Oración para todos los días de los 7 arcángeles

7 arcángeles protección

Como habrás notado, el cielo está muy organizado, y no te sorprenderá saber que todos los seres celestiales tienen un trabajo específico que hacer. Cada uno de estos magníficos seres sirve en un determinado rayo (aspecto de Dios). También tienen retiros espirituales u hogares en el reino etérico (mundo celestial) sobre ciertos lugares poderosos de la tierra. He aquí un resumen de los siete.

El nombre de Chamuel significa “El que ve a Dios” o “El que busca a Dios”. Chamuel es un poderoso líder sanador en la jerarquía angélica conocida como los “Poderes” que protegen al mundo de las energías temibles e inferiores. Invoca a Chamuel para obtener consuelo, protección e intervención en los acontecimientos mundiales. Amor, tolerancia, gratitud. Invoca a Chamuel si necesitas encontrar objetos, almas gemelas, amor incondicional y ayuda a fortalecer las relaciones.

El nombre de Gabriel significa “Dios es mi fuerza”.  Gabriel es el ángel de la concepción de los niños o del proceso de adopción de un niño. Este arcángel también ayuda a cualquier persona cuyo propósito de vida implique el arte o la comunicación. El Arcángel Gabriel suele llegar a su vida cuando usted comienza a cuestionarse su lugar en la Gran Ecuación de Dios y desea asumir un papel consciente en el cumplimiento del propósito de su vida.El Arcángel Gabriel es el mensajero que le susurra al oído los acontecimientos venideros, los cambios y las oportunidades de nuevas experiencias.  Es el portador de las BUENAS NUEVAS.  Gabriel ayudará a los padres sin hijos a concebir o adoptar un hijo.

Oración diaria de los arcángeles

San Gabriel, Arcángel Santo, tú, que eres conocido como el portador de los secretos de Dios destinados especialmente a sus elegidos, nosotros, hijos de Dios, velamos constantemente por el mensaje de Dios. Que, por tu poderosa intercesión, reciba las palabras y los mensajes de Dios para que, junto con María, mi bendita madre, pueda darle gloria y alabanza. Que yo también irradie el amor de Dios a los demás con mis obras ejemplares. Oh, San Gabriel, obtén para mí la gracia de una oración atendida y presenta a Dios Padre las siguientes peticiones, en concreto, (DECIR PETICIÓN).

  Oración a santa ana para vender casa

Oh Gran Arcángel, San Rafael, has sido designado por Dios para convertirte en nuestro sanador y guiarnos en nuestro peregrinaje terrenal hacia nuestro hogar en el Cielo. Te ruego que me ayudes en todas mis empresas y en todas las pruebas y dolores de esta vida terrenal. Te ruego que me mantengas siempre en buena salud física, mental y espiritual. Te suplico que guíes siempre mis pasos para que camine con confianza hacia el final de mi jornada, y me alivies de mis dudas generadas por el orgullo intelectual y las ambiciones mundanas. San Rafael, por favor, presenta a Dios las siguientes peticiones, en concreto, (DECLARA AQUÍ LAS PETICIONES).

Oraciones católicas a los siete arcángeles

En las religiones abrahámicas, los Arcángeles son el rango más alto de ángel. Algunas fuentes discrepan sobre cuántos existen, pero el número más comúnmente referenciado es siete. Estos ángeles vigilan a los humanos y a los ángeles de rango inferior, y están asociados a diferentes aspectos de la existencia. Aunque todos ellos son sabios, guías poderosos y sanadores espirituales, tienen rasgos específicos que se aplican a diferentes situaciones.

El nombre de Miguel significa “el que es como Dios”, y a menudo se le considera el más poderoso de los ángeles: fue él quien expulsó a Lucifer del cielo. Recurre a su ayuda cuando tengas problemas de miedo, inseguridad, energía, motivación o para eliminar espíritus indeseados de un lugar.

  Imagen del arcángel uriel con oración

Para protegerte de todo mal, friega el suelo con San Miguel. Cuando se seque, enciende un poco de incienso de San Miguel (o usa spray de San Miguel) y llévalo por tu casa, pidiendo ayuda al Arcángel. Esto puede ser muy sencillo, como…

Gabriel es el ángel que se apareció a María para decirle que estaba embarazada de Jesús. Su nombre significa “Dios es mi fuerza”, y se le asocia con los mensajes y la comunicación, así como con el embarazo, el parto y los niños. Si eres escritor o artista, quizá quieras tener una estatua de Gabriel cerca de tu lugar de trabajo para que te ayude a transmitir tu mensaje. Para protegerse de cualquier daño, especialmente durante el embarazo o el parto, encienda una vela y recítele una oración. Repítala tantas veces como sea necesario hasta que el peligro haya pasado.

Oraciones a los arcángeles

“Bendecid al Señor todos Sus ángeles: Vosotros que sois poderosos en fuerza, y ejecutáis Su palabra, escuchando la voz de Sus órdenes. Bendice, alma mía, al Señor, y bendiga todo mi ser su santo nombre”. (Salmo 102:20)

Oh Dios, que de entre todos tus ángeles elegiste al arcángel Gabriel para anunciar el misterio de la Encarnación, concédenos misericordiosamente que quienes le recordamos solemnemente en la tierra sintamos el beneficio de su patrocinio en el cielo, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla. Sé nuestra protección contra la maldad y las asechanzas del demonio. Que Dios lo reprenda. Te rogamos humildemente, oh Príncipe de las huestes celestiales. Por el poder de Dios, arroja al infierno a Satanás y a todos los espíritus malignos que vagan por el mundo para la ruina de las almas. Amén.

  Oracion a san nicolas de bari tres lunes

Día 7 Instrucción/Oración: En Apocalipsis 14:6-7, leemos: “Entonces vi a otro ángel que volaba en lo alto, con la buena nueva eterna para anunciarla a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo. Dijo a gran voz: Temed a Dios y dadle gloria, porque ha llegado su hora de sentarse en juicio”. Debido al papel especial de San Gabriel de anunciar al Mesías, también se cree que es el arcángel que anunciará el reino de Dios – “el evangelio de la eternidad” en relación con la Segunda Venida de Jesucristo. Que siempre infunda en nuestras mentes la disposición de hacer siempre la voluntad de Dios hasta el día en que anuncie la buena nueva de la eternidad. Amén.