destino sería la influencia del mal de ojo” (Muslim).

El mal de ojo proviene de una mirada de admiración que una persona tiene sobre otra. Cuando uno ve algo que le gusta en otra persona, aunque no sienta celos de ella ni nada parecido, puede infligirle mal de ojo y hacer que eso que admiraba se destruya.

Por ejemplo, una pareja recién casada que acaba de tener un bebé puede ser infectada con el mal de ojo por alguien que simplemente vino de visita y le encantó la decoración de su casa, o admiró lo lindo que es el recién nacido. A partir de esta admiración por la belleza de sus vidas, el visitante podría infectar a la pareja y a su hijo con el mal de ojo.

EL PELIGRO DEL MAL DE OJO Y CÓMO PROTEGERSE

¿Así que el mal de ojo es real? Sí. El Profeta salallahu ‘alayhi wa sallam dijo:    El mal de ojo es real, y si algo superara el decreto divino (al-qadar) sería el mal de ojo [Muslim] ¡Aprendamos sobre el significado del mal de ojo y las formas de protegerse y proteger su productividad in shaa Allah!

La palabra árabe al-‘ayn (traducida como el mal de ojo) se refiere a cuando una persona daña a otra con su ojo. Comienza cuando a la persona le gusta una cosa, entonces sus malos sentimientos la afectan por medio de su mirada repetida al objeto de sus celos.

  Oración para alguien q esta agonizando

No es por nada que Allah enseñó a Su Profeta a buscar refugio en Él del mal del envidioso en una surah que deberías usar tú mismo para protegerte: Wa min sharri haasidin idhaa hasad- Y del mal del envidioso cuando envidia. . . [Quran.113:5]

Todo el que echa el mal de ojo a otro es envidioso, pero no todo envidioso echa el mal de ojo a otro. La palabra haasid (envidioso) tiene un significado más general que la palabra ‘aa’in (el que echa el mal de ojo a otro), por lo que buscar refugio en Allah del que envidia incluye buscar refugio en Él del que echa el mal de ojo a otro. El mal de ojo es como una flecha que sale del alma del que envidia y del que pone el mal de ojo en otro hacia el que es envidiado y sobre el que se pone el mal de ojo; a veces le da y a veces falla. Si el blanco está expuesto y desprotegido, le afectará, pero si el blanco es precavido y está armado, la flecha no tendrá ningún efecto e incluso puede volverse contra el que la lanzó [Ibn al Qayyim, Zaad al-Ma’aad].

Oración Contra Espíritus Malignos | Quitar, Deshacerse, Alejar, Alejar

Dolor de cabeza repentino que no desaparece con un simple analgésico. Somnolencia inexplicable, dolor de estómago insoportable, molestas sensaciones de debilidad y mareos insoportables, sensación de ahogo, presión alta o malestar sin causa biológica. Estos son algunos de los síntomas más comunes que -si no hay una enfermedad evidente- se atribuyen al mal de ojo, vaskania, (, mala energía). Se llame como se llame, en esencia no es más que una fuerte influencia negativa de una persona sobre otra, a causa de la envidia o los intensos celos que una puede sentir por la otra.

Pero ¡cuidado! El mal de ojo puede producirse involuntariamente, es decir, sin que nadie lo quiera, simplemente con una simple mirada. Cualquiera que sea el motivo, ya sea causado por la envidia y los celos o por una mirada aparentemente inocente pero fuerte y penetrante, es importante que el mal de ojo sea un problema serio, real y atemporal, que sólo puede resolverse con la oración contra la vaskania, o con oraciones para su recuperación.

  Oración al arcángel nathaniel

Por supuesto que es así. De lo contrario, la Iglesia no habría compilado una oración contra la vaskania (y la “mala lengua”, es decir, cuando uno habla de otro, alabándolo o criticándolo, pero lo hace de tal manera que ejerce una fuerte influencia negativa sobre el otro). De hecho, los Padres de la Iglesia atribuyen la vaskania a la intervención del espíritu maligno y la consideran obra del diablo. Hay decenas de escritores eclesiásticos que asocian la vaskania con la envidia, y la consideran mala tanto para los demás como para quien la provoca. La Iglesia ha escrito decenas de oraciones para recuperarse contra la vaskania y el mal de ojo, mientras que San Basilio escribió un discurso específico sobre el asunto. Según la tradición eclesiástica, para una recuperación completa se necesita un sacerdote que lea la oración adecuada a la persona afectada. Hasta que se busque un sacerdote, la Iglesia también acepta oraciones que también puede leer la persona afectada.

Protección contra la magia y el mal de ojo Primera parte – Mufti Menk

Gentil lector, el hecho de que estés aquí sugiere que puedes estar en apuros espirituales – ¿o tal vez sólo tienes curiosidad sobre el mal de ojo? ***Tenga en cuenta que los remedios que se describen a continuación reflejan sólo una tradición espiritual.*** Hay muchas otras maneras de eliminar el mal de ojo. Por ejemplo, una limpia es una limpieza espiritual latinoamericana que puede eliminar el mal de ojo. Aunque existen numerosas variedades de limpias, la más conocida es la que utiliza un huevo como instrumento de limpieza. En la India se utilizan diversas sustancias, como alcanfor, limón, sal, semillas de mostaza y guindillas, para ahuyentar el mal de ojo. La Cámara no emite juicios sobre la eficacia de estos remedios. Todos son igualmente válidos.

  Ángel lecabel oración

La Sra. Melba DeCristofaro demuestra un método alternativo para adivinar la existencia del “mal de ojo” y eliminarlo. Colección del Rhode Island Folklife Project (AFC 1991/022), American Folklife Center, Biblioteca del Congreso.

Si el ejecutante bosteza o derrama una lágrima mientras reza en silencio y hace signos de la cruz, el sujeto tiene “mal occhio” y el ritual se lo quitará. Colección del Rhode Island Folklife Project (AFC 1991/022), American Folklife Center, Biblioteca del Congreso.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad