Oraciones para que no deje de pensar en mi

Oración para dejar de pensar demasiado

Es difícil dejar de lado nuestra ansiedad, o el mundo que nos rodea cuando no podemos ver la evidencia de todo lo que estás haciendo – cuando no podemos entender o ver tu propósito o plan. Hoy, hacemos una pausa y recordamos nuestra dependencia de ti, porque sabemos en nuestro corazón que nuestras circunstancias y nuestro futuro están tocados por tus manos.

Isaías 55:8 nos recuerda que nuestros pensamientos no son tus pensamientos, y que nuestros caminos no son tus caminos. Cuando nos cuesta ver con claridad y tomar decisiones, no estamos solos y esa paz interior es algo que sólo tú puedes proporcionarnos.

Así que hoy, Señor, decimos de nuevo con determinación, incluso con urgencia, que elegimos creer en ti. Sabemos que a menudo es en los momentos más difíciles cuando más actúas. Gracias por ser el que nos da la fuerza para ayudarnos mutuamente y para ver con claridad las opciones a las que nos enfrentamos. Cuando escrutamos nuestros horizontes personales, sabemos que también debemos buscar en ti el poder y la posibilidad de nuestro futuro.

Por favor, haz que se cumpla todo lo que nos has encomendado hacer en las próximas semanas. Danos un corazón sabio para escuchar tu voz; y luego haz que nuestros pasos sean firmes. Por favor, haznos fuertes a través de tu favor y tu gracia.

Oración para dejar de preocuparse

Por supuesto, hay distintos tipos de ira. En la Biblia vemos casos de ira justa; es el tipo de ira que nos impulsa a actuar positivamente. Pero cuando la Biblia habla de la ira, se refiere sobre todo a la que nos lleva a actuar de forma equivocada.

  Oración para que me llamen de un trabajo que quiero

Este tipo de ira egoísta nubla nuestra perspectiva de Dios. Dejamos de confiar en Él y cedemos a la tentación de la ira. Esto es algo que puede hacernos sentir bien al principio, pero que a la larga consigue muy poco. De hecho, a menudo podemos hacer cosas con rabia de las que luego nos arrepentimos, como la violencia, la reacción exagerada o las palabras mal elegidas. Y como todo pecado, desvía nuestra atención de Dios y de Su bondad.

Afortunadamente, la gracia de Dios es suficiente y siempre podemos volver a Él en oración. A continuación hemos reunido algunas oraciones para diferentes tipos de ira, que puedes utilizar para volver a centrar tu corazón y tu alma cuando descubras que la ira ha tomado el control.

Cuando mi enojo proviene de no poder controlar una mala situación, dame Tu paz. Ayúdame a concentrarme en las cosas que puedo controlar, como las tareas de mi escritorio y los quehaceres del día. Tengo el poder para hacerlas bien y encomendarlas a Ti como adoración. Ayúdame a concentrarme en estas cosas.

Oración para el exceso de pensamientos en una relación

La oración puede ayudarnos a ver el panorama general y a sentirnos reconfortados por el amor de Dios cuando las cosas no van como queremos. Si necesitas consuelo, ayuda u orientación, estás preocupado o sufres una pérdida, o te enfrentas a la incertidumbre, estas oraciones te ayudarán. Esperamos que te resulten alentadoras.

  Oración a San José para conseguir la casa de tus sueños en alquiler: ¡Descubre cómo atraer la vivienda perfecta con esta poderosa plegaria!

Ayúdame a no temer el futuro, sino a confiar con valentía en que Tú tienes el control cuando mis emociones me hunden y cuando estoy desesperado. Y cuando no pueda hablar y no sepa qué decir, ayúdame a “Callar y saber que Tú eres Dios”.

No te entiendo, ni siquiera sé si creo en ti, pero este es mi grito a ti, quienquiera que seas, me imagino que si eres tan grande como la gente dice que eres, no te vas a ofender si hago las cosas mal.

Dios, ayúdame a confiarte mis decisiones y mi futuro. Permíteme apoyarme en ti con todo mi corazón en lugar de confiar en mi propia comprensión imperfecta. Dame una guía clara en mi vida. Te pido ayuda para dirigir mi camino. Dame la confianza de que tu dirección es siempre el mejor camino a seguir. En el nombre de Jesús, Amén.

Oración para la ansiedad, la preocupación y el miedo

Cuando escuchas, escuchas la voz de un amigo de confianza y Padre celestial. Cuando hablas, hablas libremente, sin miedo a ser malinterpretado o avergonzado. Eso no se consigue en ningún otro sitio. A veces, otras personas, incluso las que nos quieren mucho, pueden malinterpretarnos o dejarnos frustrados, pero Dios nos conoce por completo. La oración nos trae esperanza, haciendo de cada oración una oración de fortaleza.

Ése es el tipo de conexión que podemos tener con Dios. Claro que podemos acudir a Él cuando necesitamos algo. Pero no sólo rezamos entonces. La oración es una conversación continua con Dios. Una conversación que no siempre cambia tus circunstancias, pero que siempre te cambia a ti.

  Oración de despedida a un difunto: Encuentra consuelo y paz en estas hermosas palabras de despedida

No sólo desarrollamos nuestra relación e intimidad con Dios, sino que también compartimos nuestras necesidades con Él. Necesitamos sabiduría. Necesitamos orientación. Necesitamos consuelo. Necesitamos conexión con Dios y con los demás. Necesitamos la victoria sobre el pecado. Necesitamos gracia, gracia que nos ayude en tiempos de necesidad. Buenas noticias. Se nos anima a acercarnos con denuedo al trono de la gracia -a orar con denuedo ante Dios- “para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro”. Hebreos 4:16 NVI.