Oración para santiguarse uno mismo

Oración por la santificación versículo de la Biblia

Santificación (o en su forma verbal, santificar) significa literalmente “apartar para un uso o propósito especial”, es decir, hacer santo o sagrado (compárese con el latín: sanctus). Por lo tanto, la santificación se refiere al estado o proceso de ser apartado, es decir, “hecho santo”, como un vaso, lleno del Espíritu Santo de Dios. El concepto de santificación está muy extendido entre las religiones, incluido el judaísmo y especialmente el cristianismo. El término puede utilizarse para referirse a objetos que se apartan para fines especiales, pero el uso más común dentro de la teología cristiana es en referencia al cambio producido por Dios en un creyente, que comienza en el momento de la salvación y continúa a lo largo de la vida del creyente. Muchas formas de cristianismo creen que este proceso sólo se completará en el Cielo, pero algunas creen que la santidad completa es posible en esta vida.

En el judaísmo rabínico, santificación significa santificar el nombre de Dios mediante obras de misericordia y martirio, mientras que profanar el nombre de Dios significa cometer pecado[1]. Esto se basa en el concepto judío de Dios, cuya santidad es pura bondad y es transmisible santificando personas y cosas[2].

Significado de la oración de santificación

La consagración es un acto espiritual importante, pero aunque hayas oído el término antes, puede que no entiendas lo que significa si nunca te lo han explicado. Dedica unos momentos a entender lo que significa el término y, a continuación, piensa en cómo aplicar esta práctica a tu propia vida.

  Lectura para culto de oración

Resumen del artículoXSi quieres consagrarte a Dios, toma una decisión consciente, voluntaria y dispuesta a dedicarle tu corazón. Debes considerar tu compromiso con Cristo como una prioridad y sentir gratitud y amor en tu corazón por Dios, así que asegúrate de tomarte un segundo para preguntarte si estás verdaderamente dedicado o simplemente cediendo a presiones externas. Una vez que estés seguro de que quieres consagrarte, arrepiéntete ante Dios reconociendo tus pecados y la necesidad de la salvación ofrecida por Cristo. Después, bautizate o renueva tus promesas bautismales para marcar el comienzo de tu nueva vida espiritual. A partir de ahí, acércate a Dios rezando con regularidad, asistiendo al culto semanal y estudiando las Escrituras. Para más consejos, incluyendo cómo mantenerte comprometido con tu nueva vida espiritual, ¡sigue leyendo!

Puntos de oración sobre la consagración

Aunque todo lo anterior pueda parecer mucho pedir en el tipo de mundo en el que vivimos hoy en día, en realidad no lo es. Yo personalmente he visto a Dios hacer una obra santificadora en varias personas que conozco, y los cambios en la personalidad de estas personas han sido dramáticos y poderosos.

Una vez que ves que El realmente se apodera de un creyente, y luego comienza esta obra santificadora en ellos para hacerlos más santos y semejantes a Cristo en sus almas y personalidades – ¡es verdaderamente un espectáculo increíble de contemplar! En mi opinion, esto es aun mas milagroso que verlo a El sanar a alguien de una dolencia o enfermedad fisica.

  Oración antigua para curar empacho

A aquellos de ustedes que les gustaria caminar en este tipo de aguas mas profundas con el Señor, pero estan algo temerosos de lo que El pueda hacer con ustedes – la unica cosa que personalmente puedo decirles es que pueden confiar completamente en Dios el Padre para comenzar este trabajo en ustedes. El te conoce mejor de lo que te puedes conocer a ti mismo.

Terminaré este artículo con un proceso muy simple de 4 pasos que te llevará a este reino de santificación si decides que quieres darle a Dios una luz verde completa y sólida para comenzar este proceso dentro de ti. Sin embargo, lo que no puedo darles es exactamente lo que Dios estará haciendo personalmente con cada uno de ustedes una vez que este proceso de santificación comience.

Cómo santificarse biblia

Tengan sus Biblias a mano o miren conmigo el pasaje del Nuevo Testamento impreso en el boletín. El pasado día del Señor, recordarán, empezamos a considerar la primera de las tres divisiones de Juan 17, lo que suele llamarse el gran “Sumo Sacerdocio” de nuestro Señor. Los versículos 1 al 5, que vimos la última vez, nos dan una oración de consagración mientras el Señor Jesús se dedica a la obra expiatoria que pronto cumplirá en la cruz. Y ahora esta mañana vamos a considerar los versículos 6 al 19, esa gran sección central, que nos proporcionan una oración por la santificación de la Iglesia.

  Oración a san josé para conseguir un empleo digno

Espíritu Santo, oramos ahora para que Tú que iluminas, más bien que inspiras estas palabras, ilumines nuestro entendimiento para que la verdad tal como es en Jesús penetre en nuestros corazones y disipe la niebla de confusión en nuestras mentes y nos dé luz. Te rogamos que, por medio de Tu Palabra, nos conduzcas de nuevo a nuestro Salvador para que en Él conozcamos al Padre, seamos preservados en Él y santificados en Él y por Él para Tu alabanza y gloria. En el nombre de Jesús, amén.