Oraciones catolicas para rezar antes de dormir

Oración católica para el insomnio

La transición del trabajo, las tareas nocturnas o incluso la vida social al descanso no suele ser fácil por la noche. De hecho, conciliar el sueño puede ser a veces la parte más frustrante del día… Todos hemos tenido esas noches en las que lo que más necesitamos es descansar, pero nuestro cerebro no deja de pensar en la lista de tareas pendientes de mañana. Otras veces, nos sentimos ansiosos por algo que está pasando en nuestras vidas.

Cuando regreses al descanso cada noche, considera esta transición como un tiempo para escuchar la palabra de Dios o descansar en Su compañía. Puede que necesites algo de práctica para pasar de tu lista de tareas pendientes a las Escrituras o a la oración de un santo, pero esperamos que estas oraciones para dormir te guíen hacia la paz en Su presencia mientras pasas tus últimos momentos del día con Dios.

A lo largo del Antiguo y del Nuevo Testamento, Dios conduce a su pueblo al descanso. Les da paz, consuelo y se hace cargo de sus cargas. Y Él hace lo mismo por ti cada día y cada noche. Descansa con la Palabra de Dios con estos versículos bíblicos para dormir.

“‘La paz os dejo; mi paz os doy. No os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo'”. Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.  Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.”

  Oración de San Ramón Nonato: Protege y Bendice tu Embarazo

Oración católica para acostar a los niños

Jesucristo, Dios mío, te adoro y te doy gracias por todas las gracias que me has concedido en este día. Te ofrezco mi sueño y todos los momentos de esta noche, y te pido que me guardes del pecado. Me pongo dentro de tu sagrado costado y bajo el manto de la Virgen. Que tus santos ángeles me rodeen y me guarden en paz. Y que tu bendición sea sobre mí. Amén.

Nuestros colaboradores han distribuido decenas de millones de regalos católicos que han cambiado vidas desde 1991, convirtiéndonos en el mayor productor de Estados Unidos de herramientas de evangelización de alta calidad y muy asequibles. Únase hoy a nuestra labor.

Oraciones nocturnas católicas

Querido Señor Jesús, mientras descanso en el consuelo de tu amor, te pido experimentar tu suave abrazo mientras me envuelves tiernamente con tus amorosos brazos. Confío en que tu compasivo cuidado traerá paz a mi mente, serenidad a mi corazón y renovación a mi espíritu.

En tu amoroso abrazo, te pido que me concedas un apacible descanso nocturno. Por favor purifica mis sueños, limpia mi subconsciente y lava mis pensamientos con la pureza de tu infinito amor. Por favor atiende a mi corazón, mente, cuerpo, alma y espíritu mientras descanso en tu compasivo cuidado esta noche.

  Oracion mal de ojo aceite

Por favor, envía a tus ángeles protectores para que me protejan mientras duermo. Que tu ejército angélico destruya todas las maldiciones, obstáculos e influencias demoníacas que han sido enviadas contra mi capacidad de experimentar una noche de descanso pacífico. Te pido que tu hueste celestial me proteja mientras permanezco despierto y me vigile mientras duermo, para que despierto pueda velar con Cristo, y dormido, descanse en su paz. Amén.

Oración antes de dormir

Vela, querido Señor, con los que despiertan o velan o lloran esta noche, y da a tus ángeles el cuidado de los que duermen. Atiende a tus enfermos, Señor Jesucristo, descansa a tus cansados, bendice a tus moribundos, alivia a tus sufrientes, protege a tus alegres, y todo por tu amor. Amén.

Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

Dios te salve, Santa Reina, Madre de Misericordia, nuestra vida, nuestra dulzura y nuestra esperanza. A ti clamamos, pobres hijos desterrados de Eva. A ti elevamos nuestros suspiros, lamentándonos y llorando en este valle de lágrimas. Vuelve, pues, clemente abogada, tus ojos de misericordia hacia nosotros, y después de este nuestro destierro, muéstranos al bendito Fruto de tu vientre, Jesús. Oh clemente. Oh amorosa, oh dulce Virgen María. Ruega por nosotros, santa Madre de Dios, para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

  Oración antigua a san miguel arcángel

Oh Dios mío, siento de todo corazón haberte ofendido, y detesto todos mis pecados por tus justos castigos, pero sobre todo porque te ofenden a Ti, Dios mío, que eres todo bondad y mereces todo mi amor. Resuelvo firmemente con la ayuda de Tu gracia no pecar más y evitar la ocasión próxima de pecar. Amén.