Oraciones para los enfermos en la biblia

Versículos bíblicos sobre visitar a los enfermos

Concédeles, oh dulce Jesús, la gracia de estar persuadidos de tu buena voluntad aun en medio de la sombra de la muerte, para que no desfallezcan bajo la cruz, ni se desesperen, sino que aguanten valerosamente tu beneplácito, y todo el tiempo de su tribulación y enfermedad invoquen paciente y agradecidamente tu bendito nombre, que es torre fuerte para todos los que a él acuden; y pon siempre ante sus ojos tu amorosa bondad. -Tomás Becon

Señor, bendice a los enfermos y haz que se recuperen tan pronto como sea justo. Santifícales todo lo que tengan que soportar. Hay también queridos amigos que están muy débiles; algunos que tiemblan mucho. Dios los bendiga. . . . Señor, ayúdanos a sentirnos muy sueltos por todas estas cosas de aquí abajo. Que vivamos aquí como forasteros y que hagamos del mundo no una casa sino una posada, en la que cenemos y nos alojemos, esperando estar de viaje mañana. -Charles Spurgeon

Oración por los enfermos versículo de la Biblia

Dios amoroso, te ruego que me consueles en mis sufrimientos, prestes habilidad a las manos de mis curanderos y bendigas los medios empleados para mi curación. Dame tal confianza en el poder de tu gracia, que incluso cuando tenga miedo, pueda poner toda mi confianza en ti; por nuestro Salvador Jesucristo. Amén.

Señor Jesucristo, con tu paciencia en el sufrimiento santificaste el dolor terrenal y nos diste ejemplo de obediencia a la voluntad de tu Padre. Acércate a mí en mis momentos de debilidad y dolor; sostenme con tu gracia, para que no decaigan mi fuerza y mi valor; cúrame según tu voluntad; y ayúdame a creer siempre que lo que me suceda aquí es de poca importancia si me retienes en la vida eterna, Señor mío y Dios mío. Amén.

  Oraciones para dedicar a mi novia

Señor, mírame con ojos de misericordia. Que Tu mano sanadora descanse sobre mí, que Tus poderes vivificantes fluyan en cada célula de mi cuerpo y en las profundidades de mi alma, limpiándome, purificándome, devolviéndome la integridad y la fuerza para servir en Tu Reino. Amén.

Jesús misericordioso, tú eres mi guía, la alegría de mi corazón, el autor de mi esperanza y el objeto de mi amor. Vengo en busca de refrigerio y paz. Muéstrame tu misericordia, alivia mis temores y ansiedades, y concédeme una mente tranquila y un corazón expectante, para que por la seguridad de tu presencia pueda aprender a permanecer en ti, que eres mi Señor y mi Dios. Amén.

Oración por la curación

¿Hay alguien entre vosotros que sufra? Que rece. ¿Hay alguien alegre? Que cante alabanzas. ¿Hay entre vosotros algún enfermo? Llame a los ancianos de la Iglesia y que oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor. La oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo resucitará. Y si ha cometido pecados, le serán perdonados. Confesaos, pues, vuestros pecados unos a otros y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración de un justo tiene gran poder, pues obra.

¿Está enfermo alguno entre vosotros? Que llame a los ancianos de la Iglesia, y que ellos oren sobre él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor. Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo resucitará. Y si ha cometido pecados, le serán perdonados.

  Oración para salir de la tristeza y depresión

Por último, fortaleceos en el Señor y en la fuerza de su poder. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis hacer frente a las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes cósmicos que dominan las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñidos con el cinturón de la verdad, y vestidos con la coraza de la justicia, …

Rezarás por los enfermos, y se recuperarán

El clamor por la curación es una de nuestras oraciones más urgentes. Cuando sentimos dolor, podemos acudir al Gran Médico, Jesucristo, para que nos cure. No importa si necesitamos ayuda en nuestro cuerpo o en nuestro espíritu; Dios tiene el poder de hacernos mejorar. La Biblia ofrece muchos versículos que podemos incorporar a nuestras oraciones de sanación:

“Y su oración ofrecida con fe sanará al enfermo, y el Señor lo curará. Y todo el que haya cometido pecados será perdonado. Confiésense unos a otros sus pecados y recen unos por otros para que sean sanados. La oración ferviente de un justo tiene gran poder y resultados maravillosos”. (Santiago 5:15-16, NLT)

  Oración de difuntos para una madre

¿Conoces a alguien que necesite el toque sanador de Dios? ¿Quieres rezar por un amigo o familiar enfermo? Llévelos al Gran Médico, el Señor Jesucristo, con estas oraciones de sanación y versículos bíblicos.

A Ti acudo en busca de ayuda en los momentos de debilidad y necesidad. Te pido que estés con tu siervo en esta enfermedad. El Salmo 107:20 dice que tú envías tu Palabra y sanas. Entonces, por favor envía tu Palabra sanadora a tu siervo. En el nombre de Jesús, expulsa toda dolencia y enfermedad de su cuerpo.