Salmo de sanidad para los enfermos

Comentarios

Meg escribe sobre la vida cotidiana dentro del amor de Cristo como escritora independiente, bloguera en Sunny&80, y autora de “Friends with Everyone, Friendship within the Love of Christ”, “Surface, Unlocking the Gift of Sensitivity”, y “Glory Up, The Everyday Pursuit of Praise”, y “Home, Finding Our Identity in Christ”. Obtuvo un título en Marketing/RRPP en la Universidad de Ashland, pero abandonó el mundo de los negocios para quedarse en casa y criar a sus dos hijas… lo que la llevó a perseguir su pasión por escribir. Siempre activa en su comunidad y en su iglesia local, Meg también dirige estudios bíblicos para mujeres y chicas adolescentes.

Salmo 30

Hay momentos de nuestra vida que parecen definidos por el dolor y la tristeza. Mientras lidiamos con el dolor y la pérdida, anhelamos algún tipo de consuelo, alguna seguridad de que el sufrimiento no es permanente y de que hay motivos para la esperanza. En esos momentos, la evocadora poesía de los Salmos para sanar sirve de bálsamo para el alma y el buen espíritu. El libro de los Salmos nos revela el carácter de Dios y sirve de inspiración para nuestras propias oraciones a nuestro Creador.

Le ofrecemos esta lista de salmos centrados en la sanación y la restauración. Esperamos que estos versículos bíblicos sagrados le traigan paz, dondequiera que se encuentre en su viaje. Reflexione sobre ellos usted mismo, o envíelos a un amigo o ser querido que pueda beneficiarse del aliento de las Escrituras.

  Oración para dejar de llover

El libro de los Salmos se centra en dar gloria a Dios y explorar cómo se responde a las colinas y valles de la vida a través de la fe. Los salmos para la sanación que consideraremos aquí exploran en profundidad esos valles. A través de este libro, se nos invita a seguir fijando nuestros ojos en Dios, incluso y especialmente en nuestros momentos más oscuros.

Salmo 18

El Libro de los Salmos contiene palabras hermosas, edificantes y fortalecedoras para leer, meditar y orar. Los Salmos son conocidos en todo el mundo por su poder divino, especialmente en tiempos de gran presión y cuando se necesita sanación. Si usted sufre de un corazón roto o atribulado, ansiedad, depresión, enfermedad, pecado, pérdida u otras batallas físicas o espirituales, este Libro de la Biblia divinamente inspirado le ofrecerá mucho consuelo y fortaleza.

A continuación encontrará los 19 salmos más poderosos para la sanación. Léalos despacio y ore por ellos, prestando mucha atención a los versículos en los que Dios le habla más fuerte. Él sabe por lo que estás pasando hoy y está contigo en oración. Considera este artículo como una llamada divina a pasar un tiempo muy necesario con tu Padre Celestial, el Único capaz de sanarte y librarte de todo lo que te aflige. A través de tu fe, Él lo hará.

  Oración para ayudar a un enfermo en agonía

“Hijo Mío, presta atención a lo que digo. Escucha atentamente Mis Palabras. No las pierdas de vista. Que penetren profundamente en tu corazón, porque dan vida a quien las encuentra, y curación a todo su cuerpo” Proverbios 4:20-22.

Oración de curación del Salmo 91

Isaías 53:4-5, Mateo 8:17 y 1 Pedro 2:24 nos dicen que Jesús, en la Cruz, soportó nuestras enfermedades y cargó con nuestros dolores para quitárnoslos de encima y ‘por Sus llagas hemos sido sanados’. Sabemos que Jesús ha comprado la curación completa para cada individuo tanto como Él ha proporcionado el perdón para cada pecado.

Si escuchas atentamente a Yahveh tu Dios y haces lo que es recto a sus ojos, si prestas atención a sus mandatos y cumples todos sus decretos, no traeré sobre ti ninguna de las enfermedades que traje sobre los egipcios, porque yo soy Yahveh, que te curo.

No permitas que se aparten de tus ojos; guárdalos en medio de tu corazón; porque son vida para quienes los encuentran, y salud para toda su carne. Guarda tu corazón con toda diligencia, porque de él brotan las cuestiones de la vida.

  Oraciones para ganar indulgencias plenarias

¿Está alguno enfermo entre vosotros? Que llame a los ancianos de la iglesia y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor. Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo resucitará. Y si ha cometido pecados, le serán perdonados.