Oraciones al santísimo sacramento para casos difíciles y desesperados

Oración milagrosa de San Judas

Cada año mi familia participa en la Novena de las Tres Cosas Imposibles.    Es la novena más poderosa que he hecho nunca, y conozco a muchas personas que han obtenido respuesta a sus oraciones apelando a la intercesión de la Virgen en esta novena.  La he compartido con algunos de ustedes en años anteriores, pero este año me pareció que compartirla con toda nuestra comunidad sería apropiado y oportuno.

Sé de cuatro bebés concebidos y nacidos en respuesta directa a esta novena, a cuyos padres se les dijo que no podían tener hijos, o que sería muy difícil tenerlos. Sé de una mujer que volvió a los sacramentos cuando su hermana hizo de ello una de sus intenciones. Sé de una familia enemistada desde hacía años que se reconcilió gracias a esta novena. El marido de una de mis amigas estaba en una situación imposible en su trabajo. Se resolvió durante la novena de mi amiga. Es realmente poderosa.

Este parece un momento especialmente bueno para acudir a nuestra Madre y pedirle ayuda. Tenemos la preocupación directa de que acabe el coronavirus, y también los problemas económicos que ha creado. Queremos que los sacramentos vuelvan a estar disponibles. Además, la mayoría de nosotros también tenemos nuestras preocupaciones personales que llevar a nuestra Madre. Os invito a llevar estas intenciones a nuestra Madre en esta Novena.

Oración de la Novena de San Judas en español

La oración puede ayudarnos a ver el panorama general y a sentirnos reconfortados por el amor de Dios cuando las cosas no van como queremos. Si necesitas consuelo, ayuda u orientación, estás preocupado o sufres una pérdida, o te enfrentas a la incertidumbre, estas oraciones te ayudarán. Esperamos que te resulten alentadoras.

  Oración para una peticion urgente difícil y desesperada

Ayúdame a no temer el futuro, sino a confiar con valentía en que Tú tienes el control cuando mis emociones me hunden y cuando estoy desesperado. Y cuando no pueda hablar y no sepa qué decir, ayúdame a “Callar y saber que Tú eres Dios”.

No te entiendo, ni siquiera sé si creo en ti, pero este es mi grito a ti, quienquiera que seas, me imagino que si eres tan grande como la gente dice que eres, no te vas a ofender si hago las cosas mal.

Dios, ayúdame a confiarte mis decisiones y mi futuro. Permíteme apoyarme en ti con todo mi corazón en lugar de confiar en mi propia comprensión imperfecta. Dame una guía clara en mi vida. Te pido ayuda para dirigir mi camino. Dame la confianza de que tu dirección es siempre el mejor camino a seguir. En el nombre de Jesús, Amén.

Santa judea novena rezo 9 dias pdf

Cuenta la leyenda que San Judas nació en el seno de una familia judía en Paneas, una ciudad de la región de Galilea en la antigua Palestina, la misma zona en la que creció Jesús.    Probablemente hablaba griego y arameo, como mucha gente de aquella zona, y era agricultor de oficio. San Mateo describe a Judas (13:55) como uno de los “hermanos” de Jesús, probablemente como un primo, ya que la palabra hebrea “hermanos” indica una relación de sangre.    Su madre, María, era prima de la madre de Jesús, María, mientras que su padre, Cleofás, era hermano de San José.

  Oración poderosa para vencer el miedo y la ansiedad: encuentra paz y calma en tu vida

Judas tenía varios hermanos, entre ellos Santiago, otro de los Apóstoles originales. Su propio nombre de pila, “Judas”, significa dador de alegría, mientras que “Tadeo”, otro nombre con el que se le llamaba, significa generoso y amable.

Judas fue llamado a ser uno de los doce Apóstoles de Jesucristo.    Comenzó a predicar la Buena Nueva de Jesús a los judíos de toda Galilea, Samaria y Judea.    Alrededor del año 37 d.C., San Judas fue a Mesopotamia (actual Irak) y se convirtió en líder de la Iglesia de Oriente que Santo Tomás estableció allí.    San Judas viajó por Mesopotamia, Libia, Turquía y Persia con San Simón, predicando y convirtiendo a muchas personas al cristianismo.    Se le atribuye el mérito de haber contribuido a la temprana creación de la Iglesia armenia y de otros lugares más allá de las fronteras del Imperio romano.

Oración a San Judas

Enséñanos, te rogamos, la humildad de corazón, para que seamos contados entre los pequeños del Evangelio a quienes el Padre prometió revelar los misterios de su Reino. Ayúdanos a orar sin cesar, seguros de que Dios sabe lo que necesitamos incluso antes de que se lo pidamos. Consíguenos los ojos de la fe que nos ayuden a reconocer en los pobres y en los que sufren, el rostro mismo de Jesús. Sosténnos en la hora de la angustia y de la prueba y, si caemos, haznos experimentar la alegría del sacramento del perdón. Concédenos tu tierna devoción a María, madre de Jesús y Madre nuestra. Acompáñanos en nuestra peregrinación terrena hacia la Patria bendita, adonde también nosotros esperamos llegar para contemplar eternamente la Gloria del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

  Oración de la virgen de la candelaria para los difuntos

Oh María, Virgen poderosísima y Madre de misericordia, Reina del cielo y Refugio de los pecadores, nos consagramos a tu Corazón Inmaculado. Te consagramos todo nuestro ser y toda nuestra vida; todo lo que tenemos, todo lo que amamos, todo lo que somos. Te entregamos nuestros cuerpos, nuestros corazones y nuestras almas; te entregamos nuestros hogares, nuestras familias, nuestra patria. Deseamos que todo lo que hay en nosotros y a nuestro alrededor te pertenezca y participe de los beneficios de tu bendición maternal.