Oraciones para invocar ala santa muerte

Oraciones de consuelo para los moribundos, Letanías por la misericordia de Dios para los moribundos

Originalmente se presentaba como una figura masculina,[7] pero en la actualidad la Santa Muerte aparece generalmente como una figura femenina esquelética, vestida con una larga túnica y sosteniendo uno o más objetos, normalmente una guadaña y un globo[8]. Su túnica puede ser de cualquier color, ya que las imágenes más específicas de la figura varían mucho de un devoto a otro y según el rito que se realice o la petición que se haga[9].

El seguimiento de la Santa Muerte comenzó en México a mediados del siglo XX y fue clandestino hasta la década de 1990. La mayoría de las oraciones y otros ritos se han realizado tradicionalmente en privado en casa[10] Desde principios del siglo XXI, el culto se ha hecho más público, especialmente en Ciudad de México después de que una creyente llamada Enriqueta Romero iniciara su famoso santuario de Ciudad de México en 2001[10][11][12] El número de creyentes en la Santa Muerte ha crecido en los últimos diez o veinte años, hasta alcanzar un número estimado de entre 10 y 20 millones de seguidores en México, partes de Centroamérica, Estados Unidos y Canadá. La Santa Muerte tiene homólogos masculinos similares en el continente americano, como los santos populares San La Muerte de Paraguay y Rey Pascual de Guatemala[12]. Según R. Andrew Chesnut, doctor en historia latinoamericana y profesor de estudios religiosos, los seguidores de la Santa Muerte son el nuevo movimiento religioso de más rápido crecimiento en América[6].

Oraciones al Santo Nombre de Jesús | Día de Fiesta: 3 de enero

Los cristianos creemos en la vida después de la muerte. Cuando nuestro Señor Jesús estaba hablando con Marta sobre la muerte de Lázaro, su hermano. Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque muera; y el que vive y cree en mí no morirá jamás”. Sólo por esta admisión podemos ver que hay vida más allá del reino terrenal. Por ello, es costumbre de los cristianos rezar una oración por los difuntos para ayudarles en su viaje al más allá.

  Descubre cómo rezar la poderosa oración ala Santa Camisa para protección y bendiciones

Hay varias oraciones que se pueden rezar en nombre de nuestros queridos difuntos. Algunas son de intercesión para pedir a los santos y a los ángeles que recen por ellos en la hora del juicio. Otras son para que sean guiados al cielo. Aunque hay otras oraciones que se dicen por los difuntos, entre ellas están:

En compañía de Cristo, que murió y ahora vive, que encuentren la alegría en Tu reino, donde todas nuestras lágrimas son enjugadas. Únenos de nuevo como una sola familia, para cantar Tu alabanza por los siglos de los siglos.

“Concede, te suplicamos, Señor Dios nuestro, que las almas de tus siervos y siervas. La memoria de los cuales guardamos con especial aprecio, y por los que estamos atados y obligados a orar, y las almas de todos nuestros patronos, parientes y conexiones, y de todos los fieles, descansen en el seno de Tus santos; y de aquí en adelante, en la resurrección de la muerte, Te complazcan en la tierra de los vivos. Por Cristo nuestro Señor y Salvador. Amén”.

Poderosa Oración de Llenado al Poder de Todos los Poderes Espíritu Santo

“No todos los días se condena a un santo popular en las más altas esferas del Vaticano”, dijo a CNA Andrew Chesnut, experto en la Santa Muerte que lleva más de ocho años estudiando esta devoción.

Chesnut es catedrático de Estudios Católicos Walter F. Sullivan en la Virginia Commonwealth University y autor de “Devoted to Death: Santa Muerte, the Skeleton Saint”, el único libro académico en inglés hasta la fecha sobre el tema.

  Descubre la belleza y significado de la oración del Padre Nuestro en latín: Una guía completa

A pesar de su condena desde las alturas, la Santa Muerte sigue siendo cada vez más popular entre criminales, capos de la droga y marginados de la sociedad, así como entre católicos culturales que quizá no sepan (o no les importe) que está condenada por la Iglesia.

“Era desconocida para el 99 por ciento de los mexicanos antes de 2001, cuando se hizo pública. Ahora estimo que hay entre 10 y 12 millones de devotos, la mayoría en México, pero también un número significativo en Estados Unidos y Centroamérica”, explica.

Aunque su popularidad ha aumentado recientemente, la Santa Muerte ha estado presente en la cultura mexicana desde la época de la colonia española, cuando los colonizadores católicos, que buscaban evangelizar a los nativos de México, trajeron figuras femeninas de la Parca como representación de la muerte, explica Chesnut.

Santa Muerte: La Santa Folclórica de la Muerte

Las devociones regulares son una parte importante de ser devoto de la Santísima Muerte. Fomentan la relación con Ella y demuestran la devoción sincera a la Señora.  El primer y el noveno día del mes son especialmente sagrados para Ella, y los devotos deben esforzarse por dedicar tiempo a la oración en estos días. Algunos prefieren hacer una novena mensual a Ella, comenzando el primer día del mes y concluyendo el noveno.

El altar más básico debería tener una imagen o estatua de la Santa Muerte, o incluso una simple calavera. Una rosa blanca es uno de sus símbolos, y también puede bastar si no se encuentra ninguna imagen. La Señora debe tener siempre un vaso de agua en su altar. Se debe ofrecer agua fresca cada dos martes, o semanalmente si se prefiere. Se le pueden ofrecer velas y ofrendas en cualquier momento, pero los martes y los sábados son especialmente importantes. Siempre debe haber una lámpara en Su altar para iluminar tus oraciones.

  Oración de la magnífica original letra

El agua en Su altar simboliza la vida, la abundancia, la fertilidad y la pureza, ya que todos necesitamos este líquido vital para sobrevivir. El agua puede salir del grifo, o puede preferirse agua pura embotellada, pero debe evitarse el agua destilada, ya que se considera que no contiene vida ni energía. El vaso debe ser cristalino y limpio, y no debe llenarse demasiado. Llénelo unos dos tercios, para dejar espacio a la evaporación. Cuando coloques agua fresca en el altar, intenta ver si notas burbujas al día siguiente; si es así, entonces la Santa Muerte está al tanto de la ofrenda y todo está claro. Si el agua se vuelve desagradable o sucia, hay muchos obstáculos en tu camino, y puede ser necesario trabajar para despejarlos.