Señor mío jesucristo oración para el rosario

Oraciones del rosario pdf

Salve Reina Santa, Madre de misericordia, salve, nuestra vida, nuestra dulzura y nuestra esperanza. A ti clamamos, pobres hijos desterrados de Eva. A ti elevamos nuestros suspiros, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Vuelve, pues, clementísima Abogada, tus ojos de misericordia hacia nosotros, y después de este nuestro destierro, muéstranos el fruto bendito de tu vientre, Jesús. ¡Oh clemente, oh amorosa, oh dulce Virgen María!

Oh Dios, cuyo Hijo unigénito, con su vida, muerte y resurrección, nos ha comprado la recompensa de la vida eterna. Concédenos, te suplicamos, que meditando estos misterios del santísimo Rosario de la Bienaventurada Virgen María, imitemos lo que contienen y obtengamos lo que prometen, por el mismo Cristo nuestro Señor. Amén.

Recemos la oración después del rosario

El Rosario es una oración basada en las Escrituras. Comienza con el Credo de los Apóstoles, que resume los grandes misterios de la fe católica. El Padrenuestro, que introduce cada misterio, procede de los Evangelios. La primera parte del Ave María son las palabras del ángel anunciando el nacimiento de Cristo y el saludo de Isabel a María. San Pío V añadió oficialmente la segunda parte del Ave María. Los misterios del Rosario se centran en los acontecimientos de la vida de Cristo. Hay cuatro grupos de misterios: Gozosos, Dolorosos, Gloriosos y -añadidos por San Juan Pablo II en 2002- los Luminosos.

  Oración para dar gracias a dios y pedir un milagro

La repetición del Rosario está pensada para conducirnos a una oración reposada y contemplativa relacionada con cada Misterio. La suave repetición de las palabras nos ayuda a entrar en el silencio de nuestro corazón, donde habita el espíritu de Cristo. El Rosario puede rezarse en privado o en grupo.

“En el sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David, y el nombre de la virgen era María.” – Lucas 1:26-27

Oración del rosario del Ave María

El Rosario es una oración basada en las Escrituras. Comienza con el Credo de los Apóstoles, que resume los grandes misterios de la fe católica. El Padre Nuestro, que introduce cada misterio, procede de los Evangelios. La primera parte del Ave María son las palabras del ángel anunciando el nacimiento de Cristo y el saludo de Isabel a María. San Pío V añadió oficialmente la segunda parte del Ave María. Los misterios del Rosario se centran en los acontecimientos de la vida de Cristo. Hay cuatro grupos de misterios: Gozosos, Dolorosos, Gloriosos y -añadidos por San Juan Pablo II en 2002- los Luminosos.

La repetición del Rosario está pensada para conducirnos a una oración reposada y contemplativa relacionada con cada Misterio. La suave repetición de las palabras nos ayuda a entrar en el silencio de nuestro corazón, donde habita el espíritu de Cristo. El Rosario puede rezarse en privado o en grupo.

  Cuál es la oración de san miguel arcángel

“En el sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David, y el nombre de la virgen era María.” – Lucas 1:26-27

Rezo del rosario en español

Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu Reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; y perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal. Amén.

Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la hora del conflicto, sé nuestro salvaguardia contra la maldad y las asechanzas del demonio. Que Dios lo detenga, te lo pedimos humildemente, y tú, oh Príncipe de las huestes celestiales, con el poder de Dios, haz descender a Satanás a los infiernos y con él a todos los espíritus malignos que vagan por el mundo buscando la ruina de las almas.

  ¿Cómo se llama el que llama a la oración musulmana?