Salmos de sanidad para los enfermos

Salmo para la curación y la fuerza

Dios ve nuestra aflicción. Dios es misericordioso y compasivo. Él conoce nuestras necesidades, incluso antes de que podamos expresarlas.Dios cura nuestra enfermedad, aliviando el dolor de nuestro cuerpo. Nos da paz cuando estamos ansiosos, y calma nuestros temores cuando nos sentimos débiles. Cuando confesamos nuestros pecados, Dios nos perdona y restaura nuestra alma. Incluso en el sufrimiento, Dios actúa, preparándonos para la gloria del cielo. Podemos confiar en que Dios nos cuidará si ponemos nuestra esperanza en sus promesas. Acude a Dios en tus momentos de necesidad, porque Él da descanso al cansado y restaura nuestra alma.

Salmo 41:1-3Bendito el que tiene en cuenta al pobre. En el día de la angustia el Señor lo libra; el Señor lo protege y lo mantiene con vida; es llamado bienaventurado en la tierra; no lo entregas a la voluntad de sus enemigos. El Señor lo sostiene en su lecho de enfermo; en su enfermedad le devuelves la salud.Proverbios 4:20-22Hijo mío, está atento a mis palabras; inclina tu oído a mis dichos. No las pierdas de vista; guárdalas en tu corazón. Porque son vida para los que las encuentran, y curación para toda su carne.Salmo 146:8El Señor abre los ojos de los ciegos. El Señor levanta a los que están postrados; el Señor ama a los justos.

Salmo 6

Hay momentos de nuestra vida que parecen definidos por el dolor y la tristeza. Mientras lidiamos con el dolor y la pérdida, anhelamos algún tipo de consuelo, alguna seguridad de que el sufrimiento no es permanente y de que hay motivos para la esperanza. En esos momentos, la evocadora poesía de los Salmos para sanar sirve de bálsamo para el alma y el buen espíritu. El libro de los Salmos nos revela el carácter de Dios y sirve de inspiración para nuestras propias oraciones a nuestro Creador.

  Oraciones bahai para difuntos

Le ofrecemos esta lista de salmos centrados en la sanación y la restauración. Esperamos que estos versículos bíblicos sagrados le traigan paz, dondequiera que se encuentre en su viaje. Reflexione sobre ellos usted mismo, o envíelos a un amigo o ser querido que pueda beneficiarse del aliento de las Escrituras.

El libro de los Salmos se centra en dar gloria a Dios y explorar cómo se responde a las colinas y valles de la vida a través de la fe. Los salmos para la sanación que consideraremos aquí exploran en profundidad esos valles. A través de este libro, se nos invita a seguir fijando nuestros ojos en Dios, incluso y especialmente en nuestros momentos más oscuros.

Salmo 30

Versículos bíblicos del libro de los Salmos para sostenernos, fortalecernos y consolarnos en tiempos de tristeza y sufrimiento físico o espiritual. Después de los versículos de los Salmos hay otros 10 versículos bíblicos inspiradores sobre sanación de otros libros de la Biblia.

2 Corintios 12:9-10 Y me dijo: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. De buena gana, pues, me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. Por tanto, me complazco en las flaquezas, en las afrentas, en las necesidades, en las persecuciones, en las angustias por amor de Cristo; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

  La palabra de dios oración para dormir letra

Proverbios 4:20-22 Hijo mío, presta atención a lo que te digo. Escucha atentamente mis palabras. No las pierdas de vista. Deja que penetren profundamente en tu corazón, pues dan vida a quien las encuentra, y curación a todo su cuerpo.

Salmos para los enfermos y moribundos

Muchos de nosotros, a medida que avanzamos en enero, pensamos en mantenernos sanos cuidando lo que comemos y yendo al gimnasio. Pero la realidad del invierno nos plantea algunos problemas de salud, ya que enfermedades contagiosas como los resfriados y la gripe hacen su ronda anual. Cuando enfermamos en los meses de invierno, los días más oscuros y el tiempo más frío pueden agravar la experiencia.

Ya se trate de una enfermedad aguda, como la gripe, o de una enfermedad crónica con la que se lucha todo el año, puede ser difícil encontrar consuelo para el alma cuando el cuerpo se siente tan mal. Afortunadamente, la Biblia ofrece una gran cantidad de estímulos para esos momentos. Si alguna vez has leído el Libro de los Salmos, sabrás que estas antiguas oraciones de alabanza (y a veces incluso de ira o desesperación) resuenan a un nivel profundo incluso hoy en día. Aunque es posible que hayas leído los salmos en medio de otras pruebas en el pasado, tal vez ha llegado el momento de echar un nuevo vistazo a cómo pueden servir de fuente de esperanza y consuelo para la enfermedad. He aquí cinco salmos a los que recurrir cuando se está enfermo.

  Oración ángel de mi guarda para adultos