Oraciones para bebes recien nacidos

Felicidades nacimiento bebé

Padre Celestial, qué alegría llena mi corazón por el precioso bebé que has tenido a bien traer a nuestra unidad familiar. Elevo mi voz de alabanza a Ti, con un corazón agradecido por esta pequeña vida que me ha sido confiada. Enséñame a ser una madre buena y fiel y a tomarme en serio las responsabilidades de la maternidad. Enséñame también a educar a mi hijo para que te conozca, Señor Jesús, para que mi precioso bebé crezca y te acepte como su Salvador. Y Señor, Tú que amabas acoger a los niños pequeños en tus brazos, abre Tus brazos de amor, te ruego por nosotros, y mantennos a todos a salvo de los peligros, bajo la protección de Tus alas de amor. Mientras este pequeño paquete de alegría empieza a crecer y desarrollarse, dame sabiduría para enseñar y entrenar, para corregir y animar. Que pueda ser justo y sabio, y combinar un equilibrio entre la corrección y el estímulo. Guía a nuestra pequeña unidad familiar por los caminos de la paz, te lo ruego, y gracias mi Padre celestial por la maravillosa bendición que ha venido de Ti. En el nombre de Jesús, Amén.

Deseos de recién nacido a los padres

“Os ruego que sean iluminados los ojos de vuestro corazón para que conozcáis la esperanza a la que os ha llamado…” (Efesios 1 v 18). Más que ninguna otra cosa, tu bebé necesita conocer la esperanza eterna y cierta de un futuro con Cristo. Esto es lo más importante por lo que puedes rezar por ellos. Probablemente lo sepas, pero es muy fácil rezar por salud/felicidad/dormir bien.

  Oracion de san judas tadeo para pedir un milagro

“… las riquezas de su gloriosa herencia en los santos” (1 v 18). Tu bebé necesita una iglesia, y la necesitará todos los días desde el primero hasta el último, para que crezca conociendo a santos de todas las edades, que le mostrarán y enseñarán acerca de su herencia, y te ayudarán a amar, modelar la gracia, hacer disciplina piadosa, y disfrutar de estar juntos como el pueblo de Dios.

“… y su poder incomparablemente grande para con nosotros los que creemos” (1 v 18). Si Dios le bendice concediéndole las dos peticiones anteriores, su hijo tendrá una vida dura; luchando la batalla interna del pecado, y sufriendo la persecución externa de un mundo que no conoce a Cristo. Ora para que Dios, en el poder de su Espíritu, fortalezca y cambie a tu hijo incluso mientras está en su cuna.

Bendiciones para los recién nacidos

A continuación te ofrezco varios ejemplos de frases para que las combines. Puedes combinar una frase de muestra de mis felicitaciones “ordinarias” para bebés con una de las frases de muestra religiosas y/o versículos de la Biblia. También puedes combinar dos o tres de las frases cristianas de muestra. Sólo tienes que elegir las frases que mejor se adapten al destinatario o destinatarios.

Dios lo creó todo. Las mariposas y los pájaros que cantan. El sol y las estrellas y el cielo tan azul. Pero lo mejor de todo es que Dios te creó a ti. Bienvenido bebito / bebita / nombre del bebé. Estamos tan emocionados de que por fin estés aquí.

  Oración para el mal de ojo en perros

Gracias Señor por esta nueva vida, un precioso regalo tuyo. Acércate y bendice a este bebé, Señor, y bendice también a los padres. Únelos a todos en un amor tan dulce y tan fuerte. No importa lo que les depare el futuro, durará toda su vida.

Que el Señor bendiga a tu bebé recién nacido y lo mantenga a salvo. Guía a tu bebé en su camino. Cógele de la mano cuando lo necesite y llena su corazón de amor. (alternativamente, escribe el nombre del bebé)

Dua para el recién nacido

Un recién nacido. Todo carrillos y piel sedosa, deditos de las manos y de los pies, llantos fuertes y ojos muy abiertos. Una naricita perfecta y las orejas más bonitas que jamás hayas visto. Pueden ser calvos o tener una cabeza llena de rizos. Pero en cualquier caso, tienen nuestros corazones desde su primer aliento.

Los bebés recién nacidos son quizá las personas más dulces, más asustadizas y que más nos llegan al corazón. Y como padres del nuevo bebé, estamos felizmente consumidos, todavía un poco asustados, pero completamente enamorados y asombrados.

Nuestro gran Dios, que creó majestuosas montañas, vastas llanuras, interminables océanos y extensos desiertos… tejió a ese precioso bebé en secreto. Planeó la ubicación de cada marca de nacimiento, contó cuidadosamente cada pelo que tendría en la cabeza y creó el tono de azul o marrón justo para esos ojos dulces y soñolientos.

  Oración a santa lucía bendita

Estos pequeños bebés, creados a la perfección, llegan sin nada y necesitándolo todo. No me refiero a todo lo que aparece en la lista de bebés (bueno, compra pañales, necesitarán muchos). No, lo que más necesitan es el amor desbordante que sientes por tu bebé.