Oraciones desespero para hombre

Quien estaba desesperado por dios en la biblia

La última vez que dejamos a Jonás, estaba en el vientre del gran pez. Estaba en un mal aprieto y de mala manera. Parafraseando a Samuel Johnson, “Nada aclara más la mente que la certeza de que te fusilarán por la mañana”.

Si un hombre sabe que va a ser fusilado muy pronto, tiene una forma de despejar la mente de detalles triviales. No te preocupas por lavar el coche si sabes que te van a fusilar al amanecer. Otra persona puede lavar el coche. Tienes cosas más importantes de las que preocuparte.

Tuve la oportunidad de pasar algún tiempo con un hombre involucrado en el ministerio a los estudiantes. De vez en cuando se enfrenta a decisiones disciplinarias difíciles cuando los jóvenes infringen las normas del grupo. “He tratado con todo lo que puedas imaginar. Todo tipo de pecados sexuales. Trampas. Violación de la ley. Lo que sea, lo he visto”, dice. Esta organización cuenta con una serie de procedimientos establecidos para tratar a los que se meten en problemas. Y muy a menudo consiguen ayudar a los jóvenes a enmendar sus errores y reconducir sus vidas.

¿Cuál es la oración de la desesperación?

Te preocupas por mí. No me dejarás ni me abandonarás. Demostraste tu amor por mí enviando a Jesús a morir en mi lugar. Estoy desesperado pero confío en Ti en la desesperación.

¿Cuál es la oración bíblica de la desesperación?

Salmo 25:4-5 – Dios, estoy desesperado porque me muestres Tus caminos, me enseñes Tus sendas. Guíame en Tu verdad y enséñame, porque Tú eres Dios mi Salvador y mi esperanza está en Ti todo el día.

  Oración para contrarrestar los ataques del enemigo

¿Cuál es una oración poderosa para una situación difícil?

Padre celestial, me humillo ante ti pidiendo tu mano de apoyo durante estas situaciones difíciles. Tú eres mi refugio y mi fortaleza; mi ayuda presente en la angustia. Sostén mi mano y no me dejes caer. Que tu gracia esté sobre mí en estos momentos de angustia.

Cómo rezar

Si sientes que estás cayendo por un precipicio de desesperación, he aquí una oración para ti. Cuando Jonás, David y otros hombres y mujeres de la Biblia experimentaron traumas, dolor y graves peligros, clamaron a Dios y encontraron verdadera ayuda y seguridad.

Siento que pierdo el control y que apenas puedo aguantar un momento más. Desesperado, extiendo mi mano hacia ti, Dios. ¡Agárrame! ¡Sácame de este lío! Escucha mi ferviente plegaria. Hoy te entrego mi vida, cada pedacito de ella. Soy tuyo. Ayúdame. Sé mi Dios. Ya no construiré mi vida sobre arena movediza. Tú eres mi roca, y con tu ayuda estableceré mi vida sobre tus firmes cimientos. Líbrame de este pozo y te alabaré. Contaré tus grandes maravillas. Daré a conocer tus caminos maravillosos, tu amor inquebrantable y tu poder sin fin. Gracias, Señor. Sé que me escuchas y que salvas a los humildes y contritos de corazón. Perdóname por mis decisiones, acciones y actitudes que me han llevado a este lugar. Recibo tu perdón y tu poder para cambiar. Y así como soy perdonado, perdono a cada persona que ha contribuido a mi derrota temporal, porque mi victoria está cerca. Tú estás aquí.

  Oración dela sangre preciosa de cristo

Una oración por Owen Meany

La oración puede ayudarnos a ver el panorama general y a sentirnos reconfortados por el amor de Dios cuando las cosas no van como queremos. Si necesitas consuelo, ayuda u orientación, estás preocupado o sufres una pérdida, o te enfrentas a la incertidumbre, estas oraciones te ayudarán. Esperamos que te resulten alentadoras.

Ayúdame a no temer el futuro, sino a confiar con valentía en que Tú tienes el control cuando mis emociones me hunden y cuando estoy desesperado. Y cuando no pueda hablar y no sepa qué decir, ayúdame a “Callar y saber que Tú eres Dios”.

No te entiendo, ni siquiera sé si creo en ti, pero este es mi grito a ti, quienquiera que seas, me imagino que si eres tan grande como la gente dice que eres, no te vas a ofender si hago las cosas mal.

Dios, ayúdame a confiarte mis decisiones y mi futuro. Permíteme apoyarme en ti con todo mi corazón en lugar de confiar en mi propia comprensión imperfecta. Dame una guía clara en mi vida. Te pido ayuda para dirigir mi camino. Dame la confianza de que tu dirección es siempre el mejor camino a seguir. En el nombre de Jesús, Amén.

Rezo una pequeña oración por ti

Dos personas se acercan al templo para rezar. Una de ellas hace notar su propia justicia, basada en sus logros espirituales. El otro se queda de pie a lo lejos y suelta palabras que son simplemente una súplica de misericordia. El fariseo ve su estilo de vida como un logro suyo y no como una bendición de Dios. Al ver su espiritualidad como un logro suyo, desprecia a los demás que no pueden presumir de tal destreza espiritual. Está agradecido de pertenecer al club de los justos. El recaudador de impuestos no es tan humilde como desesperado. No reclama nada a Dios, no presume de pertenecer al grupo de los justos. Lo único que le queda es la misericordia.

  Oración de acción de gracias al santísimo sacramento