Oraciones para alguien que esta en el hospital

Oración por alguien en el hospital con covidio

Si asistes a los servicios semanales de tu iglesia local o formas parte de un grupo de oración, es posible que tengas algunos (o más) amigos cristianos en tu círculo íntimo. Es posible que acudas a estos amigos cuando te cuestiones tu relación con Dios, pases por un momento difícil en tu vida personal o te sientas especialmente ansioso. Y puede que te respondan con una oración por un amigo para ayudarte a encontrar la paz mental y a sentirte menos solo. Las oraciones por los amigos no sólo son una forma estupenda de conectar con los demás cristianos de tu vida, sino que también te recuerdan el poder de la amistad y el amor. Puedes llevar una o dos de estas oraciones a tu próxima reunión o culto para que tus amigos puedan incorporarlas a su rutina diaria de oración. Si tienes un amigo que está enfermo, a punto de emprender un largo viaje, o simplemente necesita unas palabras de sanación para superar una semana dura, estas breves oraciones le proporcionarán palabras de consuelo para que se sienta protegido y escuchado por Dios. No sólo es importante tu relación con Dios, sino también tu relación con tus seres queridos. Una oración por un amigo puede alegrarle el día a esa persona, además de recordarle lo valiosa que es su amistad con ella.

Oración por alguien en la UCI

Enfrentarse a una enfermedad puede ser una de las épocas de la vida más estresantes e inductoras de ansiedad. Para los enfermos, puede ser aislante y aterrador. Para los seres queridos de los enfermos, puede ser una sensación de impotencia y agobio. Si eres religioso, es posible que recurras a oraciones de curación o a versículos de la Biblia para los enfermos para encontrar algo de alivio en medio de las olas oscilantes del sufrimiento. Las oraciones por los enfermos también pueden ayudar a los creyentes a encontrar consuelo en un poder superior. Cuando otros aspectos de tu vida se escapan a tu control, una oración diaria es una práctica que puedes incorporar a tu rutina diaria para conseguir estabilidad. Existen oraciones que pueden calmar la ansiedad y ofrecer protección a tu familia y amigos cuando más lo necesitan. Si padeces una enfermedad o conoces a alguien que la padezca, tener acceso a un conjunto de oraciones esperanzadoras para obtener fortaleza puede ser una excelente forma de recentrar tu confianza en Dios y centrarte en superar tu batalla actual. Saber que Él tiene el control puede ayudar a aliviar parte de la preocupación y el miedo que a menudo acompañan a la enfermedad. Aquí tienes 20 poderosas oraciones para los enfermos que debes conocer, leer y compartir.

  Devocional para ayuno y oración

Breve oración por la curación y recuperación de alguien

La enfermedad es algo que está destinado a suceder debido a varias razones. La contaminación atmosférica dificulta una vida sana. Muchas personas padecen cáncer, diabetes y otras enfermedades terminales. Si vas al hospital, te sorprenderá el tipo de enfermos que verás allí. Pero a pesar de estos desafíos, Dios puede sanar a los enfermos cuando le rezamos.  Por eso, es esencial orar por la curación de alguien que está en el hospital.

  Oración a las tres potencias para el dinero

Jesús dijo que “la curación es el pan de los niños”. Los creyentes pueden rezar a Dios y esperar la curación para sí mismos o para sus seres queridos. Estar enfermo no es una sentencia de muerte. Lamentablemente, la mayoría de las personas no entienden esto, por lo que se ponen ansiosas y preocupadas. La preocupación y la ansiedad nunca contribuyen a quitar la enfermedad; por el contrario, empeoran la situación.

Santiago 5:14-15 dice: “¿Está alguno enfermo entre vosotros? Que llame a los ancianos de la iglesia, y que oren sobre él ungiéndole con aceite en el nombre del Señor: Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo resucitará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados.” La oración del enfermo puede curar al enfermo u hospitalizado, no la preocupación y la ansiedad.

Oración por un enfermo

Querido Padre Dios, gracias por todos aquellos que han elegido trabajar en nuestros hospitales y clínicas para poder ayudar a otros que están gravemente enfermos o que necesitan algún tipo de atención sanitaria especializada. Bendice al personal de enfermería y a los médicos, y a todos los que componen los diferentes equipos médicos, los diversos terapeutas, anestesistas y cirujanos, así como al personal administrativo y a los trabajadores auxiliares. Bendice a cada uno de los miembros del personal, que son tan vitales para el buen funcionamiento de nuestros centros de salud y hospitales. Dales a cada uno la sabiduría y la paciencia necesarias para trabajar en este entorno tan estresante, y que Tu serenidad y paz se instalen en sus corazones, mientras trabajan juntos para atender a todos sus pacientes. Haz que nuestras clínicas y hospitales sean verdaderos entornos asistenciales y evita que quienes trabajan en ellos se vuelvan impersonales o se desinteresen de aquellos a quienes cuidan, sino que el amor de Jesús se manifieste en cada uno de ellos. Rezo para que muchos de los empleados de nuestros hospitales que aún no te conocen, lleguen a una fe salvadora en Jesucristo. Gracias, Señor.  Amén.

  Oración del tormento para un hombre