Oraciones en latín para expulsar demonios

Oración de San Miguel en latín

Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; y perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal. Amén.

Pater Noster, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amén.

Ave María, llena eres de gracia. El Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Ave María, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amén.

Oración de exorcismo en latín

Hola a todos Algunos enlaces de esta página son enlaces de afiliados, lo que significa que, si decides hacer una compra, podemos ganar una pequeña comisión sin coste adicional para ti. ¡Gracias por apoyar a Beauty So Ancient!

La oración de San Miguel Arcángel es una poderosa oración que todo católico debería conocer de memoria. Es una oración especialmente necesaria en los tiempos que vivimos. Hay enemigos fuera y dentro, a los que nada les gustaría más que destruir la Iglesia y borrar todo rastro de cristianismo del planeta.

  Santa eduvigis oración para obtener una casa rápido

San Miguel, por el poder de Dios, está singularmente cualificado para encargarse del diablo y sus demonios. Después de todo, por el poder de Dios, expulsó a Satanás del cielo cuando se rebeló contra Dios.

Del mismo modo, los poderes mundanos de hoy en día son lo suficientemente orgullosos como para creer que pueden destruir la Iglesia y el Reino de Dios. Sus creencias son reforzadas cuando los lideres de la Iglesia capitulan y reafirman sus creencias malvadas. Estos lideres no entienden que cuando resistimos a Satanas, nos hacemos mas fuertes y el y sus demonios se debilitan.

Oración contra el mal

El sacerdote delegado por el Ordinario para desempeñar este oficio debe confesarse primero o, al menos, suscitar un acto de contrición y, si es conveniente, ofrecer el santo Sacrificio de la Misa e implorar la ayuda de Dios con otras oraciones fervorosas. Se reviste con sobrepelliz y estola morada. Teniendo ante sí a la persona poseída (que debe ser atada si hay algún peligro), traza la señal de la cruz sobre ella, sobre sí mismo y sobre los circunstantes, y luego los rocía a todos con agua bendita. A continuación, se arrodilla y recita las letanías de los santos, sin incluir las oraciones que las siguen. Todos los presentes responden.

  Descubre la poderosa oración al Sagrado Corazón de Jesús para encontrar el amor verdadero

Las Letanías de los Santos se utilizan en la ordenación, las Cuarenta Horas, las procesiones y otras ocasiones. Tanto el Ritual Romano como el Pontifical Romano disponen que se repitan las tres primeras invocaciones. La música para esta letanía figura en el suplemento musical. Las invocaciones las cantan (o recitan) los cantores o el sacerdote; las respuestas, todos.

Impondrán las manos sobre los enfermos y todo les irá bien. Que Jesús, Hijo de María, Señor y Salvador del mundo, por los méritos y la intercesión de sus santos apóstoles Pedro y Pablo y de todos sus santos, os muestre favor y misericordia.

Oraciones en latín

Querido Padre, Tú eres como un ala que cobija a mis hijos, fuerte de protección, suave de gracia. Eres como un escudo que los rodea cada día. Ellos corren libres y tú estás con ellos en su aventura. Eres como una corona colocada sobre sus cabezas, símbolo de filiación, de pertenencia y de su adopción en tu familia. Señor, los pongo bajo tu gran cuidado y declaro que son tuyos. Amén.

Señor Dios, te pido tu protección al comenzar este día. Tú eres mi escondite, y bajo tus alas siempre puedo encontrar refugio. Protégeme de los problemas dondequiera que vaya, y aleja de mí el mal. Esté donde esté, Te buscaré como mi Protector, el que lucha por mí cada día. Tu amor y tu fidelidad, junto con tu bondad y tu misericordia, me rodean a diario, por lo que no temeré lo que pueda venir contra mí. Mi confianza está en Ti, Dios, y te doy gracias por Tu amor y protección. En el nombre de Jesús, Amén.

  Oración ala santa muerte negra para protección

Concede, Señor, tu protección y en la protección, la fortaleza. Y en la fuerza, el entendimiento. Y en la comprensión, el conocimiento. Y en el conocimiento, el conocimiento de la justicia. Y en el conocimiento de la justicia, el amor a ella. Y en el amor a ella, el amor a todas las existencias. Y en ese amor, el amor del espíritu y de toda la creación.Amén.