Oración para superar la muerte de una madre

Oración judía por la madre fallecida

Nadie pasa por la vida sin experimentar, en algún momento, la pérdida de alguien o algo querido. La pérdida de un ser querido a causa de la muerte es uno de los retos más intensos de la vida, y el dolor puede ser abrumador. Pero Dios no te deja sufrir solo. Encuentra consuelo en estos versículos de Su Palabra…

4. “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, que nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos consolar a los que están en cualquier tribulación” (2 Corintios 1:3, 4).

5. 5. “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré, te ayudaré, te sostendré con mi diestra justa” (Isaías 41:10). Dios promete estar contigo y sacarte adelante en este tiempo de intensa decepción y soledad.

6. 6. “Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento” (Salmo 23:4). Confía en Su guía para salir de ese valle oscuro.

Oración por la pérdida de esposa y madre

Esta página reúne varias oraciones y lecturas para los que lloran la pérdida de un padre precioso, con un poema de oración por la pérdida de una madre y un mensaje de sentido pésame por el fallecimiento de una madre querida. También hay un famoso salmo 23 para meditar (“El Señor es mi pastor”) y una reconfortante oración para pedir fuerzas en el duelo.

  Pasar el agua oración

Y, sin embargo, sé que te levantaste de ese lugar sin corazón, solitario y helado. Te levantaste a la vida y extinguiste el poder de la muerte. Gracias porque mi ser querido ha resucitado contigo a la luz gloriosa del cielo. Gracias porque ahora mismo están vivos en este lugar de belleza incomparable y amor eterno.

Oración por la madre desaparecida

Si usted es católico romano, probablemente fue su madre quien primero le enseñó a rezar, le educó en la Iglesia y le ayudó a comprender la fe cristiana. En el momento de la muerte de tu madre, puedes retribuirle sus dones rezando por el reposo o descanso pacífico de su alma con la “Oración por una madre fallecida”.

Esta oración es una buena manera de recordar a tu madre. Puedes rezarla como novena en el aniversario de su muerte; o durante el mes de noviembre, que la Iglesia dedica a la oración por los difuntos; o simplemente cada vez que te venga a la mente su recuerdo.

Oh Dios, que nos has mandado honrar a nuestro padre y a nuestra madre; ten piedad del alma de mi madre y perdona sus ofensas, y haz que vuelva a verla en la alegría de la luz eterna. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

En el catolicismo, las oraciones por los difuntos pueden ayudar a tus seres queridos a ascender al estado de gracia. En el momento de la muerte de su ser querido, si su madre vivía en estado de gracia, entonces la doctrina dicta que entrarán en el cielo. Si su ser querido no estaba en estado de gracia, pero había vivido una buena vida y había profesado en algún momento la creencia en Dios, entonces esa persona irá al purgatorio, que es como un lugar de espera temporal para aquellos que necesitan purificarse antes de poder entrar en el cielo.

  Oración al gran poder de dios para la salud

Novena por la madre difunta

Las oraciones en momentos de dolor y pérdida son edificantes y pueden mitigar tu tristeza. Las oraciones te ofrecen una forma de sanar tras la muerte de alguien y de salir de las profundidades del dolor con una fe renovada. Las oraciones originales son todas de la autora Sally Painter.

“Ofrezco esta oración a Dios para que levante esta carga de dolor de mi corazón. Ilumina mi alma con tu luz eterna y hazme sentir la alegría de tu amor. Guíame con tu sabiduría, para que pueda comprender tu plan. Permíteme apoyarme en tu fuerza para crecer fuerte una vez más y salir de mi pérdida con un espíritu renovado de amor y esperanza. Amén”.

“Querido Dios, tú conoces mi corazón. Conoces la tristeza que lo llena. Reconoces cómo mi dolor ha hecho a un lado todas las demás emociones y pesa sobre mí. Mírame, Dios. Escúchame, Dios. Por favor, ayúdame a aceptar que mi [ser querido] fue llamado a casa tan pronto. Elimina mi ira y sustitúyela por una mayor aceptación de tu voluntad. Te ruego que sanes mi interminable tristeza y la pena constante que me impide vivir. Ayúdame a ver lo bueno de mi vida y a volver a centrar mi atención en mi familia. Guíame para encontrar nuevas formas de afrontar mi pérdida que renueven mi alma y vuelvan a llenar mi corazón con tu amor eterno. Amén”.

  Oración corta a san alejo para alejar personas indeseables