Oración para unir madre e hija

Sanar las relaciones madre-hija cristiano

Santo, te pido que ayudes a cada miembro de nuestra familia a ser completamente humildes y gentiles en nuestras interacciones con los demás; y a ser pacientes, soportando con amor las faltas de los demás – incluso cuando estemos cansados, frustrados, enojados, o

Dios bondadoso, ayúdanos a amarnos unos a otros con fervor. Haz que nuestro amor crezca tan profundamente que sea capaz y esté dispuesto a superar y perdonar una multitud de recelos. Inspira un espíritu de hospitalidad en cada uno de nosotros y permítenos compartir alegremente nuestro hogar . Reconocemos que nos has dado a cada uno dones espirituales.

Ayúdanos a dejar de lado nuestras propias necesidades y a utilizar esos dones para servirnos bien los unos a los otros. Confiaremos en la fuerza y la energía que Tú nos proporcionas. Oramos para que todo lo que hagamos dentro de esta unidad familiar te traiga gloria a través de Aquel que vive en nosotros.

Señor Dios, te entrego a todos los miembros de nuestra familia. Tú los conoces tan bien y los amas a todos. Te pido que nos cubras con un arco iris de esperanza. Esperanza que nos una para resolver nuestras diferencias. Esperanza que nos ayude a celebrar juntos y a cuidarnos unos a otros. Esperanza que cabalga como un estandarte en nuestras vidas y vela por nosotros dondequiera que vayamos. Esperanza que supera la adversidad y reúne fuerzas para vencer. Esperanza que nos guía y nos da visión para nuestro futuro solos y juntos.

Citas para rezar madre e hija

Padre Dios por favor trae a mi hija de vuelta a mi.Por favor deja que nuestra relación sea sanada y completa de nuevo.Por favor termina esta relación rota y deja que un nuevo comienzo comience para que haya paz y amor entre nosotras. Por favor, quítanos el dolor y deja que mi hija me quiera de nuevo como su madre. Por favor, tráela de vuelta y deja que mi familia sea restaurada más fuerte y completa de nuevo. Deja que nuestros corazones rotos se curen y quita su rabia hacia mi y los problemas de su mente. Gracias Padre Amén

  Oración san francisco de asis para los animales

Oración de una madre por el cumpleaños de su hija

Crecer en un hogar lleno de oración es algo hermoso y poderoso. Los padres pueden rezar por sus hijos desde el momento en que son concebidos hasta la edad adulta. Los niños pueden aprender junto a sus padres a rezar ellos mismos al Señor. Los hermanos pueden rezar unos por otros mientras resuelven conflictos y construyen relaciones sólidas. Las familias pueden rezar juntas más a menudo que antes de la cena, y puede ser una experiencia transformadora que no sólo acerque a los miembros de la familia a Dios, sino también a los demás. A continuación hemos recopilado nuestras oraciones favoritas para la familia, así como las Escrituras que puede utilizar para orar por su familia.    He aquí oraciones poderosas (pero sencillas) para su familia:

Padre, nos hemos reunido para compartir una comida en Tu honor. Gracias por reunirnos como familia, y gracias por esta comida. Bendice nuestros cuerpos, Señor. Te damos gracias por todos los dones que has dado a los que están alrededor de esta mesa. Ayuda a cada miembro de nuestra familia a utilizar estos dones para tu gloria. Guía nuestras conversaciones a la hora de comer y dirige nuestros corazones hacia Tu propósito para nuestras vidas. En el nombre de Jesús, Amén. – Meg BucherUna oración familiar de gratitud “Siempre damos gracias a Dios por todos ustedes y continuamente los mencionamos en nuestras oraciones”. 1 Tesalonicenses 1:2

  Oración para proteger a mi familia de todo mal

Poema de una madre que reza por su hija

Dios bueno y bondadoso, te pedimos en agradecimiento por nuestras madres y por todas las mujeres de la teoría que se han unido a ti en la maravilla de engendrar una nueva vida. Tú que te hiciste humano a través de una mujer, concede a todas las madres el valor que necesitan para afrontar el futuro incierto que siempre trae consigo la vida con hijos. Dales la fuerza de vivir y de ser amadas a su vez, no perfectamente, sino humanamente. Dales el apoyo fiel del esposo, la familia y los amigos mientras cuidan del crecimiento físico y espiritual de sus hijos. Dales alegría y deleite en sus hijos para sostenerlas a través de las pruebas de la maternidad. Sobre todo, dales la sabiduría de acudir a ti en busca de ayuda cuando más lo necesiten.

Hay momentos en los que sólo el amor de una madre puede comprender nuestras lágrimas, aliviar nuestras decepciones y calmar todos nuestros miedos. Hay momentos en que sólo el amor de una madre Puede compartir la alegría que sentimos Cuando algo que hemos soñado Bastante de repente es real. Hay momentos en que sólo la fe de una madre puede ayudarnos en el camino de la vida e inspirarnos la confianza que necesitamos día a día. Porque el corazón de una madre y la fe de una madre y el amor inquebrantable de una madre fueron creados por los ángeles y enviados por Dios. – Autor desconocido

  Oración para que no duerma pensando en mi