Oración para unir a una familia con problemas

Breve oración de protección para la familia

Oh Dios de bondad y misericordia, a tu guía paternal encomendamos nuestra familia, nuestro hogar y todas nuestras pertenencias. Encomendamos todo a tu amor y custodia; llena esta casa con tus bendiciones, como llenaste con tu presencia la santa Casa de Nazaret.

Aleja de nosotros, por encima de todo, la mancha del pecado, y haz que sólo Tú reines en medio de nosotros por tu ley, por tu santísimo amor y por el ejercicio de toda virtud cristiana. Que cada uno de nosotros Te obedezca, Te ame y se proponga seguir en su propia vida Tu ejemplo, el de María, Tu Madre y nuestra Madre amantísima, y el de Tu intachable guardián, San José.

Protégenos a nosotros y a nuestra casa de todos los males y desgracias, pero concédenos estar siempre resignados a tu divina voluntad incluso en las penas que te plazca enviarnos. Por último, concédenos a todos la gracia de vivir en perfecta armonía y en la plenitud del amor hacia el prójimo. Haz que cada uno de nosotros merezca por una vida santa el consuelo de tus santos Sacramentos en la hora de la muerte. Oh Jesús, bendícenos y protégenos.

¿Cuál es la oración para volver a unir a la familia?

Dios Todopoderoso, te pedimos unidad en nuestra familia. Confiamos en ti para tu paz, que sobrepasa el entendimiento humano. Reúnenos para que nos apoyemos mutuamente en lo bueno y en lo malo. Permite que tu Espíritu Santo nos enseñe los modos de vida cristianos que promueven la paz y la armonía entre nosotros.

¿Cuál es una oración poderosa para la unidad familiar?

Que Dios nos conceda paciencia para trabajar juntos, que nos una a todos como una familia. Trabajemos juntos con comprensión y compasión en nuestros corazones. No seamos groseros ni arrogantes unos con otros, mientras iluminamos el camino hacia tu reino celestial.

  Descubre las mejores oraciones preparadas para grupos y desarrolla tus habilidades de comunicación efectiva

Oración por la protección y orientación de la familia

En esta página encontrarás varias oraciones y bendiciones para tu familia. Hay oraciones para reuniones familiares (con oraciones para la hora de la comida y la noche), bendiciones que puedes regalar a tus seres queridos y algunos recursos útiles para animar a tu familia a rezar junta. También encontrarás oraciones breves, citas inspiradoras y versículos de la Biblia.

Oh Dios, Padre Celestial, fue parte de Tu decreto eterno que Tu Hijo unigénito, Jesucristo, el Salvador de la raza humana, formara una familia santa con María, Su bendita madre, y Su padre adoptivo, San José. En Nazaret se santificó la vida del hogar y se dio un ejemplo perfecto a toda familia cristiana. Concédenos, te suplicamos, que comprendamos plenamente e imitemos fielmente las virtudes de la Sagrada Familia, para que un día estemos unidos a ellos en su gloria celestial. Por el mismo Cristo, Señor nuestro. Amén.

Piensa en los momentos del día en los que tu familia se reúne de forma natural y tómate un momento para rezar. Por ejemplo, hay muchas oraciones matutinas estupendas que puedes hacer después del desayuno. Si ya reza durante las comidas, considere la posibilidad de cambiar la forma de hacerlo. Sé creativo: no hay reglas sobre cuándo rezar: puede ser antes o después (¡o durante!) de la comida. A veces, rezar en momentos espontáneos puede hacernos reflexionar sobre lo que estamos haciendo. También es una buena idea (¡por razones prácticas!) que las oraciones sean breves y concisas durante la cena: ¡recuerda que las oraciones no tienen por qué ser largas para ser eficaces!

100 oraciones breves para la familia

Hoy nos centramos en el tema de la oración por la unidad familiar. Algunas familias están fracturadas por muchas razones. Esto indica la necesidad de unidad, vivan o no todos los miembros bajo el mismo techo. Sobre esto dice el amor de inspiración y versos de paz de la Biblia.

  Con dios me acuesto con dios me levanto oración completa

Existe la necesidad de perdonar y restaurar las relaciones rotas para que las personas puedan estar completas de nuevo. Se ha observado que las personas que viven en familias armoniosas suelen ser más felices. Otra razón para buscar la unidad es que la familia es la unidad más fundamental de la sociedad. Por tanto, si todas las familias pudieran vivir en armonía y paz, la sociedad también sería más pacífica.

Oh Dios, ayuda a los miembros de mi familia a estar en paz y unidad unos con otros. Por favor, ayuda a cada miembro de mi familia a abrazar y practicar los valores fundamentales de nuestra familia para el bienestar de todos nosotros. Haz que todos nos sintamos queridos y respetados en la familia. Comprometámonos siempre por el bien de los demás. Querido Dios, no permitas que alimentemos la ira en nuestros corazones para que no desemboque en resentimiento, amargura e incluso odio. Enséñanos a resolver nuestros conflictos de manera abierta, honesta y rápida. Por favor, haz que seamos lo suficientemente humildes como para admitir nuestras faltas y buscar el perdón, el amor y la alabanza cuando hayamos hecho daño a otros. Querido Dios, ayúdanos a buscar la paz para mantener la unidad de la familia. En el nombre de Jesús, Amén.

Oración por las relaciones familiares

Las oraciones por la familia pueden proporcionar consuelo y orientación cuando tratamos de fortalecer y apoyar las relaciones que son más importantes para nosotros. Tanto si nos enfrentamos a dificultades en el seno de nuestra familia, como si queremos mantener estrechos lazos con nuestros seres queridos, o simplemente tratamos de ser una fuente de apoyo y ánimo, el poder de la oración puede guiarnos para encontrar la fuerza y la claridad necesarias. En estas oraciones por la familia, pedimos orientación sobre cómo ser un miembro comprensivo y cariñoso de nuestra familia, el valor para superar los desafíos y las bendiciones de unas relaciones fuertes y sanas.

  Oraciones para ayudar a un espíritu a encontrar la luz

¡Alabado y agradecido sea Dios! Y os agradezco a todos vuestras oraciones por mi novio. Su médico por fin encontró un medicamento que funciona para su enfermedad. Hace más de un año que lo está tomando y ha vuelto a llevar una vida normal. ¡Aleluya!

Dios os bendiga a todos por hacer lo que hacéis. Nunca me hubiera imaginado poder rezar en la tumba de Jesús y, al ofrecer este servicio, siento que él me escuchó igual que si yo hubiera estado allí. Por favor, sepan cuánto los aprecio. Dios les bendiga.