Oración poderosa para eliminar todo mal

Reza por la película del mal

Una de las oraciones más importantes y a menudo olvidadas de las que disponen los cristianos es la oración de protección. Diferentes situaciones ocurren en nuestras vidas, por lo que puede decir una oración corta para la protección contra el mal y el daño o la oración para la protección de los enemigos que enfrentan.

Nuestro amoroso Padre Celestial, te ruego que nos protejas a mi familia y a mí de todo el mal y de aquellos que quieren hacernos daño. Guárdanos y protégenos de todo el mal que rodea nuestras vidas. Esperamos que nos des tu escudo de seguridad y protección, así que por favor pon guardias en la puerta de nuestra casa.

Padre, por favor, mantén nuestros corazones sin miedo y llénanos de tu paz, que sobrepasa todo nuestro entendimiento. Gracias por ser nuestro refugio y fortaleza. Tú eres la ayuda omnipresente en los momentos difíciles. En tu fidelidad no temeremos los peligros del mundo. Quédate con nosotros dondequiera que vayamos, y guárdanos en tus manos amorosas. Te lo ruego en el nombre de Jesús, Amén.

Padre Celestial, por favor da protección a mi hermano y hermana cristianos mientras hacen un largo viaje por carretera esta semana. Ayúdales a llegar sanos y salvos a su destino y protege a los demás conductores en el camino. Señor, ellos tienen mucho trabajo que hacer aquí, construyendo tu Reino. Así que, por favor, llévalos a casa sanos y salvos, en el nombre de Jesús, te lo ruego. Amén.

Oración de protección

El diablo es real. Que uno crea o no en él no hace que este hecho sea falso. Cuanto antes se crea en Jesucristo (Aquel que es el Verbo encarnado), en sus palabras y advertencias sobre este tema, mejor. No se equivoque, no hay nada que el diablo ame más que una persona que no cree en él. Al negar su existencia – y por lo tanto las enseñanzas de Dios mismo – él (Satanás) es libre de causar estragos en la vida de una persona con poca o ninguna consecuencia o amenaza de enviarlo de vuelta al pozo del infierno donde pertenece.

  Oraciones a santa brigida para 12 años

Sin embargo, si crees en él, y si quieres expulsarlo de ciertas áreas de tu vida, por la gracia de Dios, las enseñanzas divinamente inspiradas de la Madre Iglesia nos han dado oraciones increíblemente poderosas para mandarlo a paseo, ¡con el rabo entre las piernas y todo!

Un exorcista jefe de Roma llamado Padre Gabriele Amorth, un hombre que se ha enfrentado cara a cara con el diablo y sus secuaces de forma regular y que ha realizado más de 70.000 exorcismos (¡!) y, por tanto, armado con años y años de testimonios personales, ha recomendado las cinco oraciones más poderosas para librar la vida de uno del mal.

Rezar oraciones de protección para la familia

Dolor de cabeza repentino que no desaparece sólo con un analgésico. Somnolencia inexplicable, dolor de estómago insoportable, molestas sensaciones de debilidad y mareos insoportables, sensación de ahogo, presión alta o malestar sin causa biológica. Estos son algunos de los síntomas más comunes que -si no hay una enfermedad evidente- se atribuyen al mal de ojo, vaskania, (, mala energía). Se llame como se llame, en esencia no es más que una fuerte influencia negativa de una persona sobre otra, a causa de la envidia o los intensos celos que una puede sentir por la otra.

Pero ¡cuidado! El mal de ojo puede producirse involuntariamente, es decir, sin que nadie lo quiera, simplemente con una simple mirada. Cualquiera que sea el motivo, ya sea causado por la envidia y los celos o por una mirada aparentemente inocente pero fuerte y penetrante, es importante que el mal de ojo sea un problema serio, real y atemporal, que sólo puede resolverse con la oración contra la vaskania, o con oraciones para su recuperación.

  Descubre la poderosa oración antigua a la Virgen de los Dolores que puede cambiar tu vida

Por supuesto que es así. De lo contrario, la Iglesia no habría compilado una oración contra la vaskania (y la “mala lengua”, es decir, cuando uno habla de otro, alabándolo o criticándolo, pero lo hace de tal manera que ejerce una fuerte influencia negativa sobre el otro). De hecho, los Padres de la Iglesia atribuyen la vaskania a la intervención del espíritu maligno y la consideran obra del diablo. Hay decenas de escritores eclesiásticos que asocian la vaskania con la envidia, y la consideran mala tanto para los demás como para quien la provoca. La Iglesia ha escrito decenas de oraciones para recuperarse contra la vaskania y el mal de ojo, mientras que San Basilio escribió un discurso específico sobre el asunto. Según la tradición eclesiástica, para una recuperación completa se necesita un sacerdote que lea la oración adecuada a la persona afectada. Hasta que se busque un sacerdote, la Iglesia también acepta oraciones que también puede leer la persona afectada.

Oración para eliminar el mal de la relación

Querido Padre, Tú eres como un ala que cobija a mis hijos, fuerte con la protección, suave con la gracia. Eres como un escudo que los rodea cada día. Ellos corren libres y Tú estás con ellos mientras se aventuran. Eres como una corona colocada sobre sus cabezas, símbolo de filiación, de pertenencia y de su adopción en tu familia. Señor, los pongo bajo tu gran cuidado y declaro que son tuyos. Amén.

Señor Dios, te pido tu protección al comenzar este día. Tú eres mi escondite, y bajo tus alas siempre puedo encontrar refugio. Protégeme de los problemas dondequiera que vaya, y aleja de mí el mal. Esté donde esté, Te buscaré como mi Protector, el que lucha por mí cada día. Tu amor y tu fidelidad, junto con tu bondad y tu misericordia, me rodean a diario, por lo que no temeré lo que pueda venir contra mí. Mi confianza está en Ti, Dios, y te doy gracias por Tu amor y protección. En el nombre de Jesús, Amén.

  Oración a san cipriano amarre total

Concede, Señor, tu protección y en la protección, la fortaleza. Y en la fuerza, el entendimiento. Y en la comprensión, el conocimiento. Y en el conocimiento, el conocimiento de la justicia. Y en el conocimiento de la justicia, el amor a ella. Y en el amor a ella, el amor a todas las existencias. Y en ese amor, el amor del espíritu y de toda la creación.Amén.