Oración para sanar oídos

Cómo curé mi tinnitus

Puedes imaginarte los problemas de autoestima de una niña y la lucha contra las burlas. La pérdida de audición fue especialmente aplastante para una chica a la que le encantaba la música y siempre había querido actuar como vocalista en el coro de su colegio.

Durante su primer día de debate en el Grupo Comunitario, las historias que escuchó de compañeros de todo el estado, hombres y mujeres, sacudieron parte del dolor emocional que llevaba años arrastrando en su interior.

“Me estallaron los oídos. Fue como si recuperara la audición”, dice Brook. “Casi no me lo creía. Fue como quedarme sin habla. Ni siquiera puedo explicarlo. Me quedé literalmente sentado escuchando la música. Experimenté la adoración plenamente por primera vez”.

“Sí, recuperé el oído y experimenté cosas. Pero a través de esa curación, encontré una más profunda. Me mostró que no importa lo que haya hecho o lo que haga, Dios me ama y siempre lo hará. Había vivido con esa ansiedad durante años”.

“Cuando alguien le hace eso a un ser humano, lo destroza como persona. Te hace sentir muy degradado. Esa persona tiene que aprender a ser un ser humano de nuevo. En ese momento de mi vida, me sentía demasiado destrozado para que alguien me quisiera. La mayoría de la gente no puede volver de eso. Me sorprende haberlo hecho”.

Patrona de la oración de los oídos

Dios amoroso, te ruego que me consueles en mis sufrimientos, prestes habilidad a las manos de mis curanderos y bendigas los medios empleados para mi curación. Dame tal confianza en el poder de tu gracia, que incluso cuando tenga miedo, pueda poner toda mi confianza en ti; por nuestro Salvador Jesucristo. Amén.

  Descubre las mejores oraciones para el Camino de Santiago: Encuentra inspiración y protección en tu soñada aventura

Señor Jesucristo, con tu paciencia en el sufrimiento santificaste el dolor terrenal y nos diste ejemplo de obediencia a la voluntad de tu Padre. Acércate a mí en mis momentos de debilidad y dolor; sostenme con tu gracia, para que no decaigan mi fuerza y mi valor; cúrame según tu voluntad; y ayúdame a creer siempre que lo que me suceda aquí es de poca importancia si me retienes en la vida eterna, Señor mío y Dios mío. Amén.

Señor, mírame con ojos de misericordia. Que Tu mano sanadora descanse sobre mí, que Tus poderes vivificantes fluyan en cada célula de mi cuerpo y en las profundidades de mi alma, limpiándome, purificándome, devolviéndome la integridad y la fuerza para servir en Tu Reino. Amén.

Jesús misericordioso, tú eres mi guía, la alegría de mi corazón, el autor de mi esperanza y el objeto de mi amor. Vengo en busca de refrigerio y paz. Muéstrame tu misericordia, alivia mis temores y ansiedades, y concédeme una mente tranquila y un corazón expectante, para que por la seguridad de tu presencia pueda aprender a permanecer en ti, que eres mi Señor y mi Dios. Amén.

Oración para el tinnitus

Cuatro años de enfermedad del oído sanado! 31 de enero 2021 0 265 420 420 420Un caballero visitante se acercó para la oración después del servicio. Le dijo a un pastor Tim que tenía zumbido en los oídos durante los últimos cuatro años de la enfermedad de Meniers. Dijo que comenzó con un resfriado común. Mientras daban gracias al Señor, el Espíritu Santo descendió sobre ellos con poder. El Pastor Tim ordeno que el zumbido se fuera en el nombre de Jesus y que cualquier espiritu que estuviera atado se fuera con el. Después de dos oraciones cortas todo se había ido. Nos regocijamos con lágrimas y gratitud a Jesús que es el sanador. No hay comentariosAñada su comentario

  Oración para que venga manso

Petición de audiencia ante el tribunal

Dios amoroso, te ruego que me consueles en mi sufrimiento, prestes habilidad a las manos de mis sanadores y bendigas los medios utilizados para mi curación. Dame tal confianza en el poder de tu gracia, que incluso cuando tenga miedo, pueda poner toda mi confianza en ti; por nuestro Salvador Jesucristo. Amén.

Señor Jesucristo, con tu paciencia en el sufrimiento santificaste el dolor terrenal y nos diste ejemplo de obediencia a la voluntad de tu Padre. Acércate a mí en mis momentos de debilidad y dolor; sostenme con tu gracia, para que no decaigan mi fuerza y mi valor; cúrame según tu voluntad; y ayúdame a creer siempre que lo que me suceda aquí es de poca importancia si me retienes en la vida eterna, Señor mío y Dios mío. Amén.

Señor, mírame con ojos de misericordia. Que Tu mano sanadora descanse sobre mí, que Tus poderes vivificantes fluyan en cada célula de mi cuerpo y en las profundidades de mi alma, limpiándome, purificándome, devolviéndome la integridad y la fuerza para servir en Tu Reino. Amén.

  Oración para alejar a una persona de mi vida

Jesús misericordioso, tú eres mi guía, la alegría de mi corazón, el autor de mi esperanza y el objeto de mi amor. Vengo en busca de refrigerio y paz. Muéstrame tu misericordia, alivia mis temores y ansiedades, y concédeme una mente tranquila y un corazón expectante, para que por la seguridad de tu presencia pueda aprender a permanecer en ti, que eres mi Señor y mi Dios. Amén.