Oración santo tomas de aquino estudio

Oración de Santo Tomás de Aquino después del estudio

Señor Dios, gracias por esta oportunidad de aprender nuevas habilidades y ampliar mi comprensión. Gracias por guiarme a través de este tiempo de estudio hasta los exámenes finales. Pongo ante ti todas las esperanzas y temores que tengo sobre el resultado. Que pongas paz en mí mientras descanso y espero los resultados. Gracias porque estoy a salvo en tu amor. Gracias porque pase lo que pase en el futuro viviré en tu bondad y caminaré siempre contigo.

Querido Señor, mientras hago este examen, te doy gracias porque mi valor no se basa en mi rendimiento, sino en tu gran amor por mí. Ven a mi corazón para que podamos caminar juntos en este tiempo. Ayúdame, no sólo con este examen, sino con las muchas pruebas de la vida que seguramente vendrán en mi camino.

Mientras hago este examen, tráeme a mi mente todo lo que he estudiado y sé bondadoso con lo que he pasado por alto. Ayúdame a permanecer concentrado y tranquilo, confiado en los hechos y en mi capacidad, y firme en el conocimiento de que, pase lo que pase hoy, Tú estás conmigo.

Señor, sé que estás conmigo y que me amas. Dame paz mental mientras me preparo para este tiempo de estudio. Ayúdame a concentrarme en mis libros y apuntes, aléjame de toda distracción para que aproveche al máximo este tiempo del que dispongo. Dame comprensión para que pueda entender lo que estoy estudiando, y ayúdame a recordarlo cuando llegue el momento. Sobre todo, te doy las gracias por la capacidad de poder estudiar y por los muchos dones y talentos que me has dado. Ayúdame a utilizarlos siempre de modo que te honren y me hagan justicia.

  Oración ala santa muerte para casos difíciles y desesperados

Santo Tomás de Aquino oración antes del estudio pdf

Creador incalculable, que has dispuesto maravillosamente todas las partes del universo, y eres la fuente de la luz y la sabiduría. Ten a bien derramar tu claro rayo sobre la doble oscuridad en que nació mi mente, apartando de mí las tinieblas del pecado y de la ignorancia. Tú haces elocuentes las lenguas de los niños: instruye mi habla y pon en mis labios la gracia de tu bendición. Hazme rápido de entendimiento, capaz de recordar y dispuesto para aprender. Dame sutileza para interpretar y gracia para hablar. Tú que eres Dios y hombre verdadero, y que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

Famoso teólogo, Tomás de Aquino (su apellido significa “de Aquino”, su lugar de nacimiento) era hijo de un noble italiano. Se hizo miembro de la Orden de los Dominicos (Orden de Predicadores), y murió en 1274 con unos cincuenta años.

Aunque al principio parecía lento aprendiendo (era gordo y callaba habitualmente, por lo que le apodaron el “buey mudo”), sus maestros acabaron por darse cuenta de que era un teólogo de enorme talento; también era un hombre de profunda oración.

Oración de Santo Tomás de Aquino antes de la comunión

Nuestro hermano Tomás, una de las más grandes luminarias de la Orden Dominicana, fue profundamente devoto de la Santísima Virgen María. Su pensamiento mariano, poco conocido, ha sido recogido en un volumen titulado Meditaciones del dominico Fr. Mezard, O.P.1 Estas selecciones, “tomadas verbatum del Aquinate”, nos dice Fr. Mezard, fueron entresacadas de la Summa, así como de sus Comentarios al Ave María y al Evangelio de San Juan. Están dispuestas en forma de breves lecturas para acompañar las fiestas y los tiempos del año litúrgico.

  Oración cuando se pierde algo

En la oración mariana de Santo Tomás, siempre centrada en Dios y en relación con Cristo, encontramos un énfasis en la petición, así como énfasis en la contemplación, e incluso en la mística. Este breve trabajo reflejará estos acentos a la luz de María, mediadora de la gracia, título y función de Nuestra Señora de interés actual en la Iglesia. Se trata de un título y una función que Santo Tomás hizo suyos e integró en su vida de oración y estudio. Santo Tomás enseñó que la Santísima Virgen María “debe ser objeto de todos los honores, predicada y alabada, e invocada por nosotros en todas nuestras necesidades “2.

Oración de los alumnos de Aquino

Oh Dios misericordioso, concédeme desear con ansia, buscar con cuidado, reconocer con verdad y cumplir siempre perfectamente las cosas que te agradan. Ordena todo mi estado sólo para la gloria y el honor de tu Nombre; y concédeme saber lo que me pides que haga, y dame que lo haga como conviene y es provechoso para mi salvación.

Haz que no fracase ni me desvíe ni en la prosperidad ni en la adversidad; que no me enaltezca por una ni me abata por otra. Que no me alegre sino de lo que me lleva a Ti, ni me aflija sino de lo que me aleja de Ti; que no busque agradar, ni tema desagradar, sino sólo a Ti. Que todas las cosas transitorias se vuelvan viles a mis ojos, oh Señor, y que todo lo Tuyo me sea querido por Ti, y Tú, oh mi Dios, querido por encima de todas ellas. Que todo gozo que sea sin Ti me resulte molesto, y que no desee nada que no sea sin Ti. Que todo trabajo y fatiga que sea por Ti me deleite, y todo descanso que no sea en Ti me canse.

  Oración gloria al padre en español