Oraciones para ganar indulgencias plenarias

Oraciones de indulgencia plenaria

La indulgencia es la remisión a los ojos de Dios de la pena temporal debida a los pecados ya perdonados. Las gracias concedidas a través de una indulgencia proceden de todas las gracias ganadas para nosotros por las obras salvíficas de Jesucristo y la Comunión de los Santos.

Ganar la indulgencia plenaria en favor de un difunto es un gran acto de misericordia, porque expía la pena que sufre en el purgatorio y su alma puede ir al cielo. Recuerda que esto sólo es posible gracias a los méritos que Cristo ganó por nosotros en la Cruz; pedimos que esos méritos se apliquen a un ser querido que los necesita. Si la indulgencia es para usted, está trabajando para la remisión de la pena temporal por los pecados que, si no se remiten en esta vida, tendrá que trabajar en el purgatorio.

Una persona que busca una indulgencia debe estar bautizada, no excomulgada, y en estado de gracia cuando realiza el trabajo de la indulgencia. Una persona también necesita tener la intención sincera de ganar la indulgencia antes de hacer el trabajo particular asociado con ella. (Las condiciones que se enumeran a continuación también deben cumplirse en el plazo requerido.

Lista de indulgencias plenarias

El “Tesoro de las oraciones indulgentes” se publicó originalmente con el título de “Tesoro de las jaculatorias indulgentes”. La primera edición se basaba en la “Raccolta”, la colección oficial de oraciones y buenas obras indulgentes. Pero con la aparición de “Preces et Pia Opera”, publicada por la Imprenta Vaticana y ahora la única colección auténtica de oraciones indulgenciadas, era evidente, debido a los cambios en las indulgencias concedidas, la omisión de algunas oraciones, y la inclusión de otras oraciones, que una nueva edición del “Tesoro de las Eyaculaciones Indulgenciadas” era más imperativa.

  Responso de san antonio para encontrar cosas

Para que el folleto revisado tuviera un atractivo aún mayor que el de su predecesor, se decidió incluir no sólo jaculatorias, sino también invocaciones y algunas de las oraciones más populares adecuadas para diversas ocasiones. Debido al cambio de tema, también fue necesario modificar el título.

No obstante, lo que se dijo del folleto original puede decirse también de éste, su sucesor. Es un folleto de oración. Se ha mantenido breve a propósito para que pueda estar lo más disponible posible para su uso en todo momento. Y para aquellos que lo lean con la intención de ganar las indulgencias concedidas por las diversas oraciones, será un tesoro de oro.

Cómo obtener la indulgencia plenaria por los difuntos

Seguramente no hay mejor lugar al que acudir que al Enchiridion de las Indulgencias. “Enchiridion” significa “manual”, y el Enchiridion de las Indulgencias es el manual oficial de la Iglesia sobre qué actos y oraciones conllevan indulgencias y qué son realmente las indulgencias.

Una indulgencia se define como “la remisión ante Dios de la pena temporal debida por pecados ya perdonados en cuanto a su culpabilidad”. Lo primero que hay que tener en cuenta es que el perdón de un pecado es independiente del castigo por el pecado. A través de la confesión sacramental obtenemos el perdón, pero no nos libramos del castigo.

  Oración a hécate para dinero

Las indulgencias son de dos tipos: parciales y plenarias. Una indulgencia parcial quita parte del castigo temporal debido por los pecados. Una indulgencia plenaria la elimina toda. Este castigo puede venir en esta vida, en forma de diversos sufrimientos, o en la otra vida, en el purgatorio. De lo que no nos libramos aquí, lo sufrimos allí.

O eso piensan algunos. Pues bien, no hay días ni años en el purgatorio -ni en el cielo ni en el infierno-, y la indicación de días o años vinculada a las indulgencias parciales nunca significó que te libraras de tanto tiempo en el purgatorio.

Breves oraciones indulgentes

Se concede indulgencia plenaria al fiel que, el día de Todos los Santos (o, a juicio del obispo, el domingo anterior o posterior, o en la solemnidad de Todos los Santos), visite devotamente una iglesia o un oratorio y rece un Padrenuestro y el Credo.

Santos de los últimos díashttps://youtu.be/egvtJ4RrUN0The Misterio tras la renuncia del Papa Benedicto XVIhttps://youtu.be/i8VEYhXeCN0STORM EL CIELO CON ORACIONES A LUISA LO QUE HACE FALTA – Si deseamos que la Sierva de Dios prosiga, e incluso acelere, su ascensión a la gloria del Altar, démosle la oportunidad de realizar Milagros de primer orden. La santidad de Luisa y los favores como hijita de la Divina Voluntad ya concedidos deben impregnar nuestras súplicas de confianza insaciable. Ciertamente es lícito rezar a Luisa en nuestras necesidades cotidianas, pero no tengamos miedo de implorarle verdaderos Milagros. Invoquemos o hagamos invocar a Luisa en casos de enfermedades mortales, en los que la ciencia tiene que declararse impotente. Es entonces cuando Luisa Piccarreta podrá desplegar el prodigioso poder de su intercesión.

  Oración del credo antiguo