Oración para sentirse bien emocionalmente

Oración por la curación emocional y la fortaleza

Oh Señor, siento que tanto mi corazón como mi vida se han roto en mil pedazos y no sé qué hacer ni qué camino tomar. Siento que no me quedan fuerzas y que todo en mi vida se ha convertido en un fracaso absoluto. Señor, sé que tu Palabra dice que darás fuerza al cansado y esperanza al afligido, y yo me siento débil y afligido, y te pido ayuda y fuerza. Ayúdame a esperar en Ti, a permanecer en Ti y a descansar en Tu amor, porque sé que Tú has prometido que aquellos que esperan en el Señor renovarán sus fuerzas y se levantarán con alas de águila. Sana mi corazón destrozado y devuélveme la alegría de mi salvación. Te lo pido en el nombre de Jesús, Amén.

Amado Dios, he estado pasando por algunos recuerdos dolorosos de los que no puedo deshacerme, no importa cuánto lo intente. Ellos siguen regresando para atormentarme, y yo pensé que Jesús simplemente se llevaría todo el dolor interior. Por favor ayúdame DiosSé que soy un pecador y creo en Jesucristo y que Él murió por mis pecados para pagar el precio que yo debía pagar, entonces ¿por qué todavía me siento tan mal? Ayúdame Señor, a perdonar a todos aquellos que me han herido y traicionado. Sáname, te lo ruego, de todas las emociones negativas que brotan de mi interior. Permíteme dejar de pensar en los recuerdos dolorosos del pasado y concentrarme en todas las cosas hermosas que Jesús ha hecho por mí, y en las cosas maravillosas que me ha preparado en el cielo – y empezar a disfrutarlas desde este momento.Cuando surjan recuerdos dolorosos en mi corazón, ayúdame a dejar de pensar en ellos y a fijar mi mente en todo lo que Jesús hizo por mí. Ayúdame a parecerme más a Jesús. Ayúdame, Señor, a perdonar a los que me han hecho daño y a no acumular resentimientos. Quítame los sentimientos amargos de ira y traición que llevo dentro, y muéstrame cómo puedo vivir mejor mi vida. Enséñame a amar a los demás de la misma manera que Jesús me amó y dio su vida por mí, para que pueda cambiar mi forma de pensar y concentrarme en las cosas bonitas de mi vida, en las buenas relaciones que tengo y también en todos los recuerdos felices.Te lo pido en Su nombre,Amén.

  Encuentra la Oración del Desespero Fuerte para Ayudar a los Hombres en Tiempos Difíciles

Oración católica para la curación emocional

Hay muchas razones por las que podrías estar preguntándote “¿Cuál es un buen versículo bíblico para la sanación?”. En tiempos de enfermedad, podría estar buscando una poderosa oración de sanación, o tal vez esté buscando un mensaje reconfortante para sanar la mente en tiempos de estrés. Incluso puede estar buscando ayuda para sanar un corazón roto. No importa lo que le trajo aquí, tenga la seguridad de que hemos encontrado poderoso versículo de la Biblia acerca de la curación para ayudarle en su viaje. Atravesar un período de sanación puede ser confuso y frustrante. Ya sea que esté superando una enfermedad o una lesión, o llorando la pérdida de un ser querido, a veces puede sentirse atascado sin salida. En momentos así, es útil saber que no está solo. Aunque no existe un plazo determinado para la recuperación, con el tiempo llegarás al otro lado, y estas citas para celebrar los nuevos comienzos te ayudarán a conseguirlo. Los tiempos de curación son también grandes oportunidades para el crecimiento, ya sea emocional, espiritual o físico. Puede que encuentres más mensajes útiles en los versículos de la Biblia sobre la esperanza o en los versículos de la Biblia sobre la paciencia. Hemos descubierto que uno de los lugares más útiles para buscar aliento optimista durante los períodos de sanación es la Biblia. Por eso, hemos reunido algunos de nuestros versículos favoritos que le ayudarán a sentirse más esperanzado durante el período de curación.

  Una oración antes del amanecer donde ver

Oración para la curación emocional de un amigo

Dios amoroso, te ruego que me consueles en mi sufrimiento, prestes habilidad a las manos de mis sanadores y bendigas los medios utilizados para mi curación. Dame tal confianza en el poder de tu gracia, que incluso cuando tenga miedo, pueda poner toda mi confianza en ti; por nuestro Salvador Jesucristo. Amén.

Señor Jesucristo, con tu paciencia en el sufrimiento santificaste el dolor terrenal y nos diste ejemplo de obediencia a la voluntad de tu Padre. Acércate a mí en mis momentos de debilidad y dolor; sostenme con tu gracia, para que no decaigan mi fuerza y mi valor; cúrame según tu voluntad; y ayúdame a creer siempre que lo que me suceda aquí es de poca importancia si me retienes en la vida eterna, Señor mío y Dios mío. Amén.

Señor, mírame con ojos de misericordia. Que Tu mano sanadora descanse sobre mí, que Tus poderes vivificantes fluyan en cada célula de mi cuerpo y en las profundidades de mi alma, limpiándome, purificándome, devolviéndome la integridad y la fuerza para servir en Tu Reino. Amén.

Jesús misericordioso, tú eres mi guía, la alegría de mi corazón, el autor de mi esperanza y el objeto de mi amor. Vengo en busca de refrigerio y paz. Muéstrame tu misericordia, alivia mis temores y ansiedades, y concédeme una mente tranquila y un corazón expectante, para que por la seguridad de tu presencia pueda aprender a permanecer en ti, que eres mi Señor y mi Dios. Amén.

Oración por el maltrato emocional

La oración puede ayudarnos a ver el panorama general y a sentirnos reconfortados por el amor de Dios cuando las cosas no van como queremos. Si necesitas consuelo, ayuda u orientación, estás preocupado o sufres una pérdida, o te enfrentas a la incertidumbre, estas oraciones te ayudarán. Esperamos que te resulten alentadoras.

  Oraciones conmovedoras para el Día de la Madre: Expresa tu amor y gratitud en palabras

Ayúdame a no temer el futuro, sino a confiar con valentía en que Tú tienes el control cuando mis emociones me hunden y cuando estoy desesperado. Y cuando no pueda hablar y no sepa qué decir, ayúdame a “Callar y saber que Tú eres Dios”.

No te entiendo, ni siquiera sé si creo en ti, pero este es mi grito a ti, quienquiera que seas, me imagino que si eres tan grande como la gente dice que eres, no te vas a ofender si hago las cosas mal.

Dios, ayúdame a confiarte mis decisiones y mi futuro. Permíteme apoyarme en ti con todo mi corazón en lugar de confiar en mi propia comprensión imperfecta. Dame una guía clara en mi vida. Te pido ayuda para dirigir mi camino. Dame la confianza de que tu dirección es siempre el mejor camino a seguir. En el nombre de Jesús, Amén.