Oración por la ofrenda cristiana

La oración por la ofrenda cristiana expresa gratitud a Dios y ofrece recursos como acto de adoración y servicio. Seamos generosos y fieles mayordomos.


La oración por la ofrenda cristiana es una práctica espiritual importante en la vida de los creyentes. A través de esta oración, expresamos nuestra gratitud a Dios por sus bendiciones y ofrecemos nuestros recursos como un acto de adoración y servicio. En este artículo, exploraremos el significado y la importancia de esta oración, así como algunas referencias bíblicas que nos guían en este acto de generosidad y entrega.


Padre celestial, te damos gracias por todas las bendiciones que has derramado sobre nosotros. Reconocemos que todo lo que tenemos proviene de ti y te ofrecemos nuestras ofrendas como un acto de gratitud y adoración. Que estas ofrendas sean utilizadas para tu gloria y para bendición de otros. Ayúdanos a ser mayordomos fieles de los recursos que nos has confiado.



Señor Jesús, tú nos enseñaste el valor de dar y servir a los demás. Que nuestras ofrendas reflejen tu amor y compasión por los necesitados. Ayúdanos a ser generosos y desinteresados en nuestras donaciones, sabiendo que estás obrando a través de nosotros para bendición de otros. Que nuestras ofrendas sean semillas de esperanza y provisión en la vida de aquellos que las reciben.


Espíritu Santo, danos sabiduría y discernimiento al decidir cómo y cuánto dar. Ayúdanos a ser buenos administradores de los recursos que nos has dado, para que podamos ser una bendición para tu iglesia y para el mundo. Que nuestras ofrendas sean un testimonio vivo de nuestra fe y un medio para llevar tu amor y salvación a aquellos que aún no te conocen.


La oración por la ofrenda cristiana es una oportunidad para expresar nuestra gratitud a Dios y ofrecer nuestros recursos como un acto de adoración y servicio. Esta oración debe ser leída con sinceridad y humildad, reconociendo que todo lo que tenemos proviene de Dios. Además, es importante acompañar esta oración con una actitud de generosidad y desprendimiento en nuestras acciones diarias. Que nuestras ofrendas sean una expresión tangible de nuestro amor por Dios y por los demás.

  Oraciones salesianas para jovenes


Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad