Oraciones para la exposición del santísimo sacramento

Oraciones de reposición del Santísimo Sacramento

Es verdaderamente justo y recto, nuestro deber y salvación, darte gracias siempre y en todo lugar, Padre santísimo, por tu Hijo amado, Jesucristo, tu Verbo por quien hiciste todas las cosas, a quien enviaste como nuestro Salvador y Redentor, encarnado por el Espíritu Santo y nacido de la Virgen. Cumpliendo tu voluntad y ganando para ti un pueblo santo, extendió sus manos mientras soportaba su Pasión, para romper los lazos de la muerte y manifestar la resurrección. Por eso, con los ángeles y todos los santos declaramos tu gloria, como con una sola voz aclamamos:

que te ofrecemos en primer lugar por tu santa Iglesia católica. Quiérete concederle la paz, custodiarla, unirla y gobernarla en todo el mundo, junto con tu siervo N. nuestro Papa y N. nuestro Obispo, y con todos aquellos que, aferrados a la verdad, transmiten la fe católica y apostólica.

Acuérdate, Señor, de tus siervos N. y N. y de todos los aquí reunidos, cuya fe y devoción te son conocidas. Por ellos, te ofrecemos este sacrificio de alabanza o ellos lo ofrecen por sí mismos y por todos los que les son queridos, por la redención de sus almas, en espera de salud y bienestar, y rindiendo su homenaje a ti, Dios eterno, vivo y verdadero.

Oraciones ante el Santísimo Sacramento pdf

La importancia de la Adoración Eucarística se manifiesta en el hecho de que la Iglesia tiene un ritual que la regula: el Rito de la Exposición y Bendición Eucarística. Se trata de una prolongación de la adoración al Santísimo Sacramento que tiene lugar en cada Misa: “He aquí el Cordero de Dios, he aquí al que quita los pecados del mundo. Bienaventurados los llamados a la cena del Cordero”. La Exposición del Santísimo Sacramento brota del sacrificio de la Misa y sirve para profundizar nuestra hambre de Comunión con Cristo y con el resto de la Iglesia.    El Rito concluye con el ministro ordenado bendiciendo a los fieles con el Santísimo Sacramento.

  Oración bendita sea tu pureza: descubre su poder y eternidad

Las Horas Santas son la tradición devocional católica romana de pasar una hora en Adoración Eucarística en presencia del Santísimo Sacramento. Los obispos han creado una variedad de horas santas que centran nuestra oración a Jesucristo en la paz, la vida, las vocaciones y otros temas que están en el corazón de la vida de la Iglesia y del mundo.

Oraciones para la bendición del Santísimo Sacramento

La (L) indica que el texto también se ofrece en latín, después del inglés. Se recuerda a los usuarios de iPhone e iPad que, si pulsan en la barra de estado de la parte superior de la pantalla, se desplazarán a la parte superior y podrán navegar por los enlaces que se ofrecen a continuación.EXPOSICIÓNHimno (L)

En muchos lugares, es costumbre cantar el himno O Salutaris HostiaO salvadora Víctima, abre de par en parLa puerta del Cielo al hombre de abajo;Nuestros enemigos presionan desde todos los lados;Tu ayuda suministra; tu fuerza otorga.O salutaris HostiaQuae caeli pandis ostium;Bella premunt hostilia,Da robur, fer auxillium. A tu gran nombre sea la alabanza sin fin;Divinidad Inmortal, Una en Tres;Concédenos, por la duración sin fin de los días,En nuestra verdadera tierra natal estar.Uni trinoque DominoSit sempiterna gloria,Qui vitam sine terminoNobis donet in patria. Amén.

  La oración de una madre versículo

Si la Sagrada Eucaristía no está reservada en el altar donde tiene lugar la exposición, el ministro se pone un velo humeral y trae el sacramento desde el lugar de la reserva; le acompañan los servidores o los fieles con velas encendidas. Si la exposición con la custodia ha de prolongarse durante mucho tiempo, puede utilizarse un trono en una posición elevada, pero no debe ser demasiado alto o distante. Después de la exposición, si se usa la custodia, el ministro inciensa el sacramento. En el caso de una exposición más solemne y prolongada, la hostia se consagrará en la Misa que precede inmediatamente a la exposición y, después de la comunión, se colocará en la custodia sobre el altar. La Misa termina con la oración después de la comunión, y se omiten los ritos conclusivos. Antes de que el sacerdote se vaya, puede colocar el Santísimo Sacramento en el trono e incensarlo.

Oración de adoración al Santísimo Sacramento

El P. Benedict Groeschel señala en el libro “In the Presence of Our Lord : Historia, teología y psicología de la devoción eucarística”, que hay “cuatro tipos de oración más apropiados en presencia de la Eucaristía: la adoración y la alabanza, la acción de gracias, el arrepentimiento y la intercesión confiada”. En consecuencia, he aquí algunas sugerencias sobre qué hacer durante la adoración eucarística privada.

Ya sea para alabar, dar gracias, pedir perdón o buscar una respuesta, encontrarás un salmo apropiado. La antigua oración de la Iglesia llamada Liturgia de las Horas presenta una excelente manera de orar a través del Libro de los Salmos a lo largo del año.

  Oración para dominar a mi hijo rebelde

Elige un pasaje de la Biblia, lee las palabras y pide a Dios que el pasaje te hable. Presta especial atención a todo lo que te llame la atención y pregúntale a Dios qué quiere que extraigas de ese mensaje.

Muchos hombres y mujeres santos han tenido una gran devoción a Nuestro Señor en la Eucaristía. Teresa de Lisieux, Catalina de Siena, Francisco de Asís, Tomás de Aquino, Pedro Julián Eymard, Dorothy Day. Madre Teresa de Calcuta y la baronesa Catalina de Hueck son sólo algunos de ellos. Lee sobre ellas y reza sus oraciones ante el Santísimo Sacramento.