Oraciones para dormir tranquilo y sin miedo

Oración para dormir tranquilo catholic

La Biblia nos enseña: “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias” (Filipenses 4:6). Evidentemente, es más fácil decirlo que hacerlo. Requiere tiempo y práctica. Requiere rendirse a nuestro Dios y realmente vivir tu vida para él en vez de para ti mismo.

He sido tan bendecida de estar rodeada de personas que quieren ayudarme en tiempos de lucha, pero nunca tan bendecida como lo soy de sentir la presencia de Jesús cuando me encuentro enfocada más en el mundo que en él. Está bien pedir ayuda, y es importante no sentarse solo con este peso. Espero que estas oraciones te ayuden a conciliar el sueño cuando te ataque la ansiedad. He añadido un puñado de escrituras en la parte inferior que me han ayudado en momentos de necesidad. Quiero animarte a que recurras a la Biblia cuando te consuma la ansiedad, en lugar de tratar de cargar con este peso tú solo.

A continuación encontrarás un puñado de oraciones útiles para ayudarte a controlar la ansiedad. Recuerde que las oraciones antes de acostarse no son sólo para adolescentes y niños pequeños, sino que también pueden ser una poderosa rutina para los adultos.

Oración para el sueño y la ansiedad

Se dice que el Salmo 3 y el Salmo 4 son un par que deben ir juntos. Funcionan como sujetalibros de un día. El Salmo 3 es un Salmo para la mañana (probablemente por eso está tan enfadado), y el Salmo 4 es una canción para la noche. Una canción de cuna, por así decirlo; una canción relajante para tararear antes de dormir.

  Descubre las mejores oraciones para que se enamore de ti ¡y conquista su corazón!

¿Te cuesta conciliar el sueño? La clave para dormir bien por la noche, según David, es saber que lo que Dios piensa sobre tu posición correcta ante Él es mucho más importante que lo que tú u otros crean al respecto. En el versículo 1 del Salmo, David utiliza un nombre para Dios que no se usa en ninguna otra parte de las Escrituras. Lo llama “Dios de mi justicia”. Ahora, debido a que es un término tan único en la Escritura, hay mucha discusión sobre la mejor manera de expresarlo. C.H. Spurgeon estaba fascinado por el término, y lo explicó de esta manera:

Significa: Tú eres el autor, el testigo, el sustentador, el juez y el recompensador de mi justicia; a ti apelo contra las calumnias y los duros juicios de los hombres. He aquí la sabiduría, imitémosla y llevemos siempre nuestro pleito, no a los mezquinos tribunales de la opinión humana, sino al tribunal superior, el Tribunal del Rey del cielo. (El Tesoro de David, Vol 1, Pág. 34)

Oración por el sueño y la curación

Señor, gracias por este día y por todo lo que has enviado con él. En los buenos y en los malos momentos eres mi roca infalible, y estoy muy agradecido por Ti. Por favor, perdóname por cualquier cosa que haya hecho consciente o inconscientemente que te haya ofendido a ti o a tu pueblo. Mi único deseo es agradarte y servirte. Mientras camino por esta vida en tu presencia, ayúdame a penetrar más profundamente en ti y a seguirte cada vez más de cerca hasta que Cristo se forme en mí.

  Oraciones poderosas para que regrese el ser amado

También perdono y libero a cualquiera que me haya ofendido hoy. Bendigo a esa persona, su trabajo, su familia y, sobre todo, su camino contigo, Señor. Por favor limpia mi corazón de cualquier cosa que te desagrade mientras derramo la verdad y confieso mis pecados ante ti.

Tu Palabra dice que Tú das descanso a tus amados, Señor, y te pido ahora que me ministres descanso y sueño tranquilo esta noche. Espíritu Santo por favor aquieta mi corazón mientras lo someto a ti y ayúdame a aquietar mi mente. Te pido que pongas mi cuerpo en perfecta alineación para que pueda prepararse para un sueño reparador. Te pido Señor que cubras, escudes y protejas mis sueños esta noche para que solo tenga sueños tuyos.

Oraciones para dormir

Gracias Dios, por este día, Gracias por nuestra familia. Lamentamos las cosas que hicimos y que no te hicieron feliz. Ayúdanos a ser mejores personas, ayúdanos a amarnos los unos a los otros. Ayúdanos a honrarte, Padre nuestro. Bendice a los pueblos del mundo. Bendice a nuestros seres queridos, lejanos y cercanos. Por último, elevamos a Ti esta petición para que la escuches: (Inserta cualquier intención especial) Te amamos, Señor.

Querido Dios, mientras me acuesto para dormir, relaja la tensión de mi cuerpo; calma la inquietud de mi mente; aquieta los pensamientos que me preocupan y me desconciertan. Ayúdame a descansar yo y todos mis problemas en tus brazos fuertes y amorosos. Permite que tu Espíritu hable a mi mente y a mi corazón mientras duermo, para que, cuando me despierte por la mañana, encuentre que he recibido en la noche luz para mi camino; fuerza para mis tareas; paz para mis preocupaciones; perdón para mis pecados. Concédeme dormir esta noche, y mañana poder para vivir.

  Oración por las madres que sufren por sus hijos

Querido Dios, te damos gracias esta noche por el buen día y por la manera tan especial en que cuidas de nosotros todo el tiempo. Gracias por los ratos divertidos fuera y los ratos tranquilos dentro, y por ayudarnos a aprender cosas nuevas cada día.