Oraciones para llevar la comunion a los enfermos

Qué decir al dar la comunión a los enfermos

Cuando un ministro de la Iglesia lleva la Comunión, la persona enferma o anciana comparte la comida eucarística de la comunidad. Esta sagrada Comunión manifiesta el apoyo y la preocupación de la comunidad por sus miembros que no pueden estar presentes. La Sagrada Comunión es un vínculo con la comunidad para sus miembros que no pueden estar presentes. La Sagrada Comunión es un vínculo con la comunidad, ya que es una unión con Cristo. Cuando se lleva la Eucaristía al hogar, la familia debe preparar una mesa con un mantel y una vela encendida. Todos los miembros de la casa pueden comulgar con el enfermo, según las normas habituales. Los textos siguientes son algunos de los muchos que se pueden escoger del Rito de la Comunión de los Enfermos. Puede ser necesario un maletín para llevar los siguientes objetos:

Se debe consultar con el sacerdote lo que se necesita; en algunos casos (por ejemplo, la Comunión en un hospital), los requisitos difieren. El sacerdote no suele llevar sobrepelliz durante el viaje, pero sí una estrecha estola blanca bajo la chaqueta.

Comunión a los enfermos pdf

A la luz de las indicaciones verbales dadas a varias Conferencias episcopales, se adjuntan los textos de este rito afectados por la nueva traducción del Misal Romano al inglés, indicados con la abreviatura “NTRM”. Se ruega a los usuarios que consulten a su Ordinario del lugar, o que se atengan a las directrices dadas por él, para determinar qué texto utilizar.

  Oración para limpiar con un huevo

Lectura del santo Evangelio según san Juan6,51Jesús dice: “Yo mismo soy el pan vivo bajado del cielo.      Si alguien come de este pan, vivirá para siempre; el pan que yo daré es mi carne, para la vida del mundo “Evangelio del Señor.B.

Lectura del santo Evangelio según san Juan6,54-58Jesús dice: “El que se alimenta de mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré el último día.      Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida.      El que se alimenta de mi carne y bebe mi sangre permanece en mí, y yo en él.      Así como el Padre, que tiene vida, me envió y yo tengo vida por el Padre, así también el hombre que se alimenta de mí tendrá vida por mí.      Este es el pan bajado del cielo.      A diferencia de vuestros antepasados, que comieron y murieron, el que se alimente de este pan vivirá para siempre”.

Folleto de oración para llevar la comunión a los enfermos y confinados en casa

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. 6, 7.

Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; y perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal. Porque tuyo es el reino, el poder y la gloria, Por los siglos de los siglos. Amén.

  Dinámicas para reunión de oración

DIOS de toda gracia y poder: He aquí, visita y alivia a este tu siervo; míralo con los ojos de tu misericordia, dale consuelo y segura confianza en ti, defiéndelo en todo peligro, y guárdalo en perpetua paz y seguridad; por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Oh Padre celestial, vela con nosotros, te rogamos, por este niño por el que elevamos nuestras oraciones, y concédele que recupere la perfecta salud que sólo tú puedes darle; por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Oraciones por los ministros de la eucaristía

La Cena del Señor es probablemente el único “medicamento” que Jesús prescribió para la curación. La Cena del Señor, también conocida como La Santa Cena, cura física, emocional y espiritualmente. Es una comunión profunda con el gran Médico, el Gran Proveedor y el Gran Libertador. Tenía lugar por la noche.

Cuando un órgano del cuerpo se estropea, los médicos pueden recomendar un trasplante. Dios empezó todo – Eze. 36:26; Jer.32: 39; Heb.10: 16. Dios nos prometió un corazón nuevo. Necesitamos un buen corazón compasivo de carne para reemplazar el corazón duro como piedra y perverso del hombre pecador. La crucifixión de Cristo puso a nuestra disposición un nuevo corazón de carne – Rom. 11: 16-18. La Santa Cena es una transfusión que expulsa todas las impurezas y organismos dañinos extraños de nuestro sistema.

  Oración a san marco de león para el amor

Al tomar la Santa Cena, toda enfermedad incurable desaparecerá, todo lo muerto y desperdiciado revivirá, y la alegría reemplazará a la tristeza. La muerte dará paso a la vida. La luz disipará las tinieblas. La abundancia expulsará a la carencia. En resumen, el contacto traerá toda la victoria redonda y la prosperidad en el precioso nombre de Jesús.