Oraciones para meditar ante el santisimo

Folleto del santísimo sacramento kenner, la

MEDITACIONES ANTE EL SANTÍSIMO SACRAMENTOLa forma más elevada de meditación en la Tierra tiene lugar ante el Santísimo Sacramento [-también conocido por su nombre griego, Sagrada Eucaristía, que significa “acción de gracias a Dios”. “Aunque el sacramento de recibir la Sagrada Eucaristía corporalmente sólo ocurre durante la liturgia del Santo Sacrificio de la Misa [para los iniciados en la Iglesia Católica], la Sagrada Eucaristía está siempre presente en los sagrarios/monumentos de las Iglesias Católicas; entre Misa y Misa. Las personas de todos los credos están invitadas a meditar, con reverencia a nuestro Señor Eucarístico, ante el Santísimo Sacramento.  [Una luz o una vela encendida cerca del sagrario indica la presencia de nuestro Señor].

Un día, un amigo bastante mundano preguntó a San Francisco: “Padre, ¿qué haces durante esas largas horas ante el Santísimo Sacramento?”. “Hijo mío a cambio te pregunto ¿qué hace el pobre a la puerta del rico, el enfermo en presencia de su médico, el sediento junto a un límpido arroyo? Lo que ellos hacen, yo lo hago ante el Dios Eucarístico. Rezo. Adoro. Amo. “Amemos a Dios y adorémosle y ofrezcámosle alabanzas de día y de noche. En este mundo no puedo ver al Altísimo Hijo de Dios con mis propios ojos, si no es por su Santísimo Cuerpo y Sangre” -San Francisco de Asís

Meditación ante el Santísimo Sacramento

La tradición de la Hora Santa se remonta oficialmente a 1674, cuando Cristo se apareció a Santa Margarita María Alacoque varias veces a lo largo de 13 meses. Las apariciones de Cristo a esta santa pusieron de relieve su corazón humano, su amor humano y divino. Cristo ordenó a Alacoque que dedicara una hora cada jueves por la noche a meditar sobre sus sufrimientos en el huerto de Getsemaní.

  Imágenes de San Judas Tadeo con Oración: Descubre la Poderosa Devoción y Fortaleza

En el Evangelio de Mateo, Jesús y sus discípulos fueron a Getsemaní después de la Última Cena. Él compartió su sufrimiento y dolor con ellos, sabiendo de su crucifixión al día siguiente. Entonces, Jesús fue a orar, pero pidió a sus discípulos que se quedaran despiertos con Él. Cuando regresó, sin embargo, encontró a los discípulos dormidos. “¿No habéis podido permanecer despiertos conmigo una hora?”. (Mt 26, 40).

Cuando hacemos una Hora Santa, nos quedamos y permanecemos despiertos con Jesús. Es una manera poderosa y hermosa de crecer más cerca de Él. Las Horas Santas se hacen comúnmente en Adoración al Santísimo Sacramento, pero puedes hacer una Hora Santa en cualquier momento: en una iglesia, en tu casa, o incluso al aire libre en la naturaleza.

Exposición del Santísimo Sacramento Oraciones en latín

La adoración al Santísimo Sacramento es un acto de culto para que el individuo profundice en su fe según sus necesidades. Por eso, se han compuesto muchos himnos y oraciones para ayudar a conseguir ese fin.

  Oración de abre camino para la buena suerte

Muchos himnos y oraciones han sido dedicados a la Adoración ante el Santísimo Sacramento. Entre ellos, te ofrecemos a continuación el texto del conocido Panis Angelicus, uno de los himnos litúrgicos escritos por Santo Tomás de Aquino para la fiesta del Corpus Christi (o más técnicamente, la Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo).

Oración de adoración al Santísimo Sacramento

Adoramos a Aquel que es el origen y la meta de nuestra fe, Aquel sin el cual no estaríamos aquí esta tarde, sin el cual no seríamos nada, sin el cual no habría nada, absolutamente nada. Aquel por quien “todo fue hecho” (Jn 1,3), aquel en quien fuimos creados, por toda la eternidad, aquel que nos dio su propio cuerpo y su propia sangre, está aquí, esta tarde, en medio de nosotros, para que lo contemplemos.

Tanto si caminamos como si estamos clavados en un lecho de sufrimiento; tanto si caminamos con alegría como si languidecemos en el desierto del alma (cf. Núm 21,4): Señor, acógenos a todos en tu Amor; el Amor infinito que es eternamente el Amor del Padre al Hijo y del Hijo al Padre, el Amor del Padre y del Hijo al Espíritu, y el Amor del Espíritu al Padre y al Hijo. La hostia sagrada expuesta a nuestra vista nos habla de este poder infinito del Amor manifestado en la Cruz gloriosa. La hostia sagrada nos habla del increíble abajamiento de Aquel que se hizo pobre para enriquecernos en Él, de Aquel que aceptó perderlo todo para ganarnos para su Padre. La hostia sagrada es el sacramento vivo, eficaz y real de la presencia eterna del Salvador de los hombres a su Iglesia.

  Oración a pomba gira para atraer clientes